Viernes, 06 de Diciembre de 2019

¿Se puede gerenciar la crisis?

ColombiaEl Tiempo, Colombia 6 de diciembre de 2019

Miguel Gómez Martínez
G ana espacio entre los especialistas económicos la percepción de que estamos entrando en un período de crisis

Miguel Gómez Martínez
G ana espacio entre los especialistas económicos la percepción de que estamos entrando en un período de crisis. Se apoyan en una sucesión de hechos diversos como las tensiones comerciales entre la China y los Estados Unidos, el Brexit, el riesgo de deflación, la destrucción de empleo por las nuevas tecnologías, el precio del petróleo, el enfriamiento del crecimiento de la China y en las principales economías o los efectos cada vez más fuertes del calentamiento global. Las economías de Argentina, Brasil, México, Venezuela y Ecuador pasan por momentos muy delicados. En el plano interno, a pesar del proceso de recuperación, preocupan temas como el desempleo y la débil dinámica exportadora. Para los que nos gusta la historia económica, si se produce, esta será entonces la recesión más anticipada. Por lo general estos fenómenos son mucho más sorpresivos y toman a los gobiernos y los ciudadanos sin preparación. A pesar de algunas señales inquietantes, nadie puede asegurar que vamos hacia una crisis. Tampoco es posible anticipar sus consecuencias ni sus efectos sobre la estructura económica. El que diga poseer esa información es, por definición, un charlatán. No sobra recordar que en la economía hay dinámicas permanentes y, como bien lo definió el economista austríaco Joseph Schumpeter, existe un fenómeno de "destrucción creativa" que muchos asocian erróneamente como una crisis. Pero si nadie puede pronosticar la recesión con certeza, es posible prepararse en caso de que se produzca un cambio en el entorno económico. Es responsabilidad de la alta gerencia analizar las vulnerabilidades de la empresa. Aún sin saber la magnitud o profundidad de la posible crisis, se pueden adoptar medidas preventivas que permitan mitigar los efectos en caso que la coyuntura se pueda deteriorar. Existen metodologías para analizar de forma sistémica las debilidades de una empresa y tomar decisiones que resulten salvadoras si las cosas empeoran. La calidad del análisis del entorno del negocio es fundamental. Cada empresa es un universo único y por lo tanto los factores que la protegen o exponen, en caso de una recesión, son muy diferentes. A algunas les golpeará la crisis con violencia y en otras el impacto puede ser tangencial. Las crisis no son iguales por países, regiones, sectores ni por tamaño de las empresas. Incluso existen empresas que son anticíclicas, lo que implica que los períodos difíciles resultan muy positivos para el negocio. No hay una recomendación estándar que le sirva a todas. También es necesario poder anticipar las medidas preventivas y correctivas que se van a poner en marcha cuando el ambiente económico se deteriore. Si el entorno cambia, no es el momento para estar pensado en las estrategias a seguir. Buena parte de este trabajo debe haberse realizado con anterioridad. Para utilizar un símil, uno no ensaya los procedimientos de emergencia en medio del siniestro. Eso es algo que debió realizarse previamente. La calidad del trabajo de reforzamiento es clave en la ‘sísmica empresarial’. La gerencia se desarrolla siempre en entornos de incertidumbre. Ningún modelo permite anticipar todas las circunstancias que una empresa deberá enfrentar. Pero tener actitud anticipativa es parte del éxito para sobrevivir a las crisis.
Asesor económico y empresarial. migomahu@gmail.com