Jueves, 14 de Noviembre de 2019

Leve aumento de viviendas vendidas alienta al sector

Puerto RicoEl Nuevo Dia, Puerto Rico 14 de noviembre de 2019

En la industria hipotecaria y de bienes raíces hay señales que inspiran optimismo y que instan a tomar acciones dirigidas a mejorar aun más, de acuerdo con Silvio López, quien regresó a la presidencia de la Asociación de Banqueros Hipotecarios de Puerto Rico (MBA, en inglés), luego de dos años fuera del puesto

En la industria hipotecaria y de bienes raíces hay señales que inspiran optimismo y que instan a tomar acciones dirigidas a mejorar aun más, de acuerdo con Silvio López, quien regresó a la presidencia de la Asociación de Banqueros Hipotecarios de Puerto Rico (MBA, en inglés), luego de dos años fuera del puesto.
"En el área de bienes raíces, aunque este año todavía estamos a niveles similares o tal vez un poco mejor que el año pasado, es importante que más del 80% de las transacciones hipotecarias son compraventas. En 2016 estábamos a 50%", expuso López, quien también es vicepresidente senior de Banco Popular. "Hemos visto en los últimos meses que se están vendiendo más propiedades nuevas y existentes. No es un incremento dramático, pero es un incremento".
Su apreciación coincide con datos de la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras (OCIF), que apuntan a que de enero a agosto de 2019 se vendieron 7,419 viviendas mediante hipotecas, un alza de 198 unidades respecto a las 7,221 que fueron vendidas en 2018. La cifra de este año también supera las de 2017, cuando se vendieron 7,174 residencias, y de 2016, cuando fueron vendidas 6,880 unidades.
El experto, quien tiene más de 30 años de experiencia en la banca hipotecaria, indicó que los bajos intereses y la estabilización de los valores de las propiedades -que han estado en picada durante más de una década de contracción económica- están detrás del alza en ventas de hogares. "Aunque todavía estamos por debajo de los valores de 2008 y 2016, cuando comparas los valores hoy con los pasados dos años, empezamos a ver que poco a poco se están recuperando", dijo.
Ese leve incremento en valores, indicó, puede deberse a que hay poco inventario de viviendas disponibles para la venta, en parte debido a la escasez de proyectos de nueva construcción, a consumidores buscando viviendas seguras después del paso del huracán María en 2017 y a que la moratoria que paralizó los procesos de ejecución hipotecaria tras el paso del ciclón provocó que entraran menos propiedades al inventario de unidades reposeídas de los bancos.
Las modestas señales de crecimiento que da la industria de bienes raíces tienen lugar luego de años de drástica reducción de actividad en el sector. "Ha sido una industria bien golpeada", expuso López. "En el 2005 se cerraron $11,200 millones en hipotecas, el año pasado se cerraron $1,700 millones, menos de un 15% de lo que se hacía. En 2005 había 11 bancos comerciales en Puerto Rico y 50 bancos hipotecarios. El año pasado teníamos seis bancos comerciales y 21 bancos hipotecarios, menos de la mitad".
Ahora que retoma la presidencia de la MBA, López tiene en mente identificar qué situaciones impiden o dificultan que más unidades residenciales se vendan y buscar soluciones. Una de esas situaciones tiene que ver con las dificultades que enfrentan los condominios al intentar conseguir la aprobación de la Administración Federal de Vivienda (FHA, por sus siglas en inglés), necesaria que se puedan comprar o refinanciar los apartamentos con préstamos FHA, que son los más utilizados en Puerto Rico.
Aunque la FHA emitió nuevas reglas que flexibilizan -a partir del 15 de octubre- algunos de los requisitos que exige a regímenes de propiedad horizontal, dejó en pie exigencias que aun son difíciles de cumplir para muchos complejos de vivienda en Puerto Rico, como que el condominio tenga el equivalente al 10% de su presupuesto anual en una cuenta de reserva y que no más del 15% de los apartamentos tengan atrasos de 60 días o más en el pago de cuotas de mantenimiento.
"Parte de lidiar con esto es orientar a las juntas de condóminos sobre qué pueden hacer para que sus condominios cumplan. Si yo viviera en un condominio, yo quisiera que estuviera aprobado por FHA porque si necesito vender la propiedad, se me va a hacer mucho más fácil", expuso López.
Agregó que la MBA también se propone desarrollar iniciativas de educación a los consumidores en temas relacionados con hipotecas, mitigación de pérdidas y procesos de ejecución.