Jueves, 14 de Noviembre de 2019

Winky Wright aún atesora su pelea con Tito Trinidad

Puerto RicoEl Nuevo Dia, Puerto Rico 14 de noviembre de 2019

RÍO GRANDE

RÍO GRANDE. - El próximo 14 de mayo de 2020, se cumplirán 15 años de la victoria de Ronald "Winky" Wright sobre Félix "Tito" Trinidad, lo que fue el segundo revés del excampeón mundial puertorriqueño en su exitosa carrera, y un resultado que lo llevó a retirarse por segunda vez.
Wright sorprendió a la casa de las apuestas en Las Vegas al dominar al "Ídolo de Cupey Alto" con un preciso jab que le dio el triunfo por decisión unánime en el MGM Grand en la denominada Ciudad del Pecado.
Casi 15 años después, Wright recuerda la pelea como uno de los mejores momentos en su carrera profesional, terminada con marca 51-6-1 y 25 nocauts, más dos títulos mundiales en los pesos medianos.
"Fue una gran pelea para mí", expresó Wright, de 47 años, a El Nuevo Día durante su visita a la isla para participar del torneo benéfico de golf de celebridades, The Rain & Rose Fund en el St. Regis Bahía Beach Resort.
"Peleé con uno de los legendarios peleadores de mi tiempo. Tuve que hacer lo que tuve que hacer para ganar. Tito es un gran peleador. Un amigo. Era una pelea que tenía que ganar. No podía tomármela a la ligera porque su poder era de derribarte con solo un golpe y acababa la pelea", agregó.
Los jueces del combate favorecieron ampliamente a Wright 119-108, 120-107 y 119-108 en una cartelera que atrajo más de 15,000 espectadores y generó $25.5 millones en 510,000 compras por el sistema de Pague-Por-Ver.
Venía de derrotar dos veces a otra estrella
Wright llegó a la pelea luego de vencer dos veces corridas en 2004 a Shane Mosley, otra estrella de la década pasada, para unificar los títulos de peso mediano del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y la Asociación Mundial Boxeo (AMB). Tras vencer a Trinidad, el zurdo de Washington D.C. vio su buen momento irse en picada con un empate frente a Jermain Taylor en 2006, más tres derrotas al hilo contra Bernard Hopkins (primer verdugo de Trinidad), Paul Williams y Peter Quillin en 2012, año que colgó los guantes.
Trinidad (42-3, 35 KO), por su parte, tuvo un receso hasta 2008, año que perdió por decisión unánime ante Roy Jones Jr. en Nueva York para retirarse de manera definitiva.
Años después, Wright atesora la amistad con Trinidad, ambos miembros del Salón Internacional de la Fama de Boxeo en Canastota, y resaltó el respeto que hubo durante la promoción de la pelea.
"Somos amigos a pesar de que yo no hablo español y él no habla inglés. Un amigo en común nos traducía cuando venía a verlo a él y su familia. Pero, no he estado acá hace tiempo y el amigo murió, el que hablaba español por mí. Lo vi hace cuatro años. Siempre es bueno verlo. Lo quiero. Esto es boxeo, es nuestro trabajo. Alguien tiene que ganar y alguien tiene que perder. No hay sentimientos encontrados", rememoró.
Sabía que no era el favorito ante el boricua
"La promoción fue buena, fue divertida. Todo el mundo lo apoyaba con "Tito, Tito, Tito" pero siempre hubo respeto. Aquí lo aman, es el rey. Esperaba no ser el favorito. Cuando peleamos, hubo respeto. Fue mano a mano y que ganara el mejor hombre, que fui yo", añadió.
Wright espera tener un reencuentro con Tito Trinidad en par de semanas cuando se celebre la convención de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) en la isla.
"Ojalá lo pueda ver. Le voy a decir que nos vayamos a jugar golf", finalizó diciendo.