Sábado, 19 de Septiembre de 2020

La alerta ecológica y medioambiental en la obra de Fernando Casasempere

ChileEl Mercurio, Chile 19 de septiembre de 2020

El artista presenta en Casa América de Madrid la exposición "Terra", en la que a través de cuatro instalaciones interpela al visitante sobre la catástrofe climática actual.

Como un visionario, Fernando Casasempere lleva casi tres décadas vinculado a los temas de la ecología y del cuidado de nuestro planeta. No solo como un discurso intelectual, sino también en la materialidad de su trabajo. Desde que inició su carrera tomó la decisión de trabajar la arcilla y la cerámica, porque las considera los materiales más propios de las culturas americanas, donde lograron creaciones de alto nivel. Es su tributo a su tierra, ya que desde hace más de 20 años que el artista vive en Londres.
"El material tiene una riqueza impresionante", señala desde Madrid, donde el miércoles abrió la muestra "Terra" en Casa América (Plaza de la Cibeles), hasta el 28 de marzo. Es su segunda presentación en la capital española, ciudad con la que se sentía en deuda artística. El año pasado estuvo con una muestra en la galería de Elena Ochoa y Norman Foster, Ivorypress. De ahí surgió esta nueva opción, para la cual preparó material nuevo.
Expone allí cuatro instalaciones hechas, por cierto, con arcilla y cerámica, en donde estos elementos toman diferentes texturas, colores y formas -el artista se ha dedicado a investigar sobre esto desde sus inicios- para dar cuenta de conceptos e ideas en torno al medio ambiente.
"Un artista pone el tema, pero no puede hacer mucho más", señala Casasempere. Apunta que la labor científica y gubernamental es una vía de solución, pero luego está el aporte personal. Y es allí donde su trabajo invita a la reflexión. De hecho, en la sala dispuso bancas para que el público, tras ver su obra, se pudiera sentar a reflexionar sobre su actuar personal ante el planeta.
"Estamos viendo que la Tierra está reaccionando a nuestro accionar. Esto se acrecentó hace 5 o 6 años", comenta. "El mar está lleno de plástico, en unos años habrá más microplásticos que peces; los incendios en Australia han sido devastadores; la sequía en Chile es un fenómeno sin precedentes", enumera. Y señala que aquello que parecía lejano, hoy son situaciones que estamos viviendo.
Cuatro aproximaciones
Ubicadas en diferentes salas, las instalaciones miran el fenómeno ecológico desde distintos puntos de vista. En "Diáspora" se disponen 130 cuencos en el suelo, que son en realidad morteros, un utensilio que -de acuerdo al artista- toda civilización ha tenido y que acá representa a la cultura maya. Ellos destruyeron su medio ambiente y debieron migrar; un recuerdo del pasado que nos indica a qué podemos llegar.
"Los libros de la geología" ofrece libros de arcilla, abiertos, que parecen viejos y raídos, sobre mesas. El libro es un símbolo de la memoria, "lo terrible sería tener que mostrar nuestro planeta a través de libros, en vez de vivirlo", explica el artista. En esta sala también está una bola hecha con piezas de cerámica, blancas e irregulares, que representa nuestro futuro.
En otra sala hay un montículo de tierra clavada con piezas irregulares de porcelana blanca, imagen de la tierra cuando está lista para ser sembrada. "Esto tiene que ver con la agricultura. Acá trato de decir que si tratamos al planeta como lo estamos haciendo, lo estamos sobreexplotando", comenta.
La última instalación son esculturas formadas con cubículos de arcilla, que semejan piedras blancas, quebradas o semidestruidas, una demostración de la versatilidad del material que trabaja Fernando Casasempere.