Miércoles, 08 de Abril de 2020

Coronavirus: Más países extienden sus cuarentenas para luchar contra la pandemia

ArgentinaLa Nación, Argentina 8 de abril de 2020

Después de sufrir la semana más dura en número de decesos, las naciones europeas decidieron plegarse a los pedidos de la Organización Mundial de la Salud, que alertó de manera dramática sobre la aceleración de los contagios

PARÍS.- En plena hecatombe sanitaria provocada por el Covid-19, la mayoría de los países europeos que instauraron estrictos confinamientos, decidieron en las últimas horas no solo endurecerlos, sino prolongarlos. Los gobiernos responden así al llamado de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que advirtió ayer que el avance de la pandemia "se acelera".
"Fueron necesarios 67 días desde el primer caso para alcanzar los 100.000 contaminados; 11 días para los segundos 100.000, y solo cuatro días para los 100.000 subsiguientes", dijo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.
Tras conminar a todos los responsables del planeta a hacer esfuerzos para "cambiar la trayectoria" del virus, que ya hizo víctimas en "casi todos los países", el doctor Tedros recordó las cifras. Hasta anoche, había más de 375.000 casos de contaminación declarados y más de 16.411 muertos.
Sumergidos por un número insoportable de muertos, los gobiernos de Italia (6077 decesos) y España (2207) decidieron hace dos días prolongar y endurecer sus medidas de confinamiento. Dispuesto a hacer lo mismo, el presidente francés Emmanuel Macron esperaba anoche el informe de la Comisión Científica Consultativa, que lo aconseja desde el comienzo de la crisis, para anunciar la prolongación hasta el 15 de abril de las medidas de restricción que rigen en el país, en principio, hasta fin de mes.
Después de vivir la peor semana en número de decesos desde que comenzó la crisis, Italia endureció sensiblemente esta semana las medidas de confinamiento, decretando el cierre de "todas las actividades de producción" no estratégicas del país. El jefe del gobierno, Giuseppe Conte, también anunció que la extensión del período de reclusión "más allá del 3 de abril" original.
"Los días más difíciles se aproximan y pondrán a prueba nuestra capacidad de resistencia, material y moral", advirtió el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, el domingo. Ayer, cuando el país registraba más de 33.000 casos confirmados de Covid-19 y más de 2000 muertos, el dirigente socialista anunció, sin sorpresas, que el estado de alerta decretado hace una semana será prolongado por 15 días, hasta el 11 de abril. La medida, que será sometida hoy al gabinete, debe ser autorizada por el Parlamento.
Con más o menos rigor, desde los países escandinavos hasta los Balcanes, todos los países europeos han tomado las mismas medidas, conscientes de que deberán sin duda prolongarlas más allá de lo anunciado inicialmente. Lo harán sin duda en forma gradual a fin de evitar el pánico y hasta la rebelión de grandes sectores de la población.
Después de días de tergiversación y resistencia, el primer ministro británico, Boris Johnson, anunció anoche el confinamiento de toda la población, consciente de que no hay otra forma de detener la propagación del virus, que ya provocó en su país 6724 contaminados y 335 muertos.
"Desde esta noche los británicos deben permanecer en sus casas, excepto cuando tengan que comprar artículos de primera necesidad, hacer algo de actividad física, y por razones de salud o laborales", dijo Johnson. "Aquellos que no cumplan, serán obligados por la policía", advirtió.
En Noruega, tras 2547 casos y 10 muertos, la primera ministra Erna Solberg prácticamente selló el país. Cerró aeropuertos, puertos y fronteras, y puso en la calle al ejército para hacer respetar esas medidas. En Macedonia del norte, el ministro de Salud Pública, Venko Filipce, decretó el cierre de todos los bares y restaurants, autorizando únicamente los servicios de delivery.
A partir de ayer, Grecia también se sumió en el aislamiento general. "Todas las medidas necesarias serán tomadas a fin de aplicar la prohibición de todo movimiento inútil en el país", indicó el primer ministro Kyriakos Mitsotakis. Uno de los países menos castigados por la pandemia, Grecia registró hasta ahora 530 casos de coronavirus y 13 muertos.
Incluso Alemania, observada con mucha atención por el escaso número de muertos en relación al elevado número de contaminaciones (29.056 casos y 118 decesos), decidió anteayer endurecer las medidas de restricción. La canciller Angela Merkel, que entró en cuarentena después que su médico diera positivo a un test de control, anunció que todas las reuniones de más de dos personas están prohibidas hasta nuevo aviso.
Según los expertos, cesar todas las actividades no esenciales y los desplazamientos por tiempo indeterminado es la única forma de detener el avance de la pandemia. Pero los efectos seguramente se harán esperar al menos por 15 días.
Tanto científicos como responsables políticos esperan que, para entonces, los ensayos clínicos en curso sobre varias moléculas hayan dado sus resultados, y que barbijos, tests de detección y respiradores estén por fin disponibles para entonces.
"Necesitamos ganar tiempo", repiten una y otra vez.