Jueves, 02 de Abril de 2020

Kevin Lewis, de mirar a Forlán por televisión en Cebollatí a tenerlo de técnico en Peñarol

UruguayEl Pais, Uruguay 2 de abril de 2020


Desde que se conocieron los primeros casos de coronavirus en Uruguay y los equipos de fútbol ingresaron en cuarentena voluntaria para frenar la expansión del virus, Kevin Lewis armó una mochila y se fue a Cebollatí , su pueblo natal


Desde que se conocieron los primeros casos de coronavirus en Uruguay y los equipos de fútbol ingresaron en cuarentena voluntaria para frenar la expansión del virus, Kevin Lewis armó una mochila y se fue a Cebollatí , su pueblo natal.
No fue un capricho. Fue una necesidad. La necesidad de estar cerca de su familia: "Cuando apareció todo esto y ni bien nos liberaron desde Peñarol y nos mandaron para casa con el objetivo de prevenir, agarré mis cosas y me vine al pueblo para estar con mi familia. Mi madre es asmática y tiene alergias. Es un viaje. Pero queríamos estar todos juntos para cuidarnos entre nosotros. No me quería quedar en Montevideo porque si pasa algo y después no podía venir, me da algo", le contó Kevin a Ovación desde Cebollatí , departamento de Rocha .
Y si bien su madre es población de riesgo por las patologías antes mencionadas, en su familia están cumpliendo a rajatabla las recomendaciones del Ministerio de Salud Pública , sobre todo porque Kevin sale a entrenar para no perder forma física.
"Me vine para acá y los profes nos mandan rutinas y nos dieron materiales para trabajar. Por suerte pude hablar con la Junta Departamental y lograr un permiso para entrenar en el estadio yo solo, sin contacto con otra gente", dijo.
El volante de 21 años lleva adelante sus rutinas diarias en el Estadio Jaime Sarralta pero cuando regresa a su casa, hay barrera sanitaria: "Mi hermana me rocía por todos lados alcohol en gel. Estamos todos con una psicosis media rara, pero tenemos que cuidarnos, no hay otra. Todo el mundo anda asustado por esta situación y por suerte acá en el departamento por ahora hay un solo caso, pero esto parece un pueblo fantasma".
"Es un momento complicado, sobre todo para los mayores y yo pienso en mi madre, pero también pienso en todo el mundo que tiene que quedarse en su casa, que no puede salir, que no puede ir a trabajar. Llega un momento que en mi caso camino por las paredes. Los deportistas que tenemos un poco más de energía para gastar, estamos como un poco vacíos aunque seguimos entrenando", remarcó.
Y más allá de la situación, Kevin Lewis sabe que a pesar de tomar medidas cautelares, no puede dejar de entrenar ya que este parate le cayó en un momento clave: venía siendo titular en Peñarol y ganándose la confianza de Diego Forlán .
"Entrenar en el estadio me permite tener un espacio al aire libre pero no es lo mismo. Es un momento duro pero tenemos que ser conscientes de que nosotros dependemos del físico no podemos aflojar nunca", explicó.
Y por ahora, los problemas de la cuarentena son esos para el futbolista aurinegro , ya que por el resto "no se sufre". Es un pibe tranquilo, de familia y perfil bajo: " No me gusta andar en la calle y menos ahora que está toda esta situación. Por ahí me junto a tomar mate con algún amigo, voy a la casa o vienen a la mía. Yo trato de no exponerme demasiado, no me gusta para nada eso. No soy de salir de noche tampoco ", aclaró.
El sábado 7 de marzo en el empate 1-1 con Danubio en el Campeón del Siglo , Kevin Lewis debutó como titular en el primer equipo de Peñarol . Si bien en la temporada 2018 ya había tenido minutos, nunca fueron desde el inicio.
"Fue todo muy raro y rápido a la vez porque de cara al partido en Brasil contra Athletico Paranaense yo iba a viajar, pero tuve una contractura y no pude hacerlo. Ahí dije, ta, no entro ni entre los 22 para el próximo con Danubio . Pero el jueves antes de ese partido hice el táctico y después Diego me dijo que era titular. Jugué y a los pocos días se vino Jorge Wilstermann y también fui titular. Imaginate, de no estar ni entre los convocados para viajar por una lesión, pasé a ser titular y jugar dos partidos seguidos. El fútbol es así de dinámico y no sabés lo que te puede pasar de un día a otro", contó Kevin , agregando que "tuve la suerte de tener esta oportunidad y aprovecharla. Ahora se vino todo esto del coronavirus pero ya sabíamos que podía pasar. Yo hoy trato de entrenar y cumplir con lo que me piden para que cuando regresemos a entrenar y jugar esté de la mejor manera para seguir aportando mi granito de arena en el equipo".
Cuando Diego Forlán brillaba en la Selección uruguaya , Kevin Lewis era uno de los tantos fanáticos que disfrutaba de esa generación, pero sin saber ni imaginarse lo que iba a pasar 10 años después.
"Es algo increíble y hasta el día de hoy lo sigue siendo. De mirar los partidos de Sudáfrica 2010 en la escuela junto a mis compañeros a tenerlo como entrenador es un sueño y a la vez un orgullo", contó el futbolista, que dio detalles acerca de lo que esperaba y de lo que realmente encontró en " Cachavacha ": "Yo lo imaginaba como más reservado, pero nada que ver. Es re didáctico con todos nosotros, nos habla mucho, nos enseña y nos inculca hábitos que no son solo deportivos. Tanto Diego como Manuel Ojalvo están siempre pendientes de que después del entrenamiento tengamos un rato más, tirando centros, pateando de media distancia. Y es algo que al principio yo miraba dos veces porque no podía creer que me lo estuviera diciendo Forlán . Yo llego a mi casa y todos me preguntan ‘¿y? ¿Qué tal Diego? ¿Cómo es?’. Es como que todos están pendientes. Es lo que genera él por haber sido una figura y por ser ahora su primera experiencia como entrenador. Eso nos motiva mucho a todos".
Se inició en Los Alpes del Chuy en baby fútbol porque en su Cebollatí natal no había clubes. Luego pasó a San Vicente y Robert Lima , en un amistoso frente a Peñarol, lo vio y recomendó su fichaje.
Hoy, Kevin Lewis ya cumplió el sueño del pibe: jugar en el primero de Peñarol y ser dirigido por Diego Forlán . Ahora va por más. Quiere afianzarse en el equipo y seguir mejorando.
Si bien ya lo teníamos tras varios partidos amistosos que hicimos con Peñarol jugando contra San Vicente del Chuy, siempre nos pareció interesante poner el ojo sobre Kevin Lewis.> Desde la primera vez que lo vimos notamos buenas condiciones físicas, pero sobre todo, técnicas: manejo de pelota, sentido de ubicación en la cancha y el remate de media distancia fueron aspectos que sobresalían.> Pasaron los meses y le dijimos a la gente de San Vicente que nuestra intención era hacer algunos amistosos más contra ellos y Kevin siguió demostrando todo eso que observábamos, por eso decidimos ficharlo en 2015 para que se viniera a Montevideo.> Cuando un jugador llega del interior a la capital cambian muchas cosas, no solo las deportivas, y Kevin se adaptó notable porque también hubo un cambio físico ya que de entrenar dos o tres veces por semana, pasó a hacerlo todos los días.> Entiende muy bien el juego, es un futbolista que puede jugar en cualquier puesto de la zona de volantes (doble cinco, interno, externo y enganche) y también como lateral. > Diego (Forlán) le está dando la chance y no la está desaprovechando. Si bien lo noté algo nervioso en el partido contra Danubio, es algo normal porque no es fácil ponerse la camiseta de Peñarol.> Tiene un potencial bárbaro y le veo un muy buen futuro en el fútbol.