Miércoles, 08 de Abril de 2020

Maniatados los hospitales

Puerto RicoEl Nuevo Dia, Puerto Rico 8 de abril de 2020

Aunque se supone que atiendan los casos más severos de coronavirus, los hospitales del país tienen las manos atadas ante la escasez de pruebas para diagnosticar pacientes contagiados con COVID-19 y ofrecerles un tratamiento adecuado

Aunque se supone que atiendan los casos más severos de coronavirus, los hospitales del país tienen las manos atadas ante la escasez de pruebas para diagnosticar pacientes contagiados con COVID-19 y ofrecerles un tratamiento adecuado.
"Tenemos pocas pruebas. Ahora mismo, solo hay cuatro disponibles", reveló ayer José Luis Rodríguez, administrador del Hospital de Niños San Jorge, en Santurce, en entrevista con El Nuevo Día.
A pesar de que el gobierno ordenó, la semana pasada, la compra de 200,000 pruebas rápidas, así como 4,000 reactivos para las muestras moleculares (PCR), al cierre de esta edición, no habían llegado.
Rodríguez indicó que el Departamento de Salud les ha dado algunas pruebas "poco a poco", y que ya el hospital santurcino ordenó la compra de más exámenes a empresas privadas. Su expectativa, indicó, es que les lleguen cerca de 100 mañana.
"Ayer, me quedaban dos", precisó Rodríguez, al indicar que LabCorp es el laboratorio de referencia que utilizan para enviar las pruebas de PCR a Estados Unidos.
La situación del San Jorge se repite prácticamente en todos los hospitales del país, a juicio del infectólogo Miguel Colón.
"(El Departamento de) Salud tiene reactivos para botar, igual los laboratorios. Lo que faltan son los ‘kits’", manifestó Colón. Explicó que el "kit" incluye el hisopo especial (palillo recubierto de algodón), similar al que se utiliza en la prueba de influenza.
Según el infectólogo, por esta situación, en el Hospital Auxilio Mutuo, quedan "pocas pruebas", lo que podría agravarse los próximos días si no reciben más abastos. Colón destacó que, ante este escenario, es más estricto en la evaluación de pacientes para identificar si reúnen o no los criterios para hacerles la prueba en el hospital.
"A los (pacientes) que no se admiten, si hay sospecha (de contagio), se les da la orden médica (para que se realicen la prueba fuera del hospital)", dijo Colón, al referirse a laboratorios y a algunos municipios que las administran.
Por su parte, el Hospital Damas, en Ponce, tenía ayer solo cinco de estas pruebas, informó el director médico de la institución, Pedro Benítez.
"Solo les estamos haciendo la prueba a los que verdaderamente la necesitan, principalmente los que tienen que hospitalizarse, no al público en general", dijo.
Benítez resaltó que, aunque Salud ha facilitado pruebas, le corresponde al hospital comprar los "kits" para tener el equipo completo y realizarlas. Agregó que el Hospital Damas espera solicitar próximamente, a la Administración federal de Drogas y Alimentos (FDA), un permiso especial para hacer la prueba a través de un nuevo equipo molecular.
"Las pruebas están bien escasas porque el material primo (para poder hacerlas) está bien escaso", sostuvo la doctora Ángeles Rodríguez, directora de Control de Infecciones del Hospital El Maestro.
"Tenemos pocas (pruebas), igual que el resto (de los hospitales)", señaló Rodríguez, al coincidir en que urge que, por el momento, solo se les administre la prueba a los que tienen enfermedad severa y a sus contactos.
"Los demás (con síntomas leves), que se queden en su casa y tomen acetaminofén porque ir al hospital los va a complicar", agregó.
Mientras, el presidente del Colegio de Médicos Cirujanos, Víctor Ramos, señaló que, ante la escasez de materiales, las instituciones hospitalarias han creado protocolos para delinear a qué pacientes les realizarán las pruebas.
De acuerdo con el epidemiólogo José Rigau, la importancia de poder hacer estas pruebas es "seguirle la pista a la infección", especialmente en los casos severos.
"Las pruebas son importantes para medir esa ola de infección y poder identificar contagiados, poniéndolos en cuarentena y dándoles tratamiento temprano", explicó el epidemiólogo.
Agregó que, como en toda epidemia nueva, urge que se defina lo que constituye un caso sospechoso.
Mientras, María Marte, administradora ejecutiva del Hospital Doctors’ Center, en Bayamón, manifestó que esta institución aún no ha experimentado escasez de pruebas porque todavía no han tenido un "boom" de casos sospechosos. Indicó que el Municipio de Bayamón les ha facilitado algunas.
"Hasta ahora, hemos podido tomar las pruebas necesarias", expresó, por su parte, Heidi Rodríguez Benítez, vicepresidenta ejecutiva de los Hospital HIMA San Pablo.
De otra parte, la doctora Elba Díaz Toro, integrante del "task force" que asesora a la gobernadora en el manejo del coronavirus, comentó que, tan pronto lleguen las pruebas que ordenó el gobierno, se les administrarán a varios grupos en riesgo. Entre ellos, mencionó a los viajeros que llegaron de España, el 13 de marzo, cuando se confirmaron los primeros tres casos de esta enfermedad en la isla.
Algunas de las pruebas que reciba el gobierno se repartirían en hospitales, centros de salud primaria y laboratorios, acotó Díaz Toro.