Miércoles, 08 de Abril de 2020

Economistas piden limitar gasto superfluo

Funcionarios del Ejecutivo declararon esta semana que atender la emergencia por la COVID-19 requerirá de $2,000 millones o incluso más. La petición para gestionar dichos fondos está en discusión en la Asamblea Legislativa, entidad que sesionará mañana para deliberar el punto.

Rosa María Pastrán
Funcionarios del Ejecutivo declararon esta semana que atender la emergencia por la COVID-19 requerirá de $2,000 millones o incluso más. La petición para gestionar dichos fondos está en discusión en la Asamblea Legislativa, entidad que sesionará mañana para deliberar el punto.
"Tenemos que garantizar que el Estado tenga liquidez y recursos para satisfacer las necesidades de la economía y la población. Una vez que pasemos esta etapa de crisis, seguramente vendrá 'una ola' en donde volveremos a estabilizar las finanzas públicas", afirmó el ministro de Hacienda, Nelson Fuentes, la semana pasada.
Tras darse a conocer esta cifra, varios economistas han señalado la necesidad de que la ejecución de los recursos necesarios se acompañe de la eliminación del gasto superfluo.
Carlos Acevedo, expresidente del Banco Central de Reserva (BCR), opina que la medida es de carácter "preventivo", y que esto no quiere decir que todo este dinero se va a gastar. "Estamos en un contexto global y nacional extremadamente incierto. Hay una gran incertidumbre, no sabemos cómo va a evolucionar la situación al interior del país, no sabemos la carga fiscal que va a representar para el Estado. Lo mejor es estar prevenidos", dijo el exfuncionario en la entrevista Focos TV.
"La solicitud es razonable. Es un escenario semi catastrófico, en que esto se extiende creo que es importante que el Estado esté bien aprovisionado", añadió.
Acevedo, resaltó que la solicitud a la Asamblea Legislativa habla de un crédito puente, lo que permitiría pedir un préstamo a algún organismo multilateral, que se podría poner con los títulos que se coloquen en el mercado internacional.
Acevedo dijo que según sea el endeudamiento del país, tiene que haber una "contención del gasto", lo que implicaría revisar que partidas se reducen y que exenciones se eliminan. Señaló que dejar a la enfermedad extenderse significaría al final un costo más elevado, con población enferma y un sistema de salud colapsado.
"Ante lo difícil que será conseguir recursos externos a bajo costo, es esencial comenzar por priorizar el gasto público en donde sí se necesita. Cualquier gasto público superfluo, cualquier derroche, es inaceptable", tuiteó la economista Carmen Aída Lazo.
Por su parte, Merlin Barrera, exministra de Economía, consideró que se debe de definir cuánto se necesita y para qué se necesita.
"Creo que cuanto más rápido coloquemos nuestra solicitud en una institución financiera, la posibilidad de obtener un financiamiento más bajo es mucho más factible", plantea Barrera.
El presidente de la república, Nayib Bukele, ha publicado en redes sociales que prepara un paquete económico de 30 medidas para enfrentar la crisis generada por la pandemia.
De momento se han dado a conocer cinco, que incluyen prórrogas para pagos de servicios básicos y créditos. Además, se anunció un bono de $300 para personas afectadas por el COVID-19.
"Ante lo difícil que será conseguir recursos externos a bajo costo, es esencial comenzar por priorizar el gasto público... Cualquier gasto superfluo, es inaceptable".
"La solicitud es razonable. Es un escenario semi catastrófico, en que esto se extiende creo que es importante que el Estado esté bien aprovisionado".