Miércoles, 27 de Mayo de 2020

Sin información para anticipar el pico de contagios

Puerto RicoEl Nuevo Dia, Puerto Rico 27 de mayo de 2020

El momento exacto en que la cantidad de contagios por la nueva cepa de coronavirus en Puerto Rico comenzará a disminuir no se puede determinar con la limitada información que las autoridades manejan en la actualidad, coincidieron varios expertos en demografía y bioestadística

El momento exacto en que la cantidad de contagios por la nueva cepa de coronavirus en Puerto Rico comenzará a disminuir no se puede determinar con la limitada información que las autoridades manejan en la actualidad, coincidieron varios expertos en demografía y bioestadística.
Tampoco las experiencias internacionales son un barómetro claro sobre cuándo los contagios comenzarán a ir reduciéndose, porque la imposición de restricciones en el movimiento y de aislamiento social, variaron en su implementación y en el tiempo que demoraron para comenzar a reducir los contagios.
Por ejemplo, en Italia las medidas de aislamiento social comenzaron a implantarse desde el 14 de febrero y todo el país entró en cuarentena el 9 de marzo. No fue hasta inicios de este mes, casi cuatro semanas después del llamado "lockdown", que los contagios con el virus que produce el COVID-19 comenzaron a dar indicios de estabilizase, aunque están lejos de terminar con la pandemia.
La experiencia en China manejando la epidemia fue distinta. Allí se estableció una cuarentena el 23 de enero y no fue hasta el 12 de febrero que comenzaron los primeros indicios de estabilización -alrededor de tres semanas después- que los contagios comenzaron a estabilizarse y no es hasta los días recientes que poco a poco los trabajadores están regresando a sus labores.
Puerto Rico está en su tercera semana de cuarentena.
"Todavía no hay información suficiente (para anticipar la estabilización de casos)", expresó el demógrafo Raúl Figueroa.
"Con la información que hay disponible no se puede saber cuándo la gente se va a contagiar menos. Lo que entiendo es que ellos (el gobierno de Puerto Rico) ahora es que van a buscar la información para empezar unos modelos matemáticos contemplando distintos escenarios", dijo Rodríguez.
El Departamento de Salud ha anticipado que, según sus estimados, en el peor escenario hipotético en Puerto Rico podrían fallecer hasta unas 20,000 personas como consecuencia del coronavirus. Este estimado, sin embargo, se ancla en la idea de que no se tomen medidas para evitar la propagación de la enfermedad. La cuarentena impuesta en la isla desde mediados de marzo es una medida drástica para evitar contagios.
Antier, el médico Fernando Cabanillas anticipó que la cuarentena estaba dando resultados puesto que los casos positivos parecían reducirse esta semana. Eso, sin embargo, no se repitió ayer cuando se informó de 62 nuevas pruebas que arrojaron positivo.
Según Rodríguez el problema actual es que no se ha estudiado a fondo la prevalencia del COVID-19 en Puerto Rico, ni el comportamiento de la enfermedad en la población, especialmente en lo que respecta a los asintomáticos.
Esta ausencia de información se debe, en parte, a la pobre accesibilidad a pruebas diagnósticas y a la poca preparación del gobierno para atender una emergencia como esta.
"El problema es que no se sabe bien los contagios porque no se hacen pruebas suficientes y el resultado no es rápido. Hay un montón de cosas que te ayudan a hacer análisis descriptivo de lo que puede estar pasando, pero para eso necesitas datos y no se han obtenido.
El nuevo secretario de Salud, Lorenzo González Feliciano, expresó recientemente que esperaba que el pico de los contagios en Puerto Rico ocurriera alrededor del 8 de mayo. El funcionario, sin embargo, ayer dijo que se proyecta que el pico de contagios ocurra entre el 15 de abril al 8 de mayo, lo que supone una extensión del periodo de cuarentena actual.