Lunes, 10 de Agosto de 2020

Cinco cosas que tenés que saber del "Chueco" Perdomo

UruguayEl Pais, Uruguay 10 de agosto de 2020


"En mis equipos, lo que he inculcado en las divisiones juveniles, es dominar el juego en base a la tenencia de la pelota y creo que con este cuadro lo consigo


"En mis equipos, lo que he inculcado en las divisiones juveniles, es dominar el juego en base a la tenencia de la pelota y creo que con este cuadro lo consigo. En primer lugar armo una defensa muy buena, pero con salida por las bandas y con un cinco espectacular como fue Diego Dorta que te entrega el equilibrio pero con manejo. Los demás, es más que obvio, los coloco en el once para lograr una posesión grande de la pelota. Pero no me quedo en eso, porque esos jugadores tenían llegada y, fundamentalmente, gol todos. Así que opto por armar un equipo con estos jugadores. Es más, en lugar de Francescoli hasta podría poner al ‘Pollo’ Vidal, otro jugador que te aseguraba profundidad en el juego, llegada al área rival y gol", contó José Batlle Perdomo. >
"Lo más duro de todo fue marcar a Diego Maradona. Él estaba en su mejor momento y yo era muy joven porque tenía 21 años en 1987 en el Sudamericano. Después lo enfrenté en el 90 y aunque ya lo conocía igual era complicadísimo de marcar. Como equipo, el más duro fue el Independiente de 1987 que tenía a Marangoni, Bochini, Clausen".
"Me acuerdo del gol a Peter Shilton en Wembley en el amistoso antes del Mundial de 1990. Inglaterra venía de una gran racha sin perder partidos en su viejo estadio de Wembley y nosotros le sacamos ese invicto. El otro gol lo hice en Gimnasia y Esgrima La Plata que lo bautizaron el gol del terremoto, fue de tiro libre contra Estudiantes en 1992".
"El mayor error de mi vida fue no firmar un contrato de tres años en el Coventry City. Tuvimos un tiempo de negociación, nos demoramos mucho en firmar porque yo no entendía el inglés y ‘Paco’ (Francisco Casal) llegó una semana tarde. Yo había ido a préstamo desde el Genoa, pero se enojaron y me quedé sin tres años más en el fútbol inglés".
"Elegiría siempre a Salto. Tengo mis hermanas ahí, está mi familia y es una ciudad divina. Tenés la frontera con Argentina y con Brasil muy cerca, hay un río hermoso para ir a pescar y disfrutar la vida. Además, me gusta mucho cazar y por eso no encuentro nada mejor que Salto, aunque hay lugares fantásticos en todo el mundo y en Uruguay también".
"Voy a poner dos equipos. El Peñarol de 1987 con el que salimos campeones de la Libertadores y el del Mundial de 1990. Con la Selección creo que merecíamos un poco más, nos trancó ahí el partido contra España. Creo que si hubiésemos ganado ese partido nos poníamos cerca de los primeros puestos. Fue un dolor bárbaro".