Lunes, 26 de Octubre de 2020

En el limbo cuatro de cada 10 reclamos por terremoto

Puerto RicoEl Nuevo Dia, Puerto Rico 26 de octubre de 2020

Transcurridos unos seis meses desde la secuencia sísmica que estremeció el sur de Puerto Rico, alrededor de cuatro de cada 10 reclamaciones radicadas fueron cerradas sin que los afectados recibieran pago alguno, según datos de la Oficina del Comisionado de Seguros (OCS)

Transcurridos unos seis meses desde la secuencia sísmica que estremeció el sur de Puerto Rico, alrededor de cuatro de cada 10 reclamaciones radicadas fueron cerradas sin que los afectados recibieran pago alguno, según datos de la Oficina del Comisionado de Seguros (OCS).
De acuerdo con el subcomisionado de la OCS, Rafael Cestero Lopategui, hasta el 31 de julio pasado, las aseguradoras autorizadas en Puerto Rico habían recibido unas 19,253 reclamaciones, de las cuales unas 7,117 fueron cerradas sin pago.
Las cifras provistas por Lopategui son una primera mirada al saldo de los terremotos que afectaron unos cinco municipios al sur de la isla a principios de año y donde todavía, los trabajos de recuperación no ganan tracción.
Según Cestero Lopategui, a diferencia del huracán María, cuando los aseguradores recibieron una avalancha de reclamaciones, en esta ocasión, los aseguradores han sido más responsivos a los pedidos de sus asegurados, lo que ha evitado a la fecha, intervenciones por parte del regulador.
Según Cestero Lopategui, hasta el 31 de julio pasado, los aseguradores que deben responder por los daños ocasionados por los terremotos de enero pasado, estimaban que el evento costará alrededor de $343.2 millones en pérdidas aseguradas.
De esa cifra, dijo el funcionario, se han pagado unas 8,785 reclamaciones con un total de $122.4 millones, o un promedio de unos $13,932 millones.
Aunque se trata de eventos separados, los pagos efectuados a personas afectados por los terremotos de enero pasado constituyen la segunda vez en menos de tres años que el sector de seguros y a su vez, los reaseguradores tienen que responder por pérdidas catastróficas en Puerto Rico.
Hace tres años, las pérdidas que ocasionaron los huracanes Irma y María resultaron en la llegada de ajustadores públicos y abogados especializados en litigios para lograr compensaciones mayores que las ofertas de las aseguradoras.
De igual forma, la temporada ciclónica de 2017 se cobró la vida de dos aseguradores, Real Legacy Assurance e Integrand Assurance, y resultó en la reconfiguración del sector de seguros.
En esta ocasión, según Cestero Lopategui, la información en manos del regulador, a la fecha, apunta a que los aseguradores cuentan con capital y recursos suficientes para encarar esta ronda de pérdidas.
Hasta junio pasado, el huracán María le había costado a los aseguradores unos $8,523 millones y de esa cifra, se habían desembolsado unos $7,367 millones.
La asistencia federal
Hasta la fecha, las reclamaciones de seguros por los terremotos desembolsadas son mayores que las aprobadas por el gobierno federal, específicamente por la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA).
Hasta el 9 de septiembre, FEMA había asignado $67 millones para la respuesta a los terremotos. Según la agencia federal, cerca de $46.7 millones se habían aprobado para reparaciones en hogares y otros $8.1 millones para el reemplazo de estos.
Otros $9.8 millones se aprobaron para asistir a los damnificados con los pagos de alquiler y otros $2.1 para otras necesidades.
FEMA apenas habría aprobado $1.8 millones para proyectos de asistencia pública como resultado de los terremotos.
Mientras, la Administración de Pequeños Negocios (SBA, inglés) habría separado unos $43.3 millones para asistir con préstamos a negocios, propietarios e inquilinos.