Sábado, 05 de Diciembre de 2020

Acción de Gracias en tiempos del COVID-19

Puerto RicoEl Nuevo Dia, Puerto Rico 5 de diciembre de 2020

Yvonne Durán y Vivián Sánchez no se conocen, pero comparten la misma preocupación y se han asegurado de tomar medidas al respecto

Yvonne Durán y Vivián Sánchez no se conocen, pero comparten la misma preocupación y se han asegurado de tomar medidas al respecto. Patricia Oquendo y Karina López, quienes pidieron ser identificadas por seudónimos, también.
La intranquilidad de estas cuatro mujeres nace de su deseo genuino de compartir Acción de Gracias en familia, como todos los años, pero la imposibilidad de hacerlo, en esta ocasión, ante el posible riesgo de contagio de COVID-19 cuando se reúnen conglomerados de personas.
En un año normal, contó Oquendo, para esta fecha ella y su esposo se reúnen en su hogar en Toa Alta, con sus tres hijos y sus familias y su madre, quien está encamada y vive en su casa. Además, invitaba a su mejor amiga y su hermano.
"El plan era hacerlo. Íbamos a estar en el patio, el núcleo familiar más cercano, usando utensilios desechables y con distanciamiento. Pero, con noticias recientemente publicadas del repunte de casos de COVID y médicos pidiendo que la gente no se reúna, se descartó la reunión familiar", comentó.
Dentro de las posibles alternativas, dijo, se consideró que solo estuvieran sus tres hijos y sus familias, su madre, su esposo y ella, excluyendo a su hermano y su mejor amiga. Sin embargo su hija mayor, quien recientemente fue operada, le advirtió del riesgo que corría tanto ella como su abuela encamada, si resultaban contagiadas.
Ahora, la celebración continuará, pero de otra manera.
"Como habíamos encargado comida, mi esposo y yo vamos a ir a las casas de nuestros tres hijos tipo servicarro, a llevarles la comida, bien linda preparadita. También, le vamos a llevar a mi hermano", relató.
De forma similar, Durán y su familia compartirán, desde la distancia, del Día de Acción de Gracias este jueves.
"No vamos a cocinar ni reunirnos, como otros años. Pedimos comida a una panadería y ese día, al mediodía, mi esposo la va a buscar para luego él y yo llevarle ‘doggie bags’ a mi hija, el yerno y el nieto, además de las abuelas y las tías", contó la mujer residente en Guaynabo.
Por su parte, Sánchez y sus primos están planificando una reunión virtual en días cercanos al de Acción de Gracias. La idea, dijo, es seguir la tradición de las familias Sánchez y Ramos ante la imposibilidad de compartir ese día como hacían antes, en casa de sus padres, donde se cerraba la calle y compartían, incluso, con vecinos.
"Somos ocho primos, unos viven aquí (en Puerto Rico) y otros fuera, entre Florida, Texas y Alemania", dijo, al advertir que los de aquí viven entre Bayamón, Caguas, Gurabo y Naguabo.
La idea, dijo, es mantener el espíritu vivo entre la familia de no perder contacto y mantenerse al día de sus acontecimientos diarios, como un nuevo trabajo, un bebé en camino o una mudanza.
"Tenemos un chat y nos hemos reunido por estas plataformas maravillosas (de la tecnología), pero ahora estamos planificando Acción de Gracias (vía virtual). Ya una dijo que se va a vestir de la bandera de Puerto Rico y va a poner su mesa bien bonita y otra va a hacer coquito y beber (durante la videollamada)", relató.
Por su parte, López, una experta en la cocina, hará comida ese día para su esposo y sus tres hijos. Aunque aún no ha definido qué hará luego, contó que tal vez caminará hasta casa de su padre, quien vive en la misma calle y solía recibir ese día la visita de familiares cercanos, como la de sus otras hijas, pero en esta ocasión no lo hará.
Varios médicos consultados por este diario advirtieron que, debido al dramática alza en los contagios del virus junto a las cifras récord de hospitalizaciones y muertes que han ocurrido en estos días, no se recomienda la reunión en grupos, ya que los conglomerados facilitan la transmisión de persona a persona.
"Si no pueden hacerlo de manera responsable, deben quedarse en sus casas y conectarse de manera virtual. Hay que evitar situaciones de aglomeraciones porque ahí es que más están pasando los contagios", sostuvo el doctor Marcos López Casillas, gerente de investigación del Fideicomiso de Salud Pública.
El científico recordó que igual de cuidado debe haber en las próximas festividades navideñas, incluso sugiriendo la celebración de parrandas virtuales.
"La gente no debe reunirse con nadie, fuera de la familia cercana. Estamos en transmisión comunitaria y se pueden contagiar en cualquier lugar", indicó el doctor Víctor Ramos, presidente del Colegio de Médicos Cirujanos, quien sugirió que ese día las familias se conecten vía virtual y hagan, juntos desde la distancia, desde decoraciones navideñas hasta juegos.
Sin embargo, los médicos consultados reiteraron que, a pesar del riesgo, algunas familias optarán por reunirse para esta festividad, por lo cual emitieron varias recomendaciones.
López Casillas, por ejemplo, sugirió que la reunión sea breve y bien planificada, siguiendo los protocolos del uso de mascarillas, distanciamiento y lavado frecuente de manos. También, dijo, la celebración debe ser sencilla y en espacios abiertos, con la asistencia de familiares cercanos, no visitantes. "Las personas tienen que ser sumamente responsables y cuidar, principalmente, de nuestros adultos mayores y los papás", indicó.
"(Muchos) lo van a hacer (reunirse ese día), lo importante es que lo hagan con familiares que conozcan y con precaución", manifestó, por su parte, el doctor Miguel Colón.
El infectólogo sugirió que el grupo no pase de 10 personas, incluyendo los niños, que traten de hacer la fiesta en un lugar abierto, como una terraza y con distanciamiento social.