Miércoles, 03 de Marzo de 2021

El confinamiento cambia hábitos de consumo de alcohol

Puerto RicoEl Nuevo Dia, Puerto Rico 23 de febrero de 2021

El confinamiento propiciado por la pandemia hizo que más personas trasladaran su consumo de alcohol de la barra a la casa, tomaran clases virtuales de coctelería y aprendieran a confeccionar tragos en el hogar, dinámica que se espera influya en los hábitos de consumo de bebidas alcohólicas a mediano y largo plazo

El confinamiento propiciado por la pandemia hizo que más personas trasladaran su consumo de alcohol de la barra a la casa, tomaran clases virtuales de coctelería y aprendieran a confeccionar tragos en el hogar, dinámica que se espera influya en los hábitos de consumo de bebidas alcohólicas a mediano y largo plazo.
Así lo reveló el "Bacardí 2021 Cocktail Trends Report", un informe realizado por la fabricante de bebidas Bacardí en conjunto con la firma The Future Laboratory, que compila datos de distintos estudios, realizados en todo el mundo, acerca de tendencias de consumo de alcohol.
Según el informe, un 40% de las personas en Estados Unidos están interesadas en obtener kits para elaborar cocteles en el hogar, mientras que uno de cada cinco consumidores en Reino Unido realiza fiestas virtuales en sus hogares.
Es una tendencia que también se ve en Puerto Rico, donde el centro de visitantes Casa Bacardí comenzó a ofrecer clases virtuales de mixología durante la pandemia de COVID-19, resaltó Roberto Faillace, director de Mercadeo de Bacardí para la región andina, Puerto Rico y República Dominicana. Mencionó que, al confeccionar tragos en el hogar, los consumidores están optando por los clásicos, como la margarita y el mojito.
Además del aumento a corto plazo en las ventas de espíritus destilados en supermercados y a través de aplicaciones con servicio de entrega al hogar, al tiempo que cayeron las ventas en bares y restaurantes, el portavoz señaló que los cambios en hábitos de consumo podrían extenderse más allá de la pandemia.
"La gente aprendió a hacer tragos en casa y sabe distinguir cómo se prepara un buen trago, así que será un público más exigente", expuso Faillace. "Los bares van a tener que mejorar la calidad de su coctelería porque se van a encontrar con un consumidor más exigente y con experiencia en preparación de tragos. Deben estar listos para cuando les pidan tragos más elaborados y con más ingredientes. El consumidor estará más atento a la calidad de lo que le prepararon".
De acuerdo con el informe, los consumidores ya se muestran más ávidos de probar sabores intensos en sus cocteles, con ingredientes picantes, ahumados, amargos o muy dulces, tendencia que se mantendrá este año 2021.
Cuando reabran los bares, a los que se les ordenó cerrar desde marzo de 2020 mediante orden ejecutiva del gobierno, los consumidores de bebidas alcohólicas "van a estar más orientadas a la calidad sobre la cantidad", según Faillace. Dijo que el consumo de licores premium, súper premium y ultra premium, con botellas con precios que superan los $20, exhibe una tendencia alcista en todo el resto del mundo.
"En Puerto Rico, el tequila súper premium y el (whisky escocés) Dewars de 12 y 15 años están ganando participación en el mercado local", sostuvo el portavoz. "Los rones premium Bacardí de 4, 8 y 10 años están creciendo en venta".
Es una tendencia que se prevé que continúe. De acuerdo con Faillace, datos de la firma IWSR proyectan que el crecimiento anual ponderado de consumo de bebidas espirituosas en Puerto Rico estará en torno al 0.8% entre 2019 y 2024. En categorías premium, el porcentaje es mayor: 1.1% para el whisky escosés súper premium y 4% para el ultra premium, 11% para la ginebra premium y 12% para el ron premium.
Otro cambio que revela el informe es un mayor "consumo consciente" de alcohol. A nivel mundial, el 22% de los consumidores toma menos en general y el 55% de los bebedores conscientes consumen bebidas con bajo contenido de alcohol. De hecho, el primer puesto de las bebidas más populares a nivel global en 2020 fue ocupado por cocteles con bajo contenido de alcohol (47%), mientras que el sexto lugar fue para los cocteles sin alcohol (31%).
"Los consumidores también estarán buscando tragos con ingredientes funcionales, como los que pudieran ayudar a fortalecer el sistema inmune, como cúrcuma, cítricos e incluso probióticos", sostuvo el portavoz. A su juicio, en un mercado donde el consumidor está más exigente y los bartenders están interesados en mejorar sus técnicas y surtido de cocteles, "es una situación de ganar-ganar para la industria y el consumidor".