Miércoles, 21 de Abril de 2021

Contraloría ordena sumarios por irregularidades en mantención de refinería de Enap

ChileEl Mercurio, Chile 2 de marzo de 2021

Se suma a querella interpuesta por el Consejo de Defensa del Estado, por la firma de un contrato con una consultora.

Un informe publicado por Contraloría detectó nuevas irregularidades al interior de la petrolera estatal Enap, que se arrastran de investigaciones del año 2017, en las que el órgano fiscalizador reveló el sobrepago a las empresas Vial y Vives - DSD y SK Industrial por $899 millones, pese a que las normas del contrato especificaban que dichas cifras no se podían superar, en medio de la mantención de la refinería de Bío-Bío.
En el informe, revelado por radio Bío-Bío, se detectaron desembolsos por $2.298 millones en gastos que no son atribuibles a la operación directa y de ejecución de los trabajos, asociados a errores de redacción en los contratos, suspensión de labores, obras de teatro y reuniones sindicales, que significaron la paralización de la planta por varios días, y es que, según se detalla, cada día de detención implica un monto de US$ 1,6 millones.
Esto se suma a la compra de repuestos por más de $657 millones, los que permanecían sin ser consumidos desde a lo menos dos años, por lo que la Contraloría ordenó el inicio de cuatro sumarios internos a la firma y entregó los antecedentes al Consejo de Defensa del Estado (CDE).
Desde la estatal confirmaron que recibieron el documento y destacaron que se trata de un episodio que se vivió en la administración anterior. "Frente a las investigaciones solicitadas, Enap entregará todo lo necesario para aclarar al máximo cualquier posible irregularidad ocurrida. Cabe señalar que el actual gobierno corporativo de Enap ha instruido además las realización de 71 nuevas auditorías, de las cuales 35 ya se efectuaron en el 2020, y se suman a la labor de control ejercida por la Contraloría", sostuvieron.
El informe no es el único frente de la estatal, ya que ayer el CDE reveló que interpuso una querella criminal en contra de quienes resulten responsables de millonarios perjuicios al Estado ocasionados mediante un entramado de intervenciones fraudulentas para la suscripción de un contrato entre Enap -a través de su filial ERSA- y la consultora de asesorías medioambientales Besten S.A.
Esto, tras la investigación de Contraloría que detectó inconsistencias en las fechas de cumplimiento del contrato además de servicios que no fueron utilizados. Se acusa el pago de $308 millones, lo que sería sustantivamente más elevado que otros contratos similares.