Miércoles, 21 de Abril de 2021

Gasto en obras con poca capacidad para crecer

PerúEl Comercio, Perú 8 de abril de 2021

Realidad ? Candidatos aseguran que impulsarán la infraestructura, pero problemas estructurales paralizaron proyectos por S/16.871 mlls.

Por NIcolás Castillo Arévalo



Casi todas las agrupaciones políticas que buscan llegar al sillón presidencial este año proponen o tienen entre sus objetivos impulsar la inversión pública en infraestructura, ya sea para reactivar la economía o fortalecer los servicios básicos.





El candidato de Renovación Nacional, Rafael López Aliaga, por ejemplo, plantea un ?gran shock de inversiones públicas? y entre sus propuestas se encuentra la construcción e implementación de un tren de Tumbes a Tacna. Yonhy Lescano, por su parte, promete una carretera de cuatro carriles de Lima a Huancayo.





Más aún, el plan de gobierno de Perú Libre, que tiene como candidato a Pedro Castillo, propone eliminar los programas de infraestructura tanto de Educación como de Salud (Pronied y Pronis, respectivamente), encargados de formular, ejecutar y supervisar los proyectos en estos campos, para que los gobiernos regionales asuman esa función.





Si bien el desarrollo de la infraestructura se puede financiar con recursos fiscales y privados, todos los proyectos tienen que pasar por el Sistema Nacional de Inversión Pública que enfrenta una serie de problemas estructurales.





Para darnos una idea de esta situación, Elmer Cuba, socio de Macroconsult, precisó que, en los últimos 25 años, la inversión pública ha representado entre el 4% y 4,5% del PBI. Esta es su máxima capacidad, según Cuba, no por falta de recursos, sino por el problema sistémico que enfrenta.





?Ese nivel de inversión es la capacidad normal de gestión de los gerentes encargados de la inversión pública?, sostuvo.





Incluso, el director de Videnza Consultores, Luis Miguel Castilla, precisó que cada año se dejan de ejecutar S/15.000 millones presupuestados en inversión pública y, peor aún, según el último reporte de la contraloría, existen 867 obras paralizadas por un total de S/16.871 millones debido a los problemas del sector.





?Causas?





De acuerdo con Castilla, uno de los principales factores que explican esta situación es la alta rotación de los funcionarios vinculados al sistema nacional de inversión pública, la inadecuada capacidad técnica de los mismos y los desincentivos a la toma de decisiones debido al temor de ser fiscalizados y sancionados por el sistema de control interno.





A lo anterior se suma, según Castilla, que la contraloría interviene en temas técnicos, que van más allá de sus competencias.





El también exministro de Economía comentó que existe un problema en la ejecución de proyectos de los gobiernos subnacionales. Alrededor del 65% de la inversión pública está a cargo de ellos. Estas obras se caracterizan por ser muy pequeñas y pasar el filtro de factibilidad de Invierte.pe con muchas deficiencias en los expedientes técnicos. Según la contraloría, el 73% de los proyectos paralizados pertenece a los gobiernos regionales.





?Proinversión?





No obstante, las deficiencias también alcanzan a Proinversión que, en el último quinquenio, redujo tanto el monto como el número de proyectos adjudicados.





El ex director ejecutivo de la entidad Alberto Ñecco explicó que ello se debe a que Proinversión opera como un licitador de proyectos y su agilidad depende del trabajo de otros actores que forman parte del proyecto, como la entidad estatal que encarga la licitación, el Ministerio de Economía, los reguladores y la contraloría.





Ñecco añadió que la agencia no tiene el rango ni la visibilidad necesarios para empujar a los actores con el propósito de que realicen sus funciones.