Domingo, 03 de Julio de 2022

"El sueño de Shakespeare", meritorio esfuerzo por revalidar la obra y legado del dramaturgo inglés

ChileEl Mercurio, Chile 23 de junio de 2022

En junio de 1613 un incendio destruyó por completo el teatro El Globo, en Londres, donde William Shakespeare había representado gran parte de sus obras más conocidas

En junio de 1613 un incendio destruyó por completo el teatro El Globo, en Londres, donde William Shakespeare había representado gran parte de sus obras más conocidas. Hasta el lugar, convertido en cenizas y donde aún hay restos de vestuario y escenografías, llega un actor, quien empieza a recordar pasajes de estas piezas y los parlamentos de algunos de los personajes que parecen deambular fantasmagóricamente por ese ruinoso escenario.
Esa es la estructura de "El sueño de Shakespeare", producción de la Corporación Cultural de Las Condes, que se acaba de estrenar bajo la dirección de Claudio Pueller y protagonizada por Humberto Gallardo. Esta obra es una adaptación del libro "Camino a Shakespeare", publicado el año pasado por el periodista Juan Antonio Muñoz, basado en la recopilación de las columnas que escribió durante 2016 en este diario con motivo del cuarto centenario de la muerte del llamado Bardo de Avon. Muñoz, un estudioso de años de este autor y quien hizo la adaptación para teatro en su primera y bien lograda incursión en la dramaturgia, invita a un recorrido por los textos de piezas que mantienen su vigencia y trascendencia.
El montaje es apoyado por un muy buen diseño audiovisual, a cargo de Pablo Llao. La mayoría de las imágenes que se exhiben fueron grabadas en el Cementerio General de Santiago, que logran retrotraer a la época del escritor. La música, que era un elemento imprescindible en el trabajo de Shakespeare, aquí es interpretada y seleccionada por la soprano Magdalena Amenábar, que se constituye en otro aporte.
El actor Humberto Gallardo asume el desafío y, de paso, se da un gusto con este monólogo en que representa varios pasajes de los textos de distintos personajes shakesperianos, hombres y mujeres, y de lo cual sale airoso. Dota su interpretación de una apropiada gestualidad y adecuada expresividad vocal gracias a su excelente modulación. Gallardo, apoyado por trajes, coronas o espadas, pone con aplomo en escena a Mercutio ("Romeo y Julieta"), Próspero ("La tempestad"), Lady Macbeth, Macbeth, Cleopatra, Lear, Enrique V, Julieta, Hamlet y Yago ("Otelo"), logrando además una buena interacción con las imágenes que se presentan. Quizás le falta matizar aún más con el objeto de remarcar las diferencias entre cada uno de ellos. Pero es esta, sin duda, una de las mejores actuaciones en la extensa trayectoria de este actor sobre los escenarios nacionales.
"El sueño de Shakespeare" es, asimismo, una pieza reflexiva. Aborda los distintos temas universales en los cuales el autor estuvo siempre interesado y que se reflejaban abiertamente en sus escritos. Tópicos centrales de su obra como lo onírico, los misterios de la muerte y del amor, el poder, la trascendencia de la vida e incluso la sexualidad se desarrollan en los distintos textos que se exponen. Igualmente, se dejan entrever sus aportes a la teatralidad.
Nos encontramos ante un meritorio esfuerzo por revalidar la obra y el legado del dramaturgo inglés a través de una buena mixtura del lenguaje escénico y audiovisual. Es, además, didáctica y una puerta abierta hacia el monumental trabajo de este autor considerado el más importante de habla inglesa y uno de los más célebres de la literatura universal, que estimula a conocerlo o adentrarse todavía más en su mundo.
Teatro de la Corporación Cultural de Las Condes. Funciones: sábados, a las 20:00 horas, y domingos, a las 19:00. Hasta el 3 de julio.