Domingo, 03 de Julio de 2022

Open Británico dice sí a los suspendidos por el PGA Tour

ColombiaEl Tiempo, Colombia 23 de junio de 2022

En un comunicado, el ‘major’ más antiguo explicó el criterio para armar el ‘field’ de sus jugadores

En un comunicado, el ‘major’ más antiguo explicó el criterio para armar el ‘field’ de sus jugadores.
Es un terremoto. El golf se sacude con la injerencia cada vez más poderosa del LIV Golf Series, que le sigue sacando grandes jugadores al PGA Tour al poner montañas de dólares sobre la mesa. ¿La última gran incorporación? Brooks Koepka, campeón de cuatro majors, además del mexicano Abraham Ancer, 20.° del ranking mundial. De esta manera, son 8 entre los top 50 de ese listado que ya decidieron pasarse de bando. En medio de la grieta, se esperaba una declaración de principios del Open Británico, que arrancará el 14 de julio. Finalmente, el torneo de Grand Slam más antiguo del calendario ya definió: permitirá que los jugadores de la liga con fondos árabes -suspendidos para la gira regular- actúen en el último de los cuatro torneos grandes del año. Martin Slumbers, director ejecutivo de The R&A, comunicó: "El Open es el campeonato original de golf y desde que se jugó por primera vez, en 1860, la apertura ha sido fundamental para su carácter distintivo y atractivo único. Los jugadores que estén exentos o hayan ganado un lugar al clasificarse para el 150.° Abierto, de acuerdo con los términos y condiciones de inscripción, podrán competir en el Campeonato en St. Andrews. Estamos enfocados en organizar un certamen de clase mundial en julio y celebrar esta ocasión verdaderamente histórica para el golf. Invertiremos las ganancias de The Open, como siempre lo hacemos, en beneficio del golf, lo que refleja nuestro propósito de garantizar que siga prosperando dentro de 50 años". Cuando se concretó en Londres la puesta en marcha del LIV Golf Series, el PGA Tour prohibió la inscripción a sus torneos para los golfistas que participaron en el circuito disidente. Pero según se especula, el circuito comandado por Jay Monahan prepara una contraofensiva para intentar reconquistar a los golfistas que buscaron los petrodólares, entre ellos grandes nombres como Phil Mickelson, Dustin Johnson, Bryson DeChambeau y el propio Koepka, que acaba de anunciar su baja del Travelers Championship, que comenzará el jueves en Cromwell, Connecticut. La idea es aumentar a partir de 2023 la bolsa de premios de ocho torneos de renombre hasta al menos los 20 millones de dólares, e introducir tres nuevos torneos dotados de 25 millones de dólares cada uno, sin corte, como en las competiciones del circuito LIV. Difícil posición de Monahan En la reunión que se produjo este último martes en el TPC River Highlands, sede del Travelers, próximo certamen del PGA Tour, hubo expresiones de apoyo por parte de los jugadores a Jay Monahan, comisionado de la gira, además de que le devolvieron confianza por los cambios que propone. Pero según cuentan algunos medios especializados de golf de Estados Unidos, ese respaldo se atenuó porque le achacan no haberle "pegado" en público a los saudíes con la suficiente frecuencia. Al mismo tiempo, Monahan les dijo a los jugadores que también deben salir de su zona de confort y luchar por su tour. También se le preguntó a Monahan quién pagaría a los abogados si los jugadores vinculados a Arabia Saudita suspendidos iniciaran un reclamo judicial. El comisionado respondió que el Tour es una asociación, un colectivo de miembros, y que una embestida de un golfista contra la gira es una demanda lanzada contra (y defendida por) todos los jugadores. Además, se le preguntó qué pasos están tomando con los majors, cada uno dirigido por una organización que Monahan no controla. La pregunta contenía una trampas, dado el temor a una exposición legal si se percibe que los certámenes de Grand Slam están ayudando al PGA Tour a excluir a un jugador. Pero la respuesta fue simple: nada por ahora, como acaba de suceder en el Open Británico, que respetó los criterios de clasificación.