Viernes, 07 de Octubre de 2022

Es un despropósito trasladar la Guardia Nacional: José Ramón Cossío

MéxicoEl Universal, México 11 de agosto de 2022

Horacio Jiménez CIUDAD DE MÉXICO, agosto 11 (EL UNIVERSAL)

Horacio Jiménez



CIUDAD DE MÉXICO, agosto 11 (EL UNIVERSAL).- El ministro en retiro José Ramón Cossío consideró que trasladar a la Guardia Nacional a la Secretaría de la Defensa Nacional, como una corporación civil o militar, es un despropósito y un atentado a la Constitución, a las leyes, a los reglamentos y a la confianza política que se generó entre los partidos políticos cuando se creó este cuerpo de seguridad.



En entrevista en el programa de EL UNIVERSAL Con los de Casa, alertó de los problemas operativos que se pueden presentar por esta mezcla de competencias, por la falta de asignaciones y la contaminación que se va a dar en la Secretaría de la Defensa Nacional al recibir un cuerpo civil, lo que sería "un chipote mal pegado", porque o tiene un carácter militar para poderlo disciplinar o consecuentemente es el desconocimiento completo a lo que marca nuestra Constitución.



"Llevar la Guardia Nacional como corporación civil a la Secretaría de la Defensa Nacional es un despropósito. Llevar a la Guardia Nacional como corporación militar a la Secretaría de la Defensa Nacional es un atentado a la Constitución, a las leyes, a los reglamentos y a la confianza política que se generó por los partidos al momento de llevar a cabo la reforma constitucional y emitir la ley de la Guardia Nacional. Creo que hay muchos problemas que se pueden generar por esta mala manera de llevar las cosas", dijo.



Afirmó que puede entender que el presidente Andrés Manuel López Obrador quiera ahorrarse trámites de una reforma constitucional con su decreto o acuerdo para trasladar a la Guardia Nacional a la Sedena, pero "lo único que va a producir es lastimar a las Fuerzas Armadas, lastimar a la Guardia Nacional y, a final de cuentas, a toda la población que debiera ser protegida, clara y nítidamente, por estos cuerpos armados", agregó.



Agregó que el Presidente "sí quebranta la confianza que se le dio porque el Congreso otorgó que la Guardia Nacional fuera civil y él ahora decide que los va a quitar, pues no habría problema en lo político; sin embargo, sí lo hay frente a la Constitución, a la ley y a los reglamentos argumentando un asunto importante".



Cuestionó que es muy delicado no saber de qué forma se está tras-



ladando a la Guardia Nacional a la Sedena. "Vamos a pensar que esta violación constitucional, que es gravísima, de verdad que ojalá el Presidente y sus asesores y los propios mandos piensen en lo que están haciendo, pero igual o más grave, ya no en el acto de autoridad, sino en los efectos, es determinar la condición de la Guardia Nacional dentro de la Defensa".



José Ramón Cossío cuestionó que no se sabe en qué condiciones quedarían los integrantes de la Guardia Nacional en temas como disciplina, fuero, responsabilidades, tribunales, secrecía, excepciones que se están permitiendo para el Ejército en un cuerpo civil.



"Me parece verdaderamente que va a ser un pozo, una causa, una fuente de enormes problemas, no para ahora. El Presidente se puede salir con su capricho, pero lo vamos a pagar todos: los miembros de las Fuerzas Armadas, los miembros de los cuerpos de seguridad y los miembros de la sociedad civil en los años por venir. Esto es muy serio por todos los efectos que puede tener en el mediano y largo plazos".



Explicó que se abre una ventana de confusión enorme entre un cuerpo civil y uno militar, que va a empezar a quebrarse.



"Cuando los miembros de la Guardia Nacional se incorporen al Ejército se van a regir por las normas del Ejército, ¿cuál va a ser la consecuencia? ¿Todos los elementos de la Guardia Nacional tienen fuero militar?, ¿las faltas de un cuerpo civil van a ser sancionados como faltas militares?, ¿las operaciones que realizan los miembros de la Guardia Nacional van a estar en la condición de excepción que por cuestiones de seguridad nacional tienen los miembros del Ejército?, ¿todo ese conjunto de elementos militares que debieran estar ordenados y concentrados se van a transmitir sin más a un cuerpo civil? Esa pregunta me parece de fondo; si se transmiten es que son militares y si no es que ya rompieron la doctrina, condiciones y jerarquía de las Fuerzas Armadas".



Dijo que la intención de trasladar la Guardia Nacional a la Sedena es la demostración palpable de un fracaso en la organización, en la conceptualización y la operación de este cuerpo de seguridad y añadió que desde marzo de 2019 no se ha podido fortalecer nada en él.



"Yo no veo cómo por la transferencia de un cuerpo de seguridad de una corporación a otra en sí mismo y en automático se presente una solución virtuosa como la que se prevé. Yo no veo cómo por un simple cambio de adscripción orgánica se pueda producir eso. Son muchos más los males que se van a producir que los bienes y nadie está hablando de cuándo se inició la guerra", aseveró el ministro en retiro.