Martes, 06 de Diciembre de 2022

Ingresos del Gobierno en 2022 han subido un 15 %

El SalvadorLa Prensa Gráfica, El Salvador 6 de octubre de 2022

Hasta septiembre, los ingresos totales del Gobierno sumaron $5,266.5 millones, es decir, un 15 % más de lo que recaudó en ese mismo período el año pasado, según un análisis de LPG Datos con base en las estadísticas oficiales del Ministerio de Hacienda.

Evelyn Machuca
Hasta septiembre, los ingresos totales del Gobierno sumaron $5,266.5 millones, es decir, un 15 % más de lo que recaudó en ese mismo período el año pasado, según un análisis de LPG Datos con base en las estadísticas oficiales del Ministerio de Hacienda.
Entre enero y septiembre del año anterior, el Gobierno sumó ingresos por un total de $4,581.2 millones, lo que significa que este año logró obtener $133.8 más en esos mismos nueve meses, lo que a su vez significa un incremento del 2.6 % con respecto a la cifra que el Gobierno tenía proyectado recibir en ese período ($5,132.7 millones).
A simple vista, el alza podría parecer positiva, pero no lo es, explicaron dos economistas a LA PRENSA GRÁFICA, quienes destacaron que mientras los gastos del Gobierno sigan siendo mayores a lo que ingresa a sus arcas, no habrá equilibrio en las finanzas estatales.
"Tener más ingresos siempre es algo positivo, pero hay un matiz importante: para verlo integralmente, la política fiscal no solo tiene que ver con que si tiene más ingresos, sino también cómo los está gastando", valoró la economista Tatiana Marroquín.
"Entonces, esos $133 millones (de ingresos extra a lo esperado) se va en gastos imprevistos o, por ejemplo, en gastos como el subsidio a la gasolina. Solo en ese subsidio a la gasolina se van más de $200 millones", ejemplificó.
Si bien algunos gastos ya estaban presupuestados , otros han sido compensados con la adquisición de más deuda por parte del Gobierno, pero existen otras cuestiones que estarían presionando para que estos ingresos no sean suficientes para terminar el año, porque e los gastos siempre sobrepasan a los ingresos.
"Aunque los ingresos tributarios estén creciendo, como estamos con problemas para encontrar financiamiento y también hay gastos inesperados, este aumento en ingresos no logra compensar todos los impactos que se han tenido por el lado del gasto y por el lado de la escasez de financiamiento", insistió Marroquín.
En detalle: el Gobierno recaudó en enero $59.5 millones más de lo esperado; en febrero, $38.3 millones más; en marzo, $67.2 millones más y en abril, $192.1 millones más, según el informe elaborado por LPG Datos; pero a partir del mes de mayo la recaudación no solo ha venido bajando, sino que ni siquiera ha logrado alcanzar lo proyectado cada mes.
De esta forma, en mayo el déficit en recaudación fue de $155.5 millones; en junio, $27.1 millones menos de lo esperado y en julio, $17.7 millones menos.
Para agosto logró recaudar $0.7 millones más de lo esperado, pero para el recién pasado septiembre la recaudación volvió a ser negativa: -$23.6 millones, lo que convirtió el mes de la Independencia en el mes con la recaudación más baja de todo el año.
Para septiembre, el Gobierno había proyectado recaudar $497.8 millones y solo logró ingresar $474.1 millones a las arcas estatales, mientras que el mes con la mayor recaudación fiscal ha sido abril con un total de $952.8 millones, cuando lo esperado eran $760.7 millones.
A juicio del economista Rafael Lemus, esa tendencia a la baja en la recaudación va a continuar.
"Si uno se proyecta a diciembre, lo más probable es que cierre lo programado (lo esperado) muy cercano a lo efectivo (lo recaudado), pero eso significaría, en otras palabras, que si la trayectoria de la recaudación sigue comportándose a menos y a menos, ¿en qué va a terminar? En algo muy cercano a que el programado y el efectivo van a ser casi que iguales", valoró Lemus.
Lo anterior significa que el excedente en la recaudación fiscal que hubo entre enero y abril, siendo que para esos cuatro meses el Gobierno esperaba $2,292.3 y recaudó $2,649.3 ($357 millones más), prácticamente ya no existe, porque ya se diluyó para suplir el déficit entre mayo y septiembre, siendo que para esos cinco meses el Gobierno tenía proyectado un total de ingresos por $2,840.5 millones y solo recaudó $2,617.1 ($223.4 millones menos).
Más aún: las modificaciones que ha experimentado el Presupuesto General del Estado de 2022 ya sumaba, hasta agosto, un ajuste presupuestario por más de $1,000 millones.
La asignación que fue votada de forma inicial por la Asamblea Legislativa era de $7,961.60 millones, pero los diputados han aprobado refuerzos presupuestarios para que esa cifra se elevara a $8,971.4 millones hasta agosto.
En otras palabras, el presupuesto de este año ya había experimentado un alza del 12.6 % solo hasta agosto. No obstante, seguirán habiendo refuerzos presupuestarios, como el aprobado la noche del recién pasado martes, por más $55 millones: $35 millones para subsidio a gas licuado, $16 millones entre Defensa y Seguridad, $500 mil para CIFCO, entre otros.
Hay otro tema: la inflación, desatada a raíz de la guerra entre Rusia y Ucrania.
"La guerra hizo subir los precios, y eso fue allí como por marzo, y ya el mundo cambió todas las dinámicas de los pedidos, los flujos, los precios del petróleo subieron fuertemente y eso se ajustó en demanda; se convirtió en una dinámica de ajuste recesivo, una dinámica de incremento de precios que termina afectando la demanda real", explicó Lemus.
El ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, ha calificado como "récord" la recaudación de los últimos meses.
"Si la trayectoria de la recaudación sigue comportándose a menos y a menos, ¿en qué va a terminar? En algo muy cercano a que el programado y el efectivo van a ser casi que iguales".
"Este aumento en ingresos no logra compensar todos los impactos que se han tenido por el lado del gasto público y por el lado de la escasez de financiamiento".