Viernes, 20 de Julio de 2018

Estudiantes se insertan en la realidad virtual

Puerto RicoEl Nuevo Dia, Puerto Rico 20 de julio de 2018

Un selecto grupo de 75 niños y jóvenes recientemente completó el primer VR Summer Camp, que desarrolla el Fideicomiso de Ciencia, Tecnología e Investigación, y el cual se concentra en las áreas de programación, realidad virtual y modelaje tridimensional (3D)

Un selecto grupo de 75 niños y jóvenes recientemente completó el primer VR Summer Camp, que desarrolla el Fideicomiso de Ciencia, Tecnología e Investigación, y el cual se concentra en las áreas de programación, realidad virtual y modelaje tridimensional (3D).
"Esta es una de las experiencias más inspiracionales que nosotros estamos haciendo en el Fideicomiso", expresó la directora ejecutiva de la entidad, Lucy Crespo.
Relató que el proyecto nació como parte del plan estratégico del fideicomiso, con el objetivo de identificar tecnologías que se van a convertir en la fuente de futuras empresas y los empleos que puedan generar.
"Diferente a otros programas que tenemos, que empezamos con investigadores, universidades, empresas y ‘startups’, esta tecnología decidimos empezar a canalizarla a través de nuestra juventud", dijo.
Un proyecto de prueba se desarrolló el año pasado con un primer campamento de verano que duró tres días y contaba con 27 estudiantes.
Pedro Cruz, de Aprende VR, la plataforma educativa que elaboró el currículo, explicó la razón para expandir el programa. "El año pasado hicimos un piloto y todos los días hacíamos un proyecto diferente. El primer día fue modelos en 3D, el segundo fue programación y el último día fue un ‘hackathon’. Nos dimos cuenta que aprenden súper rápido estos estudiantes. Son bien receptivos y utilizan la tecnología para crear y visualizar el futuro", señaló.
Este año se expandió el currículo y se introdujeron nuevos equipos. "Comenzamos con unas herramientas bien fáciles, basadas en la web, para crear estos mundos virtuales. Utilizamos tecnología de realidad virtual, pero bien sencilla, simple: literalmente unas gafas de cartón", indicó.
Para esta sesión se invirtió en equipo y ahora utilizan computadoras "VR-ready", así como gafas hechas para visualizar y hasta crear dentro de la realidad virtual. "Están utilizando herramientas profesionales", afirmó.
Los participantes son estudiantes de séptimo grado a cuarto año de escuela superior, quienes fueron parte de cuatro sesiones de una semana cada una, dos de ellas en Mayagüez y dos en San Juan. En la primera semana se trabajó con los estudiantes de séptimo a noveno grado y la segunda con estudiantes de décimo a cuarto año.
Los 75 estudiantes se distribuyen en 55% que provienen de escuelas públicas, 4% producto de "homeschooling" y el resto de escuelas privadas.
De ese grupo se seleccionaron 20 estudiantes que completaron una semana adicional con un currículo más avanzado.
La selección fue mediante una convocatoria abierta para estudiantes de los grados antes mencionados. Rafael Vargas, también de Aprende VR, explicó que el nuevo equipo, y los días que se añadieron al campamento permitieron un currículo más robusto. "En cuatro días ellos aprenden diferentes destrezas de modelado 3D, programación y añadimos realidad aumentada este año".
"En el quinto día hicimos un ‘hackathon’, que es un maratón en el que desarrollan proyectos. Le damos el reto de una problemática para resolver. Le pedimos que utilicen las herramientas y destrezas que aprendieron de creación y visualización y se inspiren en una ciudad en el 2050, en un contexto post huracán, y tener que reconstruir y reimaginar", explicó.
Desde un principio se les deja saber que se trata de una herramienta informática y emergente que se está utilizando en múltiples disciplinas y profesiones. "Se van con la mentalidad de que es una tecnología que pueden utilizar profesionalmente en el futuro", añadió Vargas.
"Yo nunca había tenido esta experiencia antes. Cuando vi la noticia de este campamento en el periódico quería experimentar algo nuevo y me encantó. Experimentar en un ambiente 3D y la realidad virtual es algo que nunca había experimentado en mi vida", relató Natalia Pérez, estudiante de la Escuela Cimatec en Caguas.
"A mí me gustó mucho el campamento porque no había tenido esta experiencia antes y a mí siempre me ha interesado el ‘virtual reality’. En mi casa tengo uno pequeñito que sirve para el teléfono. Verlo desde aquí en el campamento, de cómo es que hacen esos juegos que tú juegas en el VR, es brutal", agregó Carlos Armando Rodríguez, también de Caguas.