Martes, 23 de Julio de 2019

‘Para mí, el Giro se acabó’, dice Dumoulin tras caída

ColombiaEl Tiempo, Colombia 22 de julio de 2019

Resumen de agencias - @ELTIEmpo
La caída que provocó el retraso de 4 minutos y 6 segundos, sufrido ayer por Tom Doumolin (Sunweb), el gran favorito al título del Giro de Italia-2019, fue la gran noticia de la cuarta etapa de la carrera por encima de la victoria lograda por el ecuatoriano Richard Carapaz (Movistar), que, en una viveza, decidió atacar a 600 metros de la meta y sorprendió a los embaladores natos, llamados a reclamar el triunfo en la línea de meta

Resumen de agencias - @ELTIEmpo
La caída que provocó el retraso de 4 minutos y 6 segundos, sufrido ayer por Tom Doumolin (Sunweb), el gran favorito al título del Giro de Italia-2019, fue la gran noticia de la cuarta etapa de la carrera por encima de la victoria lograda por el ecuatoriano Richard Carapaz (Movistar), que, en una viveza, decidió atacar a 600 metros de la meta y sorprendió a los embaladores natos, llamados a reclamar el triunfo en la línea de meta. Dumoulin, campeón del Giro en el 2017 y máximo favorito para ganarlo en esta edición, fue el principal perjudicado de una caída, a seis kilómetros de la línea de meta, que finalmente cruzó muy atrás de sus rivales y con una rodilla ensangrentada. Tras cruzar la meta cojeando y visiblemente adolorido, Dumoulin, segundo en el Giro y en el Tour el año pasado, se dirigió al autobús de su equipo antes de someterse a pruebas médicas. El reporte emitido por el equipo fue inicialmente recibido con positivismo, pues el parte era favorable: "Buenas noticias. Los rayos X revelan que Tom Dumoulin no sufre fracturas", reveló su equipo, el Sunweb alemán. Sin embargo, Dumoulin, holandés de 28 años, admitió, alicaído: "El Giro se ha acabado". Se refería, al menos, a la lucha por la clasificación general. Y agregó: "No ha habido fractura, lo que ya es una buena noticia, pero mi rodilla está muy hinchada. Era incapaz de pedalear con potencia en los últimos kilómetros, por lo que no sé cómo estaré mañana (hoy)", que ahora registra 4 minutos y 30 segundos de más que el líder de la carrera, el esloveno Primoz Roglic (Jumbo-Visma), otro fuerte candidato al título. Esa caída provocó que el pelotón se rompiera. En el grupo de adelante, Carapaz aprovechó, además, el remate con ligera subida para conseguir su segundo triunfo de etapa en el Giro. La anterior fue en el 2018, año en el que fue cuarto en la general. López perdió, pero poquito En ese panorama, el colombiano Miguel Ángel ‘Supermán’ López (Astana), tercero en la edición del año pasado y otro de los llamados a disputar el título, quedó en un grupo posterior con otros aspirantes al podio, como el británico Simon Yates (Mitchelton-Scott) y el italiano Vincenzo Nibali (Bahrain Merida): cedieron 16 segundos con respecto a Roglic. Mikel Landa (Movistar) cedió más tiempo: 42 segundos. Landa insultó a Yates Al final de la etapa, Landa, siempre polémico y siempre explosivo, reventó su furia contra Yates, al que culpó de la caída. Y lo insultó: "El put... Yates, que es un retrasado y va como un loco, me tiró en una rotonda. Es una mier... cuando pasan cosas que no dependen de ti. Me fui al suelo por culpa de otro. No es el comienzo deseado. De hecho, las sensaciones son bastante malas con esta desventaja en contra", les dijo a los enviados especiales del diario español As. Hoy, la quinta etapa favorable en teoría a los velocistas. 140 km entre Frascati y Terracina con vuelta final en circuito de 9,2 km y una larga recta a la meta de 1.500 metros.