Domingo, 21 de Julio de 2019

Mercado espera el rescate de la Fed

ColombiaEl Tiempo, Colombia 21 de julio de 2019

Le pedí a un grupo de financieros en Nueva York que predijeran el rumbo de las tasas de interés estadounidenses

Le pedí a un grupo de financieros en Nueva York que predijeran el rumbo de las tasas de interés estadounidenses. Nueve de cada diez dijeron que presumen que la próxima medida será bajarlas. Además, tres cuartas partes esperaban dos o tres recortes el próximo año. Este es un cambio sorprendente, dado que hace un mes solo había un 33% de probabilidad de un recorte de tasas este año; hace seis meses muchos esperaban más aumentos. Es difícil recordar una época en la que la opinión haya cambiado tan rápidamente sin una recesión o una crisis financiera. ¿Por qué? La explicación sencilla sería los fundamentos económicos. La producción industrial y el gasto de capital estadounidenses, por ejemplo, se han debilitado mucho por las guerras comerciales. El mes pasado, el índice PMI cayó a su nivel más bajo en 10 años. Sin embargo, no son la única explicación. Después de todo, los consumidores reportaron que tenían más confianza en la economía que en cualquier otro momento desde el 2000, y que el gasto familiar sigue siendo sólido, conforme el desempleo alcanza sus niveles mínimos en 50 años. Más allá de los datos económicos hay algunos factores psicológicos. Uno es que los inversionistas parecen sentirse cada vez más presionados a pronosticar los riesgos asociados con las guerras potenciales, militares o comerciales. También determinar el impacto en el mercado de algunos escenarios políticos. Otro factor es la incertidumbre sobre la Fed. BlackRock ve que "podría anunciar cambios en su enfoque en 2020". Esta revisión revela un aspecto clave: hay una convicción mayor de que los cambios económicos estructurales — como demografía e innovación digital — mantendrán baja la inflación. Si es así, el nivel "neutral" de las tasas se mantendrá bajo durante mucho tiempo. Los inversionistas creen que entramos en una era de la "opción de venta de Powell", en la que los mercados presumirán que la Fed hará lo que sea necesario para evitar una desaceleración.