Domingo, 13 de Octubre de 2019

‘La ruta Sub-23 es la prueba más loca de todas", dice Higuita

ColombiaEl Tiempo, Colombia 13 de octubre de 2019

LISANDRO RENGIFO - REDACTOR DE DEPORTES @lisandroabel
La Selección Colombia de ciclismo que afrontará el Mundial que arranca hoy en Yorkshire, Reino Unido, con una fuerte nómina de 19 pedalistas, entre los que se cuentan Nairo Quintana, Esteban Chaves y Sergio Higuita

LISANDRO RENGIFO - REDACTOR DE DEPORTES @lisandroabel
La Selección Colombia de ciclismo que afrontará el Mundial que arranca hoy en Yorkshire, Reino Unido, con una fuerte nómina de 19 pedalistas, entre los que se cuentan Nairo Quintana, Esteban Chaves y Sergio Higuita. El recorrido no les viene bien a todos los colombianos, pero hay dos que pueden pelear algo, pues se desempeñan bien en las competencias de un día: Carlos Betancur, en élite, e Higuita, en los Sub-23. Este último viene de hacer una excelente Vuelta a España. Ganó la etapa entre Colmenar Viejo y Becerril de la Sierra, terminó de 14 en la general, resultados buenos para un hombre de tan solo 22 años y que por primera vez participaba en una carrera tres semanas. EL TIEMPO habló con él. ¿Cómo afronta este Mundial? Es bueno. Podríamos estar en la lucha. Se hace dura la ruta, son 190 km y al final es muy quiebra patas. Se va a llegar en un grupo pequeño, de pocos corredores y yo tengo un buen embalaje, soy rápido. ¿Cómo llega después del esfuerzo de la Vuelta? No sé cómo vaya, cómo esté, tras el trajín de tres semanas. No he tenido esa experiencia de terminar una grande y luego hacer el Mundial. Mejor dicho, estoy como cuando arranque en la Vuelta a España. ¿Y el recorrido? Es muy diferente todo al Mundial. El trazado de los Sub-23 tiene poca montaña, no como la etapa que gané en la Vuelta, es bien distinto, pero nos podemos acomodar. ¿Cómo le ha ido en pruebas de un día? Eso es cierto. Me vienen bien. He hecho varias clásicas. En el Premio Miguel Induraín fui tercero y Amorebieta, cuarto. Esas competencias las hice con la Fundación Euskadi. Pero también es un corredor de tres semanas... Ese es un punto a favor. Demuestro que puedo hacer carreras de un día bien. La experiencia, la referencia, aunque la competencia de los Sub-23 es muy diferente, por eso no se sabe qué irá a pasar. ¿Qué espera de esa carrera? Es más loca que todas. Es difícil controlarla. Hay muchos ataques y vamos a ver. Solo somos cuatro los del equipo y hay selecciones de seis ciclistas. ¿Cómo afrontarla? Hay que correr a lo que vayan haciendo las selecciones que controlan como Suiza, Gran Bretaña, Suiza, los belgas, que son los que van a querer ganarla. Deben presentarse fugas y ellos deben controlar. ¿Cómo está? Si no estoy bien, si no me siento con capacidades seré honesto para ayudarle a los demás. Y si soy yo, pues hablaremos para plantear la estrategia en busca de llegar a definir la carrera. ¿Qué análisis hace de la Vuelta a España? Fue una carrera que al comienzo fue dura para el equipo. No me encontraba bien, pero después me recuperé y encontré mi mejor nivel en la tercera semana. El triunfo me dio tranquilidad. Hoy, en frío, ¿qué rememora de ese día? Es algo inimaginable. Cuando a uno se le da no lo cree. Es algo que se hizo con sacrificio, se refleja todo el trabajo que hice, la lucha por entrar a un equipo del World Tour y ganar. Vivo en paz, porque es una gran recompensa. ¿Con qué compara ese triunfo? Es el reflejo de mi vida. Fue un triunfo de la perseverancia. Me perseguían de cerca y no podía levantar el pie. Llegué a la meta con el corazón, si mermaba el paso me podían coger. Así ha sido mi carrera, de lucha, de perseverancia. ¿Por qué fue tan difícil la carrera? Perdimos a Rigoberto Urán, a Tejay Van Garderen y a Hugh Carthy. El ambiente era de soledad. Nos montamos al bus con ocho corredores en los primeros días y en la primera semana quedamos cinco. Fue algo muy triste. Seguíamos luchando, porque uno no se puede quedar ahí. Pero ahí no paró todo… Después de eso me caí varias veces. Se me desbarató la bicicleta, se me explotó la rueda trasera porque alguien me tocó desde atrás. En fin... Por eso la alegría… Nos sacamos un clavo. El equipo estaba feliz. Después de todo lo que pasó, ganar pues fue sensacional. ¿Qué le dejó la Vuelta, su primera grande? Que mi cuerpo puede ir hasta tal límite. Nunca había hecho un esfuerzo tan grande. Tengo madurez extra, y me enseñó a cómo ser un mejor ciclista, un mejor profesional. Puedo pelear una grande en el futuro. ¿Se considera la revelación del ciclismo colombiano este año? Nooo. Es un trabajo que he hecho. Tengo 22 años, pero soy más maduro. Estar en Europa es un aliciente más porque crezco como persona y como ciclista. Eso me da alas, soy referente de las nuevas generaciones y soy ejemplo y debo responder a eso.