Jueves, 02 de Abril de 2020

Filósofo Slavoj Zizek ya tiene su libro sobre el coronavirus

ChileEl Mercurio, Chile 2 de abril de 2020

"Pandemic!" sostiene que la actual crisis sanitaria desnuda la debilidad del mundo globalizado.

"Los medios nos lanzan repetidamente el mensaje de 'no caigáis en el pánico' y, a continuación, disponen una serie de datos que nos llevan necesariamente al pánico. La situación recuerda a lo que vivía en mi juventud, en un país socialista. Los representantes del gobierno nos decían con cierta frecuencia que no había motivo para el pánico. En esos momentos, todos recibíamos el mensaje nítido de que eran ellos los que tenían pánico".
¿Quién puede haber escrito algo así? Slavoj Zizek, quién si no. El filósofo esloveno ha publicado en la segunda semana de confinamiento global el que seguramente sea el primer ensayo sobre el coronavirus. "Pandemic¡ Covid-19 shakes the world" es un texto de 120 páginas, disponible en papel y para pantallas en la editorial O/R Books.
¿Qué tiene que ver el libro del coronavirus con la obra anterior de Zizek? Las pistas están en los artículos de prensa que ya aparecieron en todo el mundo la semana pasada. Zizek, que dice ser, medio en broma medio en serio, un nostálgico del comunismo, es en realidad un socialdemócrata que critica la globalización corporativa y la claudicación de los Estados en las democracias liberales y que defiende sistemas de liderazgo más centralizado. Además, anhela un modo de vida menos individualista y más comunitario. Desde ese punto de partida, el autor sostiene en "Pandemic¡" que la actual crisis sanitaria ha desnudado las debilidades de las democracias liberales y que por eso tendrá un efecto político positivo. "El dilema al que nos enfrentamos es: barbarie o alguna forma de comunismo reinventado".
China, dice Zizek, ha gestionado mejor el coronavirus que Italia, aunque el autor no ignora los pecados de la República Popular, que quiso silenciar las primeras alarmas sobre la epidemia y ahora fuerza los datos para pasar página apresuradamente. "La vieja lógica autoritaria de los comunistas en el poder también ha demostrado sus limitaciones. Un ejemplo es el miedo a llevar las malas noticias al público y a aquellos que están en el poder; eso hizo que se minimizaran los estudios. Por esa razón, aquellos que dieron las primeras noticias sobre el virus fueron arrestados", escribe Zizek.
La otra parte de su análisis sostiene que el desafío de la crisis sanitaria globalizada solo se puede afrontar desde las herramientas de Estados-nación fuertes basados en un pacto social clásico que proteja al débil.
"No soy utópico, no apelo a la solidaridad entre los pueblos. Al contrario, creo que la actual crisis demuestra que la solidaridad y la cooperación responden al instinto de supervivencia de cada uno de nosotros, y que es la única respuesta racional y egoísta que existe. No solo para el coronavirus (...). Como ha dicho Owen Jones, la crisis del clima mata a más gente que el coronavirus, sin que sintamos pánico por ello", escribe Zizek, que sostiene que su "enfoque comunista" es la única manera de pactar un sistema que evite una purga de ancianos y personas enfermas abandonados a la muerte.
"Pandemic¡" también es reconocible como un libro de Zizek por su prosa, repleta de referencias a la cultura pop y a la filosofía, dispuestas junto a chascarrillos personales a menudo cómicos. "En mi juventud, en la Yugoslavia socialista, empezó a correr un rumor que decía que no había reservas de papel higiénico. Las autoridades respondieron: hay papel higiénico suficiente. Sorprendentemente, la población lo creyó. Sin embargo, un consumidor medio razonaba de esta manera: 'Sé que el rumor es falso, sé que hay papel higiénico suficiente, pero, qué pasa si el resto de la gente cree que no hay reservas y se lanza a por el papel de las tiendas y causa una carestía... Mejor voy a comprar papel".