Jueves, 13 de Agosto de 2020

Entidades financieras reportan hasta 935.000 renegociaciones en créditos de afectados por coronavirus

Costa RicaLa Nacion, Costa Rica 12 de agosto de 2020

La Asociación Bancaria Costarricense informó, la mañana de este martes 31 de marzo, que 14 bancos públicos y privados afiliados a esta organización han ajustado operaciones de crédito a 701.213 personas y 72.010 empresas que se han visto afectadas económicamente por el coronavirus.

Las organizaciones financieras reportan readecuaciones en cerca de 935.000 operaciones crediticias, según dos comunicados de prensa de agrupaciones del sector, enviados la mañana de este martes 31 de marzo.

Por un lado, la Asociación Bancaria Costarricense informó de que 14 bancos públicos y privados afiliados han ajustado operaciones de crédito a 701.213 personas y 72.010 empresas que se han visto afectadas económicamente por el coronavirus.

En el caso de los créditos personales, los programas de moratoria incluyen: 34.139 operaciones de vivienda, 35.143 de vehículos, 137.453 de consumo y 653.393 de tarjetas.

En cuanto a los créditos empresariales, 70.472 corresponden a pymes (pequeñas y medianas empresas) y 1.538 a créditos corporativos.

Por su parte, la Cámara de Bancos informó de que las entidades de esta agrupación están aplicando ajustes a 935.571 operaciones crediticias.

Dentro de las acciones realizadas por el sistema financiero nacional se encuentran: autorizar préstamos de emergencia principalmente en el sector empresarial; otorgar refinanciamientos, prórrogas, readecuaciones y periodos de gracia.

Cabe destacar que algunas entidades financieras del país pertenecen a ambas agrupaciones por lo que los datos no se pueden sumar.

Algunos ejemplos

Son variadas las medidas que las entidades están aplicando. Por ejemplo, el Banco Nacional, para los clientes de las áreas de turismo y comercio, ofrece un plan de pago cuota variable, en el cual podrán prescindir de su pago de las cuotas de los próximos tres meses y hasta nueve meses, de modo que las mismas se trasladarán a la cuota final del crédito.

El Banco de Costa Rica otorga un periodo de gracia total de seis a 12 meses; es decir, el capital y los intereses no se cobran en ese periodo, el cliente pagará únicamente lo que corresponde a pólizas relacionadas con el crédito.

Los intereses dejados de pagar se les cobrarán mediante un nuevo crédito que regirá al finalizar el periodo de gracia. En los casos que ameriten se extiende el plazo del vencimiento de la operación principal hasta 11 meses. Esta facilidad aplica para clientes con menos de 60 días de mora.

En Bac Credomatic, para los créditos hipotecarios, créditos prendarios, préstamos personales y leasing, los clientes pueden prescindir de pagar las próximas dos cuotas y las mismas pasarán a ser parte de su saldo final del periodo de crédito. Esta medida se aplica de forma automática, por lo que no tendrán que realizar la gestión.

En Mucap, para los clientes, con operaciones de crédito al día, o que al 29 de febrero del 2020 presenten un atraso máximo a 60 días, se prorroga el pago de las próximas dos cuotas, las cuales se cancelarán al finalizar el plazo contractual del crédito. Esta medida aplica de manera automática por lo que el cliente no debe realizar ninguna gestión adicional.

"Las entidades bancarias están en la mejor disposición de apoyar a quienes están enfrentando la crisis generada por el coronavirus, por eso se están realizando todos los ajustes necesarios para aplicar prórrogas en las operaciones de crédito de personas y empresas afectadas por la actual crisis", manifestó María Isabel Cortés, directora Ejecutiva de la Asociación.

"Este tipo de acciones muestran la disposición y el compromiso del sistema financiero nacional de sumar esfuerzos para que sus clientes no caigan en morosidad y puedan superar las consecuencias económicas a raíz de la situación que vive el país por el Covid-19", indicó Annabelle Ortega, directora ejecutiva de la Cámara de Bancos e Instituciones Financieras.

En la Asamblea Legislativa los diputados valoran un proyecto de ley para realizar una moratoria bancaria para las personas y negocios realmente afectados por los efectos económicos generados por la pandemia.

Bernardo Alfaro, superintendente general de Entidades Financieras, advirtió de que dicha moratoria no debe ser generalizada pues podría afectar la liquidez de las entidades, ni mucho menos pensar en condonaciones porque el dinero que se presta es de los ahorrantes y del patrimonio de la entidad, según expresó en una carta el 28 de marzo a los legisladores con sus observaciones del plan.

La Asociación informó que es importante que los clientes tengan claro que los procedimientos a seguir para aplicar esta moratoria pueden variar de una entidad a otra, por eso si tienen dudas deben informarse por medio de los canales oficiales que para este fin han habilitado los bancos, por medio de sus plataformas electrónicas o centrales telefónicas.

"Los bancos están haciendo un esfuerzo por apoyar a los clientes que realmente lo necesitan. Los deudores que no están siendo impactos deben ser solidarios y atender sus obligaciones financieras oportunamente; eso le permitirá a las entidades bancarias enfocarse en quienes requieren ayuda.", añadió Cortés.