Jueves, 02 de Julio de 2020

Caribe necesita cambio en las redes de energía

ColombiaEl Tiempo, Colombia 2 de julio de 2020

La falla en el circuito Sabanalarga que dejó sin energía por más de siete horas a cinco departamentos de la costa Caribe el miércoles pasado es una muestra más de la obsoleta infraestructura para la transmisión y suministro de electricidad en esta región del país

La falla en el circuito Sabanalarga que dejó sin energía por más de siete horas a cinco departamentos de la costa Caribe el miércoles pasado es una muestra más de la obsoleta infraestructura para la transmisión y suministro de electricidad en esta región del país. Por esta razón, tanto EPM como Enerpereira, en conjunto tendrán que desembolsar cerca de $11 billones para superar el rezago en el deterioro de las redes, subestaciones y circuitos en las diferentes líneas de operación de la que fuera Electricaribe. En su momento, Ángela Patricia Rojas, agente interventor de la electrificadora afirmó que el total de las inversiones proyectadas para ambos mercados son por más de $10,7 billones. "Quien se quede con el segmento de Caribe Mar, la inversión estimada es por más de $5 billones, y en Caribe Sol son por más de $5,7 billones", dijo. Según el Expediente Tarifario, diagnóstico presentado en agosto del 2018 por la Superintendencia de Servicios Públicos para mejorar el servicio de energía de Electricaribe, recalcó que no hay "una obra específica", y el trabajo consistirá en cambiar los equipos viejos por otros con tecnología de vanguardia. Y agrega que la modernización tendrá como objetivo ampliar y fortalecer la cobertura con un servicio de calidad, y para alcanzar los niveles de eficiencia y calidad, las tareas deben ejecutarse en dos frentes de inversión: red de distribución y control de pérdidas. En el primero, se debe buscar una ampliación en la capacidad del sistema con la instalación de nuevas subestaciones, transformadores de potencia y circuitos, con el fin de atender de el crecimiento de la demanda en la Costa. Así mismo, se debe ejecutar un plan de reposición de redes para cambiar las líneas de distribución que están en mal estado, tanto en la red de alta tensión como en la de media tensión. Otra de las tareas debe consistir en la instalación del smartgrid, sistema compuesto por elementos de telecontrol coordinados para mejorar la respuesta de la red ante contingencias. Además, los procesos de modernización de la infraestructura para los mercados de Caribe Mar y Caribe Sol deberán estar acompañados del montaje de sendos centros de control, los cuales se convertirían en el cerebro de las operaciones. Finalmente, para mejorar la confiabilidad del servicio a través de la red de distribución en las zonas rurales, se construirá una segunda línea de alimentación para las subestaciones rurales. En el frente de inversiones para el control de pérdidas, se cambiará la red abierta por una red protegida para hacer más difícil las conexiones ilegales. En ese sentido, se implementará un plan de medición inteligente con la adquisición de herramientas tecnológicas, que permitan una gestión eficiente de la información.