Domingo, 20 de Septiembre de 2020

El empleo se estancó en agosto

PerúEl Comercio, Perú 20 de septiembre de 2020

En deterioro ? En el octavo mes del año se registraron casi 32 mil puestos de trabajo formales menos que en julio ? Empleo informal se incrementa.

Por NIcolás Castillo Arévalo



Uno de los principales riesgos que enfrenta la economía peruana, en los próximos meses, es que su recuperación pueda ser afectada por la debilidad de la demanda interna, debido al deterioro tanto del empleo como la inversión.





Para los expertos, las cifras para agosto del mercado laboral en Lima Metropolitana acercan a la economía a ese panorama. Esto, porque los datos revelan que la recuperación del empleo registrada a partir de mayo se estancó en dicho mes.





Así, de acuerdo con cifras del INEI y el BCR, al octavo mes del año el número de puestos de trabajo disminuyó en más de 32 mil frente a julio, al totalizar 3,63 millones. Más aún, el número de plazas es inferior en alrededor de 1,3 millones respecto a febrero, cuando la pandemia todavía no se había extendido en nuestro país.





?El empleo no solo perdió dinámica, sino, en términos netos, se ha mantenido estancado respecto a julio?, precisó la consultora Phase en un reporte.





?El mercado laboral sigue mostrando debilidad. De hecho, la cantidad de empleo que se ha perdido entre marzo y agosto es de alrededor de 1,3 y 1,4 millones, producto de esta pandemia. Estamos viendo que mes a mes, desde junio, hay un estancamiento del empleo?, indicó Hugo Perea, economista jefe para el Perú del BBVA Research.





?Por tipo?





Una de las razones detrás del estancamiento del empleo es el comportamiento que vienen experimentando los diversos sectores de la economía.





A decir de Alfredo Thorne, socio de Thorne & Asociados, la producción nacional se está recuperando sobre todo en las actividades más formales de la economía, que no necesariamente son las más intensivas en mano de obra, como por ejemplo, las actividades extractivas.





De acuerdo con los datos, al cierre de agosto, los empleos formales o adecuados, llamados así porque las horas laborables superan las 35 a la semana y los ingresos están por encima del mínimo referencial, sumaron 1,65 millones, inferior en más de 35 mil plazas respecto a julio.





No obstante, el subempleo (empleo informal) creció en más de 3.000 plazas al llegar a los 1,98 millones.





Por tamaño de empresa, el número de puestos de trabajo aumenta sobre todo en las compañías de más de 50 trabajadores. A decir de Thorne, lo que podría ocurrir es que dichas organizaciones estén subempleando a trabajadores, porque la incertidumbre no permite contratar a un plazo indeterminado.





?Impacto?





Para Perea, la situación del empleo afectará el consumo privado en los próximos trimestres, toda vez que las personas que estarían pasando del lado formal al informal reducirían su nivel de ingresos, a la vez que la mayor oferta de trabajo congelaría las remuneraciones.





También, Perea mencionó que la inversión privada experimentaría un deterioro, debido al menor dinamismo del consumo privado y al mayor entorno de incertidumbre generada por el ruido político actual y las próximas elecciones.





Con ello, indicó que las cifras del PBI podrían verse afectadas en los próximos trimestres, de ahí que se requiere disminuir la incertidumbre.





?Un elemento que podría ayudar a que la economía se recupere de forma más rápida es facilitando las decisiones de gasto del sector privado. Para ello se requiere brindar más visibilidad, reduciendo la incertidumbre, y ahí los actores políticos tienen un gran papel?, mencionó el economista.





Para Thorne, el ruido político es perjudicial para el empleo, debido a que no solo retraerá la inversión privada, sino también la pública.