Martes, 22 de Septiembre de 2020

La buena educación

ChileEl Mercurio, Chile 22 de septiembre de 2020

"Tan solo existe el problema, no hay respuesta

"Tan solo existe el problema, no hay respuesta. La solución del problema está en comprenderlo", repetía el sabio. E insistía: "Las ideas nunca generarán una revolución radical en la mente. Pero si nos comunicamos mutuamente, al mismo tiempo y al mismo nivel, tal vez entonces surja una comprensión total". Aprehender. A eso se refiere. No a memorizar, sino a incorporar. No a repetir, sino a sentir. No solo a escuchar, sino también a escucharse. Sin embargo, esto requiere de una actitud mental dispuesta a abrirse a uno mismo y al otro. A comprender. A integrar lo nuevo. A observar las, a veces, dolorosas sombras.
Desde Sócrates, los sabios vienen advirtiendo que el verdadero conocimiento viene desde dentro. En el fondo, que el aprender es aprehender. Aunque sean conceptos antiguos o dados por hechos: si cada uno de nosotros no los incorpora como propios, quedarán en el olvido y de poco servirán. No avanzaremos. Porque, siguiendo a Kierkegaard, más importante que "la Verdad con V mayúscula" es encontrar la "verdad para mí". Así -repetía el filósofo-, cuando el ser humano actúa, y especialmente cuando toma importantes decisiones, es cuando se relaciona con su propia existencia. Y esa existencia es coherencia. Y la coherencia necesita del aprehender. Por qué no incorporar más la enseñanza de Gandhi, cuando asegura que educar es que el maestro extraiga del alumno lo mejor de su persona: la virtud y la sabiduría. Y a estas solo se llega a través del conocerse y tener el dominio de uno mismo. El conocimiento viene desde dentro.