Lunes, 26 de Octubre de 2020

Suspenden la emisión de nueva deuda de corto plazo

El SalvadorLa Prensa Gráfica , El Salvador 26 de octubre de 2020

El Gobierno suspendió una emisión de Certificados del Tesoro (CETES) programada para realizarse hoy con lo que buscaba obtener hasta $645.8 millones en financiamiento, amparado en el Decreto Legislativo 640.

Javier Orellana
El Gobierno suspendió una emisión de Certificados del Tesoro (CETES) programada para realizarse hoy con lo que buscaba obtener hasta $645.8 millones en financiamiento, amparado en el Decreto Legislativo 640.
Estos fondos tendrían que haber servido para el fideicomiso de apoyo a las empresas, pagar a proveedores del Estado o para la devolución del IVA a los exportadores, pues la base legal es la autorización que dio la Asamblea Legislativa para la emisión de $1,000 millones en deuda.
El decreto en cuestión autoriza al Gobierno a emitir títulos valores o a buscar un préstamo a largo plazo; sin embargo, también permite la obtención de buscar un crédito puente, u otra forma de financiamiento, que sea de corto plazo.
Este medio consultó al Ministerio de Hacienda el porqué se decidió suspender la emisión, pero no respondieron.
Ricardo Castaneda, economista senior del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI), opinó que "es muy raro que se cancele una emisión de la noche a la mañana por todos los procesos que se requieren".
Considera que un escenario que podría explicar la suspensión es que Hacienda pudo haber estimado que no iban a lograr colocar las CETES -es decir sin suficientes inversionistas con interés- o que la tasa de interés podría ser muy alta.
Que el Gobierno haya decidido no proceder con la emisión porque no necesita los fondos es un escenario que Castaneda "no ve factible" puesto que la negociación en la Asamblea Legislativa para la obtención de financiamiento "sigue siendo bastante lenta". Del dinero que ya fue asignado del préstamo por $250 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), muy poco se destinó para el funcionamiento del Gobierno.
"Este tipo de elementos vuelve a ejemplificar el secretismo y opacidad que sucede muchas veces con la colocación de este tipo de créditos o instrumentos. Sería muy sano que desde el Ministerio de Hacienda se diera una explicación pública. Con eso se reducirían los niveles de especulación, se tendría mayor certeza y no se vería afectado el perfil de riesgo del país", aseveró Castaneda.
La deuda de corto plazo, compuesta por las Letras del Tesoro (LETES) y las CETES, es la que ha crecido más rápido este año. El saldo pasó de $936.1 millones en diciembre a $1,371.6 millones en julio lo que implica un aumento de 46.5 %, de acuerdo al Ministerio de Hacienda.
En junio el país debía en el corto plazo 1,850.4 millones, pero el Gobierno pagó la totalidad del saldo de CETES, de $483.6 millones tras una emisión de bonos en el mercado internacional.
En el caso de las LETES fue en marzo cuando el Gobierno hizo un incremento significativo y llegó casi al máximo permitido con un saldo de $1,481 millones. En febrero fue de $1,049 millones.
Las LETES se han estado pagando al mismo ritmo que se siguen emitiendo, con lo cual el saldo no varía de forma significativa. En julio, por ejemplo, el Gobierno pagó $114.9 millones en LETES, pero emitió $120.7 millones.
El presidente del Banco Central de Reserva (BCR), Nicolás Martínez, que compareció ante la Asamblea Legislativa el miércoles informó que entre abril y agosto el Gobierno tuvo ingresos por $1,595 millones provenientes de deuda de corto plazo y la mayoría se gastaron.
Los diputados cuestionaron si el Comité de Normas del BCR redujo los requerimientos de reserva de liquidez a los bancos para que estos utilizaran ese capital en la compra de CETES y LETES.
Martínez, explicó que se hicieron dos cambios relacionados a la reserva de liquidez, uno el 24 de marzo y otro el 14 de abril y argumentó que son los bancos, y otros inversionistas, quienes deciden si comprar LETES o CETES.