Domingo, 29 de Noviembre de 2020

Holcim anuncia cemento multibase

El SalvadorLa Prensa Gráfica , El Salvador 29 de noviembre de 2020

Holcim lanzó al mercado un cemento multibase, especialmente diseñado para estabilización de suelos y materiales granulares, desarrollado bajo la normativa ASTM 1157 tipo MH.

Redacción de Economía
Holcim lanzó al mercado un cemento multibase, especialmente diseñado para estabilización de suelos y materiales granulares, desarrollado bajo la normativa ASTM 1157 tipo MH.
La empresa informó mediante un comunicado que la fórmula incrementa las propiedades mecánicas de los suelos, favoreciendo la reducción de fisuras que pueden generarse por contracción plástica; además mejora la resistencia de los suelos a las condiciones climáticas y al tener mayores tiempos de fraguado, es decir secado, en comparación con los cementos convencionales, favorece una adecuada colocación y desempeño de la estabilización.
"El cemento multibase viene a llenar una necesidad del mercado salvadoreño ya que no existía una solución desarrollada especialmente para suelos", comentó Jorge Scull, gerente comercial de Holcim El Salvador.
Entre los usos para los que está diseñado el producto están: mejoramiento y estabilización de caminos municipales, vías vecinales, calles internas de fincas, ingenios y empresas productoras; bases para pavimentos de vías de alto y bajo volumen de tránsito y estacionamientos, así como construcciones de pavimentos unicapa.
"La introducción de un nuevo tipo de cemento en estos momentos de reactivación económica es una muestra firme de la confianza que tenemos en El Salvador, en su gente y en el sector de la construcción, que no solo busca calidad y respaldo, sino soluciones de construcción que solventen sus necesidades y que sean amigables con el medio ambiente", explicó Amalia Palacios, gerente de mercadeo de Holcim El Salvador.
El cemento multibase es uno de los productos que el Grupo LafargeHolcim está impulsando a nivel mundial para cumplir con el compromiso Net Zero, con una hoja de rutas para llegar a cero emisiones en el 2030.
Desde el punto de vista del ciclo de la construcción, el contar con productos de menor huella de carbono o con significativas reducciones de CO2 contribuye a mitigar el impacto ambiental e incentiva cambios en la forma tradicional de construir.