Viernes, 12 de Agosto de 2022

Alejandro Fantino contó que habló con Riquelme y dio detalles de su relación: "Amargamente afectuosos"

ArgentinaLa Nación, Argentina 5 de agosto de 2022

Alejandro Fantino relató a Juan Román Riquelme en su época de jugador El periodista Alejandro Fantino contó esta semana en un nuevo episodio de su podcast, Fantacast , que recientemente tuvo contacto con el vicepresidente de Boca Juniors , Juan Román Riquelme , y explicó qué características tiene el vínculo que los une

Alejandro Fantino relató a Juan Román Riquelme en su época de jugador



El periodista Alejandro Fantino contó esta semana en un nuevo episodio de su podcast, Fantacast , que recientemente tuvo contacto con el vicepresidente de Boca Juniors , Juan Román Riquelme , y explicó qué características tiene el vínculo que los une.



"Hace unos días cambié unos mensajes de WhatsApp con él, creo, amargamente afectuosos , y falsamente afectuosos . Yo creo que es muy pragmática nuestra relación . No sé si la palabra es afecto. Creo que las cosas están claras, de cómo yo hablo de él, y lo que él piensa de mi", indicó Fantino, tras categorizar al "Último Diez" como un "semidios" para Boca.





Luego, explicó que no es "amigo de Riquelme ", y tampoco quiere serlo. "Creo que Román respeta mi mirada, y tampoco me atacaría porque tiene cierto respeto profesional por mi manera de ver las cosas. Sabe que jamás me metería con una cuestión personal, y que jamás lo atacaría a él como persona".



A su vez, confesó que tiene "una especie de sentimiento oceánico" cuando lo trata. " (Sigmund) Freud sostiene que, como hombres, tenemos una especie de glándula que nos permite creer, el sentimiento o capacidad de lo numinoso . Se lo puede tener con un político, con un dios, una religión o un santo", indicó. Después admitió que a él le ocurre eso con el exfutbolista xeneize.



Al mismo tiempo, criticó la actitud de "soberbia" que, cree, Román está adoptando en su rol de dirigente. " Riquelme juega con fuego . Empieza a caminar por la fina línea de provocar el cansancio de mucha gente. Lo hace pulsionalmente, o inconscientemente, cada vez más. Recurriendo a la mitología griega, el conductor comparó la situación del dirigente con las deidades que caían en desgracia según aquella tradición. "No le puede pasar a un semidios caer en hibris , en locura, en soberbia , en esa especie de fiebre que los volvía locos antes de derrumbarlos a los dioses".







Juan Román Riquelme, una leyenda como jugador



Por otra parte, aseguró que "la prensa le tiene miedo" a Román , y que los periodistas "se atragantan cuando tienen que hablar" de él. A la vez, juzgó su actitud como "comprensible porque mucha prensa tiene que ir a la cancha, tiene que atravesar barras bravas" y "gente cercana a Riquelme".



En un plano más filosófico, Fantino indicó que Riquelme logró fundir su figura con la de la institución de la Ribera. "Logró una ruptura. Dio un paso más allá de la idolatría o de ser un tipo amado, y se convirtió un poco en Boca . Y esto lo hace muy complicado para analizar. Riesgoso. Cuando vos criticas a Riquelme, en algún punto, estás diciendo algo malo de Boca ", señaló.





"Román es parte de esa santísima trinidad boquense. Boca es Dios, es la idea general, el concepto, la camiseta, el escudo, el alma. Pero después, ahí, en ese trío, me entra Riquelme. Yo siento cosas muy por encima de lo que sentía por Maradona en Boca. Me genera cosas muy fuertes, pero no quita que pueda decir lo que está mal", añadió.







Cascini, Bermúdez y Delgado, el trinomio que integra el Consejo de Fútbol (más Chicho Serna) y que conduce Juan Román Riquelme



En la analogía con los dioses griegos, Alejandro recordó que, de acuerdo con esa civilización, las deidades "caminaban entre nosotros". Al mismo tiempo, el relator estimó que Riquelme es consciente del poder que tiene, y lo ejemplificó con el traslado de Boca al centro de entrenamiento que tiene en Ezeiza: "Deja de ser Boca en Brandsen, y se va al predio. Ya no hay entrenamientos en la cancha. Corta con el Mundo Boca para ir al predio ", reforzó.





Por último, caracterizó a los miembros del Consejo de Fútbol como "los jardineros de Riquelme" , al utilizar como referencia el libro Desde el jardín , de Jerzy Kosinski , donde un personaje anodino y sin mayores atributos llega, sin proponérselo y como consecuencia de una serie de hechos azarosos, a ocupar un lugar de relevancia en la sociedad. A ellos, les pidió que tengan la humildad de abrirse y de escuchar, y los acusó de tener la necesidad de siempre vivir "en guerra". En ese sentido, consideró que el único que "podría dar un poco más allá" para sacar a Boca del conflicto es el propio Riquelme, a quien también definió como un héroe e ídolo "colérico" .