Viernes, 07 de Octubre de 2022

¿Cómo hace un autor que nació hace 400 años para hablar de los miedos del presente?

UruguayEl Pais, Uruguay 22 de septiembre de 2022

Sebastián Silvera Perdomo recibió a El País con un overol manchado de pintura

Sebastián Silvera Perdomo recibió a El País con un overol manchado de pintura. "Esto es teatro independiente", dijo, mientras otro compañero pintaba el hall del Teatro Stella y en escena otros preparaban el escenario para el estreno de El enfermo imaginario.
"Metemos mano, dirigimos, actuamos, realizamos, diseñamos", dice Silvera Perdomo, quien además es directivo de La Gaviota, el grupo que está cumpliendo 45 años y se encarga de la legendaria sala de Mercedes y Tristán Narvaja.
Es para celebrar esa aniversario (que los encuentra "hermoso, divino", dice Silvera Perdomo) que lo hicieron coincidir con otro cumpleaños de número redondo: los 400 años del nacimiento de Moliére. El francés que escribió y estrenó El enfermo imaginario en 1673.
Es la historia de Argán, un hipocondríaco mezquino que queda a merced de un médico poco apegado a la ética profesional. Es una comedia que sigue funcionando y que tiene aplicaciones contemporáneas.
En la puesta de Silveira Perdomo actúan Fernando Amaral, Cristina Cabrera, Agustina Vázquez Paz, Gabriela Quartino, Mathías Albarracín, Daniel Plada, Damián Barrera y Fernando Lofiego. Va sábados a las 21.00 y domingos a las 19.00.
La charla con Silvera Perdomo fue el jueves 15, dos días antes del estreno, y por eso esa actividad fervorosa en la que él, porque es teatro independiente, es uno más.
Primero hacer notar que el Stella está cada vez integrado a la agenda cultural. ¿Cómo los encuentra estos 45 años como grupo a La Gaviota?
Cuando tomamos la posta la sala estaba todo muy venida a menos y se llovía. A través de convenios logramos impermeabilizar toda la parte del techo que hacía mucho tiempo que no se hacía. Después el laburo que vos ves: todos los integrantes, metiendo mano, pintando, realizando.
Es que claramente sigue intacto el espíritu del teatro independiente.
El espíritu está intacto y obviamente que nos vamos adaptando también a las nuevas generaciones y tratando de generar público nuevo. ¿Y cómo les va con eso?
Bastante bien. Hicimos obras con la Comedia Nacional que arrimaron mucha gente joven, que también se está acercando con los espectáculos que vienen de Argentina. Y estamos presentando un contenido potente, con obras como Slaughter de Sergio Blanco por María Dodera o El cuerpo de Gabriel Guerrero.
¿Y cómo llega Moliére en este momento?
Hace tiempo que quería hacer un Moliére y El enfermo imaginario nos pareció pertinente. Salimos de una pandemia y Moliére plantea la crítica a lo que era el cuerpo médico y la fantasía que vendían. Lo planteó hace 400 años y hoy nos encontramos una pandemia con un virus que apareció, a tiempo apareció la vacuna y las farmacéuticas hicieron millones. Moliére habla de eso.
¿Su puesta lo actualiza?
La trabajamos en un ambiente como hospitalario, despojado, limpio, pero al momento de de llevar la escena cuando cuando estaba trabajando con el libreto, me di cuenta que erauna maravilla. Entonces ¿qué podés agregar? Tiene un humor fantástico, los personajes son brutales. Habla también del miedo a la muerte, que hoy lo tenemos con de las enfermedades, la religión, las noticias. Y cómo esa crítica está desarrollada a través del humor. Es una locura la vigencia de Moliére.