Viernes, 03 de Febrero de 2023

Mayoría de peatones prefiere rutas con "obstáculos saludables" en lugar de veredas "aburridas"

ChileEl Mercurio, Chile 5 de diciembre de 2022

Cambios menores en el paisaje urbano, como incluir peldaños y escalones altos en ciertas rutas, servirían para fomentar el ejercicio.

Hasta 78% de los caminantes tomaría una ruta más desafiante, con obstáculos como vigas de equilibrio, peldaños y escalones altos, según un estudio de la U. de Cambridge.
Los hallazgos sugieren que proporcionar rutas de "paisaje activo" en áreas urbanas podría ayudar a abordar lo que los investigadores tildan como una "pandemia de inactividad", y de esta forma mejorar los resultados de salud a escala global.
Hacer ejercicio "sobre la marcha" es clave para cumplir con los objetivos recomendados de actividad física. Y si bien caminar por la vereda es mejor que no hacer nada, esta actividad no causa un aumento significativo en la frecuencia cardíaca, por lo que solo califica como ejercicio leve.
A menos que incluya ejercicios como saltar o equilibrarse, caminar tampoco mejora significativamente el equilibrio o la densidad ósea.
Enorme impacto
Investigaciones anteriores sobre opciones de rutas saludables se han centrado en la probabilidad de que las personas caminen en lugar de usar el transporte. Pero este nuevo estudio de la prestigiosa universidad británica, para el que se encuestó a 595 participantes, examinó qué tan probable es que las personas elijan una ruta más desafiante que una convencional y qué características de diseño influyen en sus elecciones.
Según publicaron ayer en la revista Landscape Research, bajo un diseño correcto, la gran mayoría de los peatones elige "obstáculos saludables" en lugar de aceras "aburridas".
La autora principal, Anna Boldina, del Departamento de Arquitectura de la U. de Cambridge, dijo al respecto que "incluso cuando el aumento en el nivel y la extensión del nivel de actividad es modesto, cuando millones de personas usan paisajes urbanos todos los días, esas diferencias pueden tener un gran impacto positivo sobre la salud pública".
"Nuestros hallazgos muestran que los peatones pueden ser empujados a una gama más amplia de actividades físicas a través de cambios menores en el paisaje urbano".