Viernes, 03 de Febrero de 2023

En el Mundial mexicana se raya con jersey de Modric

MéxicoEl Universal, México 5 de diciembre de 2022

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 5 (EL UNIVERSAL)

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 5 (EL UNIVERSAL).- "Luka Modric es ese muchacho que siempre da los buenos días y saluda a todo el mundo". Así empieza la historia de Valeria Cuéllar, la mexicana que ahora presume la playera del futbolista croata.



Un regalo mágico que llegó en la rueda de prensa posterior al Croacia-Bélgica, cuando Luka Modric obsequió al salir de la sala su camiseta a una muchacha que, visiblemente emocionada, no se terminaba de creer lo que acababa de ocurrir.



Ella es Valeria Cuéllar, una joven mexicana que vive y estudia en Madrid, voluntaria de la FIFA para el Mundial de Qatar. "Estoy estudiando para entrar en el mundo del periodismo deportivo y hago prácticas de fotógrafa en el Real Madrid. Me presenté como voluntaria de la FIFA para estar en esta Copa del Mundo y, en cuanto mi jefe se enteró, me dio la oportunidad de venir a Qatar durante un mes. Ahora formo parte del equipo de operaciones de fotografía del Estadio Áhmad bin Ali y confieso que disfruto mucho de la parte organizativa. Si antes mi sueño era trabajar en el Real Madrid, hoy tengo que decir que esta experiencia me ha abierto nuevos horizontes", comenta.



Así que Valeria ha estado bastantes veces en el Santiago Bernabéu por trabajo. "(Luka) Me conoce bien, como a todos los fotógrafos que trabajan en el Real Madrid. Luka es ese muchacho que siempre da los buenos días y saluda a todo el mundo con una sonrisa. Es un caballero, un chico de oro".



Hace unos días, ella le escribió un mensaje, felicitándolo y mandándole un saludo. "Le dije que estaría aquí por trabajo en el Croacia-Bélgica. Eso fue todo. Ya le había pedido la camiseta algunas veces en Madrid, pero nunca la había conseguido. Me había comentado que me la daría, pero no acababa de creerme que pudiera llegar a suceder. Cuando me la dio, creo que fui la persona más feliz del mundo en ese momento. No me lo creía, de verdad, es una leyenda".