Viernes, 03 de Febrero de 2023

El mercado laboral tuvo una recuperación moderada en 2022, ¿qué pasará con el empleo en 2023?

UruguayEl Pais, Uruguay 25 de enero de 2023

Durante el año 2022, el mercado de trabajo mostró estabilidad y una moderada recuperación en comparación con el año anterior; hubo 26.489 uruguayos desocupados menos que durante el 2021.

Por Pía Mesa
El mercado de trabajo cerró en 2022 con una moderada recuperación, luego de que durante los primeros nueve meses del año mostrara un deterioro. Los principales indicadores del mercado de trabajo mejoraron en comparación con 2021 y se destacó que el nivel de empleo se recuperó no solo frente a la caída que había sufrido tras la pandemia del covid-19, sino también frente al período comprendido entre 2015 y 2019.

Ayer, el Instituto Nacional de Estadística (INE) divulgó las cifras correspondientes al mes de diciembre, a partir de las cuales se concluyó que el 2022 cerró con una tasa de desempleo -indicador que mide las personas desocupadas respecto de la Población Económicamente Activa (PEA)- de 7,9%. Esto implicó una mejora de 1,4 puntos porcentuales en comparación con el registro de 2021 y según el Centro de Estudios para el Desarrollo (CED) se ubicó en niveles similares a los de 2017 y 2018.

En este sentido, de acuerdo con los datos procesados por El País, en 2022 hubo 141.565 uruguayos desocupados, lo que significó una reducción de 26.489 personas en términos absolutos, en comparación con el año anterior.

La tasa de empleo -que mide el porcentaje de personas empleadas en relación a la Población en Edad de Trabajar (PET)- cerró en diciembre en 57,7%, una mejora de 0,6 puntos frente a igual mes de 2021. En el promedio del año, la tasa de empleo fue 57,1%, mientras que en el promedio de 2021 había sido 56%.

Según datos procesados por El País, esto implicó que durante el año 2022, se crearon unos 32.337 puestos de trabajo, luego de los 59.000 empleos que se habían generado en 2021, tras el impacto de la pandemia del covid-19.

Desde el CED indicaron que la tasa de empleo para el promedio 2022 estuvo medio punto por encima del promedio de 2019.


"Gran parte del crecimiento promedio del empleo estuvo relacionado con un efecto de arrastre estadístico, dado que en 2021 el primer semestre se había presentado como muy negativo y el segundo semestre como muy positivo. Dicho de otra manera, en 2021 el empleo había terminado muy por encima de su promedio. En otras palabras, a lo largo de 2022, la creación de puestos de trabajo fue más bien nula", señalaron desde el CED.

En la misma línea, la economista y socia de Exante, Florencia Carriquiry, explicó que en la comparación "punta a punta (diciembre 2021-diciembre 2022), no hubo creación de empleo, dado el efecto arrastre que había dejado la mejora del mercado de trabajo del segundo semestre de 2021" aunque destacó que el año pasado "la población ocupada alcanzó el mayor nivel desde 2014".

En este sentido, desde el CED manifestaron que el empleo en Uruguay se ubicó no solo "en niveles superiores a la prepandemia", sino que también destacaron la recuperación de "aproximadamente la mitad de los puestos de trabajo" que se habían perdido entre 2015 y 2019.

Por otra parte, la tasa de actividad -concepto vinculado a la oferta laboral, que mide a la PET que está ocupada o que busca empleo- fue 62,7% en diciembre, casi igual al registro de diciembre de 2021 cuando fue 62,6%. Al analizar la tasa de actividad en el promedio de 2022 frente al promedio del año anterior (62% versus 61,8%, respectivamente), se concluye que hubo unas 6.982 personas activas más de un año a otro.

"Hubo una recuperación de la población en búsqueda de empleo, que se reflejó en una suba de la tasa de actividad algo más intensa, en este caso alcanzando los niveles de fines de 2021", señaló Carriquiry.

No obstante, desde el CED indicaron que "la recuperación cíclica del empleo estaría llegando a su fin" dado que "consecuentemente se visualizan en el horizonte cuellos de botellas estructurales para continuar generando empleos".

En este sentido, el CED señaló que en 2022 "unos 310.000 uruguayos presentaron algun tipo de problema de empleo, ya sea porque lo buscó y no lo encontró, porque se desalentó al no encontrarlo y dejó de buscarlo o porque desea y está disponible para trabajar más horas de las que efectivamente lo hace (subocupado)".

Por su parte, el gerente de Consultoría Económica de CPA Ferrere, Nicolás Cichevski manifestó que en términos generales, el 2022 "fue un año de estabilidad en el mercado laboral, quizás con un primer semestre menos dinámico, con una leve caída en el número de ocupados, que fue parcialmente compensado por una mejora en los últimos tres meses del año".

Entre los datos más relevantes de 2022, Cichevski destacó la reducción de la cantidad de personas con trabajos informales. En este sentido, detalló que "la informalidad laboral -que había caído de 35% a 25% entre 2006 y 2014 y se mantuvo en torno a 25% hasta 2019-, se redujo a 20,9% en 2022 (21,8% en 2021 y 22,2% en 2020)".

Para el gerente de CPA Ferrere, esa reducción se debió a una combinación de tres factores: la preferencia por la formalización dado el beneficio (subsidios, compensaciones) que generó durante la pandemia; las dificultades que tuvieron las empresas informales de menor tamaño para sobrevivir al impacto de la pandemia; así como por el hecho de que la caída en la tasa de actividad (personas que salieron del mercado de trabajo), "probablemente se explique mayoritariamente por una salida del mercado de trabajo de algunos trabajadores que previamente eran informales, dado que les resultó más difícil encontrar empleo".

Impulso del interior


Según datos procesados por el CED, "al igual que en 2021, el interior del país absorbió la mayor parte de los empleos que se generaron en promedio en 2022. En concreto, se crearon 23.000 empleos promedio en el interior y unos 9.000 en Montevideo; una relación de siete a tres, cuando en términos de ocupados la relación relativa es seis a cuatro".