Viernes, 03 de Febrero de 2023

Ignacio Laquintana, un jugador clásico que sigue de racha ante Nacional: mirá cómo le ha ido

UruguayEl Pais, Uruguay 25 de enero de 2023

El extremo se ganó la confianza de Alfredo Arias desde el primer momento y le respondió con grandes actuaciones que coronó con los dos goles ante el tradicional rival.

Por Nahuel Casuriaga
Ignacio Laquintana fue la gran figura de Peñarol en el primer clásico del 2023 con una actuación que incluyó un doblete y el desnivel constante por el sector derecho. Primero definió por encima de Sergio Rochet y luego lo hizo de cabeza en el segundo palo. De todas formas, no fue la primera vez que demostró toda su habilidad en el partido más convocante del fútbol uruguayo.

El extremo de 23 años llegó al mirasol en agosto de 2021 luego de quedar libre en Defensor Sporting y el primer clásico oficial que disputó fue el 31 de octubre de ese año en la igualdad 0-0 entre Peñarol y Nacional en el Estadio Campeón del Siglo. En el duelo correspondiente a la novena fecha del Torneo Clausura, Laquintana fue suplente e ingresó a los 72 minutos en reemplazo de Facundo Torres.
Laquintana celebra con sus compañeros.

En su primera temporada como aurinegro tuvo 15 partidos en el certamen doméstico, aunque Mauricio Larriera le fue administrando los minutos y en total jugó 566‘ en el ámbito local. Anotó dos goles. Por Sudamericana jugó 25 minutos en total contando los dos cruces ante Athletico Paranaense en la semifinal del torneo continental.

La primera titularidad del atacante en un cruce ante Nacional ocurrió el 22 de enero en el recordado clásico de la tormenta y el sorteo. Fue desnivelante por derecha con la escolta en la marca de Matías Aguirregaray. Lo sufrió Almeida por su área de influencia. Aquel clásico no pudo terminarse en cancha debido a que a los 80 minutos se desató el diluvio con fuertes lluvias, viento y relámpagos. ¿Cómo se resolvió? El ganador del clásico por la semifinal de la Copa Atilio y Morena debió definirse por sorteo, donde se impuso el mirasol para pasar a la definición del torneo amistoso.

Cuatro días después se disputaría el segundo clásico amistoso del año, aquella vez por la Copa Tricampeones del mundo, y Peñarol se impuso 1-0 con gol de Ramón Arias. Una vez más, Laquintana estuvo desde el arranque, volvió a ganarle el duelo personal a Almeida y solo le faltó la eficacia en el tramo final para coronar una jornada soñada. Ya para el 2022 Laquintana convirtió su protagonismo en mayor cantidad de minutos: jugó 42 partidos entre el certamen local y la Copa Libertadores con un total de cinco goles.

El 27 de febrero de 2022 el sanducero volvió a cruzarse con el albo y dio otra muestra de jerarquía: fue el mejor de su equipo en el triunfo 1-0 ante Nacional, recibió la falta de Almeida que derivó en el gol de penal de Ceppelini y hasta forzó la salida del lateral rival, que para el complemento fue sustituido por Camilo Cándido. Laquintana es un jugador clásico y lo dejó en evidencia en un nuevo cruce de verano. Alfredo Arias lo considera titular en el equipo y ya elogió su rendimiento individual.

Alfredo Arias le da confianza desde el inicio

Alfredo Arias, entrenador de Peñarol.
Alfredo Arias no lo dudó ni un segundo una vez que terminó el primer clásico del 2023: destacó la velocidad y el desborde que le proporcionó al aurinegro y también contó una intimidad de lo que fue su planificación para ese encuentro: en el cuerpo técnico entendían que por ese sector del campo de juego podían hacer la diferencia explotando la velocidad del extremo y la capacidad de generar juego que tiene el mirasol con un mediocampo de buen pie. De hecho, el primer gol se genera con un pase entre líneas de Sebastián Rodríguez que completó Laquintana con una definición exquisita. El exjugador de Defensor se ganó su lugar en la oncena y estuvo desde el arranque ante Estudiantes, San Lorenzo y Nacional. Frente a Unión lo preservaron en la antesala del clásico.

Está invicto ante Nacional

Laquintana en el primer clásico de 2023 ante Nacional.
Gran parte del aplausómetro del hincha en general se gana por el rendimiento en cada partido, pero siempre hay un especial interés en cómo le va al equipo y a los jugadores en los enfrentamientos ante el clásico rival.
En este sentido, Laquintana registra tres victorias y un empate contando juegos oficiales y no oficiales. Conserva su propio invicto.