Sábado, 24 de Febrero de 2024

La "economía plateada": la apuesta de China para enfrentar la crisis demográfica

ChileEl Mercurio, Chile 12 de febrero de 2024

La nación oriental experimenta un envejecimiento acelerado que amenaza el músculo industrial que sostiene al país. Para ello, desde Beijing ya comienzan a desarrollar nuevos sectores económicos enfocados en su población mayor.

En medio de una aguda crisis inmobiliaria que lleva años azotando a China, el gigante asiático también ha debido enfrentar una reducción demográfica importante, para lo que ya ha empezado a idear planes de desarrollo nuevos. Uno de los principales es el avance de la "economía plateada".
Esta nueva economía incluye una gran variedad de sectores industriales y está enfocada principalmente al desarrollo de productos y servicios para las personas mayores de 50 años, además de una mejor preparación para la vejez.
Actualmente, más del 20% de la población china tiene 60 años o más (296,97 millones de personas), en una tendencia que va al alza y que se suma al segundo año consecutivo con una tasa de crecimiento poblacional negativo y una disminución de la fuerza laboral, de acuerdo a datos de la Oficina Nacional de Estadística (ONE).
La reducción de la fuerza laboral es un problema muy importante para Beijing porque ha sido el principal motor de desarrollo para la República Popular de China desde sus inicios. Para el analista sénior de la RAND Corporation, Timothy R. Heath, "China deberá mejorar la calidad del trabajo a través de la educación y capacitación. No puede confiar en la mano de obra barata porque esa ventaja pasará a otros países".
Lo anterior se suma a la baja tasa de natalidad de los últimos años, que el gobierno chino ha sido incapaz de solventar.
Programa
Es por ello que, a mediados de enero, la Oficina General del Consejo de Estado chino presentó una guía con una serie de medidas enfocadas al desarrollo de la economía plateada, entre las que destacan la mejora del sistema de cuidados para adultos mayores, mejoras en los planes financieros para los jubilados, e incluso el desarrollo de investigaciones "anti-envejecimiento".
El documento tiene 26 puntos con cuatro focos principales: la mejora de los servicios de atención al adulto mayor; ampliar la oferta de productos para la tercera edad y mejorar los niveles de calidad; desarrollar nuevas industrias diversificadas; y fortalecer la protección del adulto mayor.
Dentro de las principales propuestas destacan la creación de 10 nuevos parques industriales que promuevan la cooperación interregional e internacional en la economía plateada; incentivar el ingreso del sector privado a esta economía; fortalecer la innovación en productos y servicios para personas mayores, entre los que se incluyen la ropa, los servicios turísticos y los dispositivos auxiliares para rehabilitaciones; y mejorar las pensiones a través de instituciones financieras.
Este último punto se desarrollará con la promoción de un sistema privado de pensiones por parte del gobierno chino, que permitirá a los ciudadanos contribuir 12.000 yuanes (alrededor de US$ 1.700) anualmente para sus cuentas de pensión individuales. Este mecanismo complementará al actual sistema de pensiones, que incluye una pensión básica de vejez, anualidades empresariales y seguros comerciales para la tercera edad.
El foco de Beijing en el desarrollo de este sector económico tiene que ver con que actualmente la economía plateada representa el 6% del PIB de China (US$ 982 mil millones) y se espera que para el 2035 ese porcentaje aumente al 10% (US$ 4.2 billones), según datos de la China National Radio recogidos por la revista estadounidense Time.
Para el analista sénior del Geoeconomics Center del Atlantic Council, Jeremy Mark, "el documento sobre la Economía Plateada proporciona un modelo para los servicios sociales que se necesitan desesperadamente, lo cual es algo bueno. Una gran pregunta es hasta qué punto se podrá lograr esto en el corto plazo, especialmente con gobiernos locales que normalmente brindan beneficios sociales y que están completamente cargados con billones de dólares de deuda".
Ausencia
De todas maneras sorprende la ausencia de cualquier mención a un rol más activo de la tercera edad en la fuerza laboral, tomando en cuenta que otros países con tendencias demográficas parecidas a China han aumentado la edad de jubilación, algo que desde Beijing han planteado pero hasta ahora no han llevado a cabo (la edad de jubilación en China es de 60 años para los hombres y 55 o 50 para las mujeres dependiendo de su área de trabajo).
Para Mark, esto se debe en parte al desempleo de las poblaciones más jóvenes. "El país (China) enfrenta el muy serio desafío de proporcionar empleos a la próxima generación. En una situación como esta, no sorprende que el documento eluda la cuestión del empleo para las personas mayores".
En conversación con "El Mercurio", Mark agrega que "se ha hablado de retrasar las jubilaciones, pero con millones de graduados universitarios incapaces de encontrar trabajo (y cada año llegan más debido a la expansión de las universidades en los últimos 20 años), no es un momento políticamente conveniente para hablar de mantener a los jubilados en sus escritorios. Una vez que la economía se recupere, sospecho que oiremos más conversaciones sobre retrasar la jubilación".
PoblaciónMás del 20% de la población china tiene 60 años o más (296,97 millones de personas), en una tendencia que va al alza.
La Nación Argentina O Globo Brasil El Mercurio Chile
El Tiempo Colombia La Nación Costa Rica La Prensa Gráfica El Salvador
El Universal México El Comercio Perú El Nuevo Dia Puerto Rico
Listin Diario República
Dominicana
El País Uruguay El Nacional Venezuela