Sábado, 20 de Julio de 2024

Cinco partidos y cuatro rivales después, Argentina está en la final de la Copa América 2024

UruguayEl País, Uruguay 10 de julio de 2024

La selección albiceleste le ganó sin despeinarse a Canadá, por segunda vez en el torneo, y se metió en la definición por cuarta vez en las últimas cinco ediciones.

La selección de Argentina le ganó sin despeinarse a Canadá y se metió en la final de la Copa América 2024, en una clasificación que vuelve a abrir el debate sobre si este torneo tiene más dificultad que la Eurocopa o viceversa, y eso termina siendo una cuestión de perspectiva.



Si uno mira el camino de la albiceleste hasta la final, la Euro gana por goleada. El vigente campeón de América y del mundo peleará por el título después de cinco partidos ante cuatro rivales de notoria menor envergadura: Chile, Perú, Ecuador y Canadá en dos oportunidades, ni por asomo considerados por algún especialista como posibles candidatos a pelear por el título de campeón.



Por otra parte, sí que está siendo una Copa América exigente para las otras tres selecciones que partieron como favoritas: Uruguay, Colombia y Brasil, que les tocó eliminarse entre sí en el lado difícil del cuadro, en un camino al título mucho más empinado que el argentino.

Ni que hablar que también fue un torneo de lo más exigente para la propia Canadá, que enfrentó al campeón del mundo en su debut y tras el digno papel de ser el único representante de Concacaf en semis, le tocó enfrentarlo de nuevo.



A pesar del optimismo de su entrenador Jesse Marsch, los norteamericanos no pudieron con la albiceleste. Comenzaron plantándose en la mitad de la cancha y compactando sus líneas para presionar la salida argentina, pero dejaron mucho espacio entre el arquero y la línea de defensores, que fue lo que los condenó. Julián Álvarez picó a espaldas de los zagueros a los 22' de juego para recibir un pase milimétrico de Rodrigo De Paul, y le ganó el mano a mano a Maxime Crepeau para el 1-0, que parecía bastar para lograr el triunfo.


Julián Álvarez con la selección de Argentina en la Copa América 2024.


Argentina no arriesgó más de la cuenta, cedió terreno e incluso la pelota, ante una Canadá sin vértigo, juego colectivo ni alguna individualidad que pudiera romper los esquemas en el uno contra uno. En otras palabras, un equipo incapaz de penetrar una defensa simplemente ordenada.



Cuando iban 6' del segundo tiempo, Messi empujó la pelota abajo del arco después de un entrevero en el área canadiense y puso el 2-0, que le bajó el telón al partido con un montón de minutos de sobra.



La realidad es que la semifinal de anoche en el MetLife Stadium de New Jersey fue un trámite para el equipo de Lionel Scaloni, al igual que sus cuatro partidos anteriores. Solo sufrió en cuartos frente a Ecuador, a priori el más fuerte de los rivales que le tocó enfrentar, que lo obligó a definir por penales pero que también quedó por el camino.



En definitiva, el nivel de dificultad de la Copa América varía según con qué óptica se mire, a pesar de que Messi diga que para ellos "fue una Copa dura, muy exigente, con temperaturas muy altas y canchas en mal estado", como afirmó luego del partido.



Pero no obstante lo frustrante que pueda parecer que el máximo candidato a quedarse con el título haya tenido un camino mucho más allanado que el resto de los equipos, teniendo en cuenta también lo favorable de su calendario y la oportunidad de darle más descanso a su plantel dados los rivales que tuvo enfrente, Argentina cumplió con las expectativas y a media máquina llegó a la final, que además será la cuarta en las últimas cinco ediciones del torneo: fue subcampeón en 2015 y 2016, tercero en 2019 y campeón en 2021.

Ángel Di María con la selección de Argentina en la semifinal de la Copa América 2024 ante Canadá.

Argentina sorteó a los rivales que le tocó y alcanzó la definición del torneo internacional más longevo de la historia del fútbol, que podría significar nada menos el trofeo número 16 de su palmarés continental.



Pero antes de eso tiene un último reto, definitivamente el más difícil de su torneo y que lo podría hacer tambalear sobre el duro césped del Hard Rock Stadium de Miami, porque así sea Uruguay o Colombia, será el primer rival de jerarquía que le jugará de igual a igual y lo exigirá hasta sus límites, que al día de hoy, tras cinco partidos en tres semanas de competencia, todavía se desconoce.



El paso olímpico de la selección argentina en esta Copa América lo dirige de vuelta a Miami, a la espera de un rival digno con el atrevimiento suficiente de arrebatarle la corona.



Lionel Messi y Enzo Fernández con la selección de Argentina en la Copa América 2024.



El primer gol de Messi lo dejó hacer historia





Hasta el quinto partido de la Copa América tuvo que esperar Argentina para ver un gol de Lionel Messi, pero tal vez llegó en el momento justo porque fue el segundo y el que terminó de sentenciar el triunfo a pesar de que todavía quedaban 40 minutos por delante en el encuentro.


Un toque casi imperceptible en tiempo real y que se apreció claramente en la cámara lenta que otorgó la televisación, fue lo le permitió a la Pulga poner su primer tanto en la Copa América, un torneo que por momentos le jugó alguna mala pasada desde lo físico.


El descanso ante Perú, en la útlima fecha de la fase de grupos, pareció alcanzarle para recuperarse del golpe sufrido ante Chile y así estar presente en cuartos de final ante Ecuador y en la pasada jornada en semifinales frente a Canadá.


Y ese gol, que tanto esperaron dentro y fuera de la cancha, terminó llegando y le permitió al "10" seguir marcando historia con la camiseta de la albiceleste. Su tanto frente a la selección norteamericana le permitió convertirse en el tercer máximo anotador de la historia de la Copa América ya que alcanzó al peruano Paolo Guerrero y el chileno Eduardo Vargas, que sumaban 14 festejos.


Ahora quedó a uno del uruguayo Severino Varela y el peruano Teodoro Fernández (15) y a tres del brasileño Zizinho y el argentino Norberto Méndez (17).


A la vez, esta edición de la Copa América es la sexta en la que anota ya que lo hizo en todas las que jugó menos en una: la de 2011, donde la albiceleste quedó afuera con Uruguay.


Como si eso fuera poco llegó a 109 goles con Argentina e igualó al iraní Ali Daei en la segunda posición de los máximos goleadores en selecciones, una tabla que lidera el portugués Cristiano Ronaldo (130).



Emiliano Martínez en la selección de Argentina.



Dibu Martínez es clave más allá de los penales





Por sus festejos alocados, por sus particulares cortes de pelo y por sus penales atajados. Por eso, y más, Emiliano Martínez se hizo conocer a nivel mundial, pero "Dibu" es más que eso y sigue demostrando que bajo los tres palos y en tiempo reglamentario también puede ser clave para Argentina.



El juego ante Canadá de la pasada jornada fue una nueva prueba de ello porque tuvo dos atajadas muy buenas, una en cada tiempo, y dejó en claro que, como lo confesó el mismo, quiere seguir ganando títulos con la albiceleste.



Dicen que los equipos se arman de atrás para adelante y en él, Lionel Scaloni tiene muchas cosas importantes garantizadas y se aprecia con el hecho de que el guardameta del Aston Villa disputó 43 partidos con la camiseta de Argentina desde su debut y en 31 de ellos terminó con el arco en cero, como ocurrió en la pasada jornada. Es decir que el 72% de los partidos en los que defendió el arco de la selección albiceleste, no le marcaron. Eso sí, en los 12 juegos que sí le anotaron recibió un promedio de más de un gol por partido porque en 17 ocasiones vencieron su valla.



Una particularidad es que solo dos selecciones sudamericanas le pudieron marcar más de un gol en el mismo partido y una de ellas es Uruguay cuando venció a Argentina por 2-0 en las Eliminatorias. La otra es Colombia, que se suma a Arabia Saudita, Países Bajos y Francia quienes también lo lograron desde que el Dibu es titular.



En materia de Copa América, alcanzó ayer su partido número 11 si se suman los de la edición 2021 con los de 2024 y en ocho de ellos finalizó sin goles. En este torneo, solo le pudo convertir Chile, Colombia y Ecuador y todos lo hicieron solamente en una ocasión.



La Nación Argentina O Globo Brasil El Mercurio Chile
El Tiempo Colombia La Nación Costa Rica La Prensa Gráfica El Salvador
El Universal México El Comercio Perú El Nuevo Dia Puerto Rico
Listin Diario República
Dominicana
El País Uruguay El Nacional Venezuela