Martes, 21 de Mayo de 2019

González Lasso quiere dar el gran salto en Millonarios

ColombiaEl Tiempo, Colombia 20 de mayo de 2019

Redacción deportes - el tiempo @eltiempo
El salto de Fabián González Lasso en Cali, el domingo pasado, hizo que algunos hinchas de Millonarios recordaran los cabezazos de Yerry Mina con la Selección Colombia

Redacción deportes - el tiempo @eltiempo
El salto de Fabián González Lasso en Cali, el domingo pasado, hizo que algunos hinchas de Millonarios recordaran los cabezazos de Yerry Mina con la Selección Colombia. Y no es coincidencia. Los dos compartían cuarto y soñaban con triunfar en el fútbol profesional cuando ambos hacían parte del Deportivo Pasto. Mina lo logró mucho más rápido: fue campeón con Santa Fe, se fue a Brasil, al Barcelona y luego al Everton. "El profe nos entrena muy seguido esa jugada. Ya nos estamos conociendo un poco más y la jugada nos está saliendo mejor", dijo el atacante caucano en la rueda de prensa previa al juego contra Unión Magdalena, el segundo del cuadrangular semifinal A (hoy, 8 p. m., con señal de Win Sports). A González Lasso le ha tocado luchar mucho más, pero hoy se ha abierto un camino en Millonarios. Le tocó hacer fila detrás de Roberto Ovelar y Juan David Pérez, pero las lesiones de ambos hicieron que el técnico Jorge Luis Pinto, poco a poco, le fuera dando confianza. Al comienzo, la crítica fue implacable con él: se veía torpe, no marcaba goles y el antecedente con el que llegó de Perú, con más de 20 goles anotados en la Liga de ese país, parecía un espejismo. Pero el DT santandereano sabía lo que hacía. Lasso le está respondiendo. Ya lleva cinco goles, los mismos de Ovelar y uno menos que Pérez. Y ya es el goleador del equipo. "El delantero se sostiene con goles. Si no los hacemos, hay que tener tranquilidad y confiar en nosotros mismos", explicó el atacante. "Juegues bien o juegues mal, tienes que sudar la camiseta, correr y luchar, y eso es lo que estamos tratando de hacer, más ahora que estamos en finales". Nacido en Puerto Tejada, Cauca, el 23 de noviembre de 1992, González Lasso buscó sus primeras oportunidades en el fútbol en el América, pero no se quedó. De ahí se fue al Deportivo Pasto, con el que debutó como profesional el 2 de junio de 2013, cuando el técnico Flabio Torres lo mandó a la cancha para los últimos seis minutos del partido contra Águilas, en lugar de Juan Guillermo Vélez. Pero allá no pudo consolidarse. Tuvo una primera escala en Bogotá, pero en Equidad. Santiago Escobar, el técnico de ese equipo en 2015, solamente le dio ocho partidos en la Liga, uno solo como titular. Y ese que empezó desde el minuto cero se le acabó en el 46, contra Cúcuta. Tuvo que irse al extranjero para reinventar su camino como futbolista. Se fue a la segunda división de Perú, con Sport Ancash: hizo 9 goles en 20 partidos. Luego llegó a la A, pero con equipos chicos: 11 partidos con Ayacucho en el primer semestre de 2017 y luego, 13 en la segunda mitad del año con Academia Cantolao. No marcó goles. Su segundo año en este equipo fue mucho mejor: 21 goles en 39 encuentros. Y eso que no jugaba como centro delantero. En esa posición lo puso Pinto cuando volvió a Bogotá, esta vez vestido de azul, porque en Perú jugaba como extremo. "La verdad, el profe me ha venido ayudando a acoplarme a la posición de ‘9’. La había hecho en pocas ocasiones, me metían faltando 10, 15 minutos, ahí me metían de ‘9’. Ahora el profe me dice que me necesita ahí, por mi porte y mi fuerza", reconoció. La apuesta ha sido beneficiosa para ambos. Ahora, González Lasso comparte el ataque con Juan David Pérez, ya recuperado de su lesión. "Todos sabemos de las condiciones de Juan David, estábamos muy tristes cuando se lesionó, a nadie le gusta eso. Lo mismo sentimos con (Felipe) Jaramillo en el partido con América, por eso esperamos que vuelvan rápido, también con (Álex) Rambal", dijo. González Lasso quiere dar el gran salto en Millonarios, consolidarse como un atacante de peso. "El sueño que todos tenemos es hacer el gol consagratorio, ojalá el que sirva para ganar un título, pero si lo hace un compañero, la gloria y la felicidad va a ser la misma", dijo el caucano.