Martes, 21 de Mayo de 2019

México, Colombia y Perú

ColombiaEl Tiempo, Colombia 20 de mayo de 2019

Roberto Junguito*

Actualmente, México, Colombia y Perú son, quizás, los tres países más atractivos de América Latina para la inversión extranjera directa (IED)

Roberto Junguito*

Actualmente, México, Colombia y Perú son, quizás, los tres países más atractivos de América Latina para la inversión extranjera directa (IED). Los tres se han caracterizado por su destacado comportamiento histórico en décadas recientes, en términos de crecimiento de la actividad económica, control de la inflación, balanza de pagos y comportamiento fiscal. Asimismo, sobresalen por el buen desarrollo de sus instituciones económicas. Los tres países disponen de bancos centrales independientes que han adoptado esquemas de inflación objetivo para el manejo de la política monetaria y el control de la inflación, y disponen de regímenes de tasa de cambio flexible. Las tres son economías de mercado con regímenes amigables a la IED y tienen buen apego al imperio de la ley. En términos de la actividad económica, se encuentra que Perú es el país que viene logrando mayores tasas de crecimiento. De acuerdo al Fondo Monetario Internacional (FMI), se prevé que la tasa de crecimiento anual será del 4 por ciento en Perú en el 2019 y el 2020, en tanto que para Colombia se pronostican tasas cercanas al 3,6 por ciento para los dos años. Para México las proyecciones son menores y se estima que ese crecimiento anual será muy moderado y ascenderá al 1,6 por ciento en este año, y 1,8 por ciento en el venidero. Para los tres países, los analistas recomiendan estimular la inversión, la productividad y buscar que el crecimiento sea más inclusivo y reduzca las disparidades regionales. En cuanto a la inflación y el manejo monetario, se resalta que los tres países la tienen bajo control y entre los rangos establecidos por sus respectivos bancos centrales. Se pronostica que para estos dos años esta será cercana al 2,3 por ciento anual en Perú; 3,3 por ciento en Colombia, y México pasará del 3,8 por ciento este año al 3,3 por ciento en el 2020. Con relación a la tasa de cambio y a la balanza de pagos, los tres países tienen regímenes de tasa de cambio flexible, gozan de holgado acceso al mercado internacional de capitales y disponen de un nivel amplio de reservas internacionales. Además, tanto México como Colombia pueden acudir a la línea de crédito flexible del FMI. En el caso de Perú, el proceso de desdolarización de su economía avanza satisfactoriamente. Por su parte, el déficit de la cuenta corriente en los tres países es manejable, siendo el de Colombia el mayor, pues asciende al 3,8 por ciento del PIB. En torno a la situación y perspectivas fiscales, cabe destacar que en los tres países se requiere acentuar la consolidación fiscal mediante el incremento de los ingresos tributarios. Para México se recomienda, además, revisar la Ley de Coordinación Fiscal entre los diferentes niveles de gobierno; en tanto que para Colombia y Perú,urge dar estricto cumplimiento a sus reglas fiscales. Los analistas también recomiendan a los tres países fortalecer aún más sus instituciones económicas y adoptar reformas estructurales, con particular énfasis en la adopción de políticas para combatir la corrupción. En el caso de México, la mayor urgencia es reducir la informalidad y mejorar la calidad de la educación; para Colombia se recomienda enfrentar los retos de la infraestructura y avanzar en la consolidación del proceso de paz, en tanto que para Perú, lo más destacado es el mejoramiento y consolidación de la gobernabilidad.
*Exministro de Hacienda roberto.junguito@gmail.com