Jueves, 21 de Noviembre de 2019

¡No estás sólo! ¡No estás sólo!

MéxicoEl Universal, México 20 de noviembre de 2019

Por Arlequín (Analista serio de la política cómica) EL UNIVERSAL ¡No estás sólo! ¡No estás sólo! ¡Gansito, amigo, Marcelo está contigo! No debe haber mexicano, que se precie de serlo, que no esté dispuesto a apoyar esta porra para el Presidente en su patriótica lucha para enfrentar a los grandulones y montoneros que están en contra de la 4T, es decir, aquellos que están en contra del avance del país

Por Arlequín

(Analista serio de la política cómica)

EL UNIVERSAL



¡No estás sólo! ¡No estás sólo! ¡Gansito, amigo, Marcelo está contigo!

No debe haber mexicano, que se precie de serlo, que no esté dispuesto a apoyar esta porra para el Presidente en su patriótica lucha para enfrentar a los grandulones y montoneros que están en contra de la 4T, es decir, aquellos que están en contra del avance del país.

Afortunadamente, un grupo de patriotas, cuyo único interés es servir a México, sí están apoyando al jefe del Ejecutivo y no lo han dejado sólo ante la mar de problemas que enfrenta el país.

Por ejemplo: qué sería del presidente Andrés Manuel López Obrador, si Marcelo Ebrard lo hubiera dejado sólo frente a los amagos del grandulón, ventajoso y montonero de Donald Trump, quien quería imponer impuestos a todos los productos mexicanos que ingresan a Estados Unidos. Afortunadamente Ebrard no dejó sólo a AMLO y, con mucho esfuerzo, logró que Trump perdonara temporalmente a México y que magnánimamente nos diera una oportunidad y 90 días de gracia para complacerlo. Claro que para motivar un poco la generosidad del presidente Trump hubo que hacer algunas pequeñas concesiones, pero hasta eso no fueron tan graves.

Exagera el presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Múñoz Ledo, cuando dice que el gobierno de la 4T, al cual él pertenece, le hizo un oscuro favor a Estados Unidos al poner "un muro" de 6 mil militares de la Guardia Nacional en nuestra frontera sur para contener a los migrantes y evitar que crucen por México para llegar a territorio estadounidense. No le haga caso a don Porfirio, se está convirtiendo en un conservador y fifí, ya ve usted como son los Porfirios... Al paso que va, cualquier día en su mañanera conferencia de prensa el Presidente lo calificará de neoporfirista.

Sí, se tuvieron que enviar algunos miles de muchachos de la Guardia Nacional a cuidar la frontera del sur, pero no dude, ni por un minuto, que fue una decisión soberana que no se tomó por la presión de Trump, eso era algo que se iba a hacer tarde o temprano. El gobierno de la 4T no está aquí para cumplir los caprichos de Donald Trump y ayudarlo en su campaña por la reelección, aquí las cosas se hacen porque tienen que hacerse.

Y si hacemos las cosas que tenemos que hacer y, además, tenemos contento a Trump y logramos que no nos cobre impuestos, pues en lugar de críticas, a Ebrard habría que darle un premio, vaya, al menos ponerle su nombre a una calle importante. Lo que hizo el canciller, además de salvar al país, fue servir al Presidente, no lo dejó sólo.

El de Ebrard es quizá el más ejemplar, pero no el único, caso de un secretario que no ha dejado sólo al Presidente. Hay muchos otros en varias secretarías que le ayudan mucho y, esos secretarios modelo, además sirven como contrapeso a otros más flojitos, a los que aún les falta dar el estirón o están de plano nomás de floreros.

Los éxitos de este gobierno están ahí, sólo es cosa de que usted se quite la venda que el conservadurismo le ha puesto en los ojos y vea los avances.

Por el momento los homicidios dolosos están al alza, los secuestros crecen, la extorsión no cede, las ejecuciones son el pan de cada día en la Ciudad de México, pero en contraste, los niños ya pueden asistir a la escuela con el uniforme que ellos deseen, si quieren pantalón o falda, ahora ellos lo pueden decidir. A ver ¿en qué otro gobierno se les permitía eso?

Cierto, los servicios médicos pasan por un muy mal momento, hay desabasto de medicamentos y limitaciones, pero si observa la realidad con una visión menos neoliberal se podrá dar cuenta de que ahora usted puede conocer la residencia oficial de Los Pinos por dentro. Imagínese el gran beneficio que esto significa, lo que usted siempre soñó, estar en los jardines de la mansión presidencial. Usted puede presumir lo que ni Obama, ni Trump.

Así es, usted quizá no tendrá el nivel de vida que los estadounidenses tienen, pero tiene algo que ellos no, pues ningún presidente de aquél país ha tenido el arrojo, la valentía, de salirse de la Casa Blanca y entregarla al pueblo, para que disfrute de ella.

También es real que las calificadoras internacionales han bajado las notas de México, que la economía del país no pasa por su mejor momento y que instituciones como el Banco de México pronostican un crecimiento económico muy bajo, pero lo que usted no toma en cuenta es que el gobierno está por vender el avión presidencial en una millonada y junto con la venta de garaje que ha hecho de las naves y autos que usaba la anterior administración ya se está haciendo una ronchita que nos puede ayudar en caso de que se nos venga la época de las vacas flacas e incluso nos va a alcanzar para costear el plan para contener a los migrantes centroamericanos, y con ello contener también la ira de Trump. Vea usted todo lo que se puede hacer con un avionzote. Toda una inversión, caray.

Los avances ahí están, sólo es cosa de que usted quiera verlos.

Trenes, aeropuertos, refinerías, hospitales de primer mundo, todo eso está por llegar y llegará, pero el Presidente no lo puede hacer sin acompañamiento, así que ayúdele y súmese a la porra: "¡No estás sólo! ¡No estás sólo!"

ME CANSO GANSO: La multiplicación de los gansos. Y AMLO dijo: "Nada de campañas de odio contra migrantes, eso no es humano, ni es cristiano... Ahí les remito a la Biblia, que habla de cómo tratar al forastero. Quien maltrata al extranjero, al migrante, más cuando tiene que hacerlo por necesidad, no actúa con humanismo. Acerca de cuánto nos va a costar este plan, decirles que tenemos presupuesto, los seres humanos debemos pensar que dónde come uno deben de comer cien, mil, un millón de seres humanos". Ajá.