Sábado, 14 de Diciembre de 2019

Proyecto para remozar el Paseo de Diego en Río Piedras

Puerto RicoEl Nuevo Dia, Puerto Rico 14 de diciembre de 2019

Decenas de jóvenes se armaron ayer de brochas y rolos para pintar entre 10,500 y 12,000 pies cuadrados de edificios en el Paseo de Diego, en Río Piedras, que estaban cubiertos de grafitis

Decenas de jóvenes se armaron ayer de brochas y rolos para pintar entre 10,500 y 12,000 pies cuadrados de edificios en el Paseo de Diego, en Río Piedras, que estaban cubiertos de grafitis.
La iniciativa fue coordinada por los jóvenes de la organización ASEZ, perteneciente a la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial, con la colaboración de los senadores de San Juan Miguel Romero y Henry Neumann.
Yusef Deliz, portavoz de la organización, comentó ayer que acudieron recientemente al Capitolio y Romero se les acercó para preguntarles quiénes eran y el por qué de su visita.
"Queríamos saber cuál era la necesidad de San Juan para integrarnos", contó el joven.
"Todos los meses, buscamos una manera de cómo embellecer nuestra isla, aportar. Cómo podemos, a través de la limpieza, ver que la criminalidad se reduce", agregó Deliz.
Precisó que la pintura y los materiales los consiguieron a través de donaciones. Entonces, decidieron actuar una vez supieron que también contaban con el apoyo del teniente Elvis Santana, del precinto 162 de la Policía en Río Piedras.
"Todo es a través de la unidad. En el camino, también se unió el representante Juan Oscar Morales", sostuvo Deliz.
Fue así como 90 jóvenes de ASEZ pintaron el Paseo de Diego, que lucía desolado, falto de limpieza y descuidado. Sin embargo, no todo el antiguo centro comercial -que hace décadas estaba atestado de compradores- pudo ser atendido por las brigadas de jóvenes y otros 50 voluntarios que fueron con los legisladores.
Deliz anticipó que regresarían al lugar e, incluso, dijo están dispuestos a repetir la iniciativa en otras áreas de la capital.
Para el senador Romero, quien aspira a la alcaldía de San Juan en el 2020, "la idea es comenzar a apoyar otros lugares donde tengamos esa necesidad".
Romero reconoció que Río Piedras necesita mayor vigilancia policiaca, más limpieza y apoyo gubernamental para que la gente vuelva a frecuentarlo.
"Esto es un gran ejemplo de lo que es el síndrome de ‘las ventanas rotas’, que ocurre en las zonas urbanas donde edificios se comienzan a vandalizar, comercios comienzan a cerrar y eso provoca que otros cierren", explicó.
Agregó que Río Piedras tiene potencial de desarrollo económico si se relocalizan allí servicios del Municipio de San Juan, se conceden incentivos y exenciones contributivas y se consideran en el proceso las ocho comunidades aledañas y los más de 10,000 estudiantes de la Universidad de Puerto Rico que frecuentan el área.
Afina su campaña
Aunque la actividad no aparentaba tener un fin proselitista, cuando El Nuevo Día le preguntó sobre su campaña por San Juan, Romero anticipó que presentará su candidatura el 1 de diciembre, cuando abre oficialmente el período para la radicación de candidaturas, según la Ley Electoral.
Sostuvo que la posible aspiración de otros líderes novoprogresistas a la alcaldía capitalina no le resta fuerzas a su campaña. "Es parte natural del proceso de la democracia", afirmó Romero.
La senadora Zoé Laboy y el representante Eddie Charbonier han dejado la puerta abierta para aspirar a la poltrona municipal de San Juan.
"Estoy bien confiado de que voy a prevalecer", afirmó Romero.
Se mostró despreocupado, entre otras cosas, de que su injerencia -como secretario del Trabajo- en la Ley 7 de emergencia fiscal, que provocó el despido de miles de empleados públicos, y su labor como oficial examinador de asuntos laborales del Municipio de Guaynabo, cuya administración bajo el entonces alcalde Héctor O’Neill tuvo un escándalo de acoso sexual, afecten su campaña política.
"Eso puede usarse en mi contra si se tergiversa", sostuvo.
Romero lleva más de un año presidiendo el comité municipal del Partido Nuevo Progresista en San Juan, y como tal, tiene la responsabilidad de reorganizar a los penepés en la capital.
Anticipó que, antes del 1 de agosto, espera terminar la reorganización.