Martes, 20 de Agosto de 2019

Lo que debes saber para mejorar tu crédito

Puerto RicoEl Nuevo Dia, Puerto Rico 20 de agosto de 2019

Una baja empírica o puntaje de crédito puede hacer una diferencia en el bolsillo del consumidor, pues un individuo con una baja puntuación crediticia puede llegar a pagar $4,000 más por un préstamo de auto o casi $100,000 adicionales por una hipoteca a 30 años con interés fijo, de acuerdo con datos de la revista especializada Consumer Reports

Una baja empírica o puntaje de crédito puede hacer una diferencia en el bolsillo del consumidor, pues un individuo con una baja puntuación crediticia puede llegar a pagar $4,000 más por un préstamo de auto o casi $100,000 adicionales por una hipoteca a 30 años con interés fijo, de acuerdo con datos de la revista especializada Consumer Reports.
Esto se debe a que, a la hora de aprobar préstamos, hipotecas o tarjetas de crédito, las instituciones financieras suelen ofrecer tasas de interés más bajas y mejores términos a los clientes que tienen empíricas más altas, explicó Eugenio Alonso, presidente de la entidad sin fines de lucro Consumer Credit Counseling.
Mientras más alta es la puntuación de crédito, menos probabilidades tiene el consumidor de incurrir en graves atrasos en sus pagos mensuales, según datos de Experian, una de las tres agencias principales de informes de crédito (las otras dos son TransUnion y Equifax).
El informe de crédito es un resumen del historial crediticio del consumidor y contiene información sobre sus tarjetas de crédito, préstamos, hipotecas y otras deudas, cuánto dinero debe, si paga sus facturas a tiempo o con cuánto tiempo de retraso lo hace, si está bajo un plan de manejo de deuda o si se acogió a la quiebra. Con esa información se calcula un puntaje de crédito.
En Puerto Rico y Estados Unidos, el más utilizado es el de la empresa FICO (siglas para Fair Isaac Corporation), que va de 300 a 850, indicó Alonso.
Para calcular la puntuación FICO se toman en cuenta cinco aspectos principales: historial de pago, montos adeudados, duración del historial, nuevo crédito y tipos de crédito utilizados. El que más peso tiene es el historial de pago, que afecta un 35% del puntaje y se refiere a que el consumidor haya realizado los pagos dentro de los 30 días a partir de la fecha de vencimiento. Si tarda más de 30 días en pagar, cae en mora, se refleja esa tardanza en el informe crediticio y baja la empírica.
"Si una persona no paga a tiempo sus deudas, tiene las tarjetas de crédito trepadas (utilizadas hasta el límite), va bajando el puntaje de crédito", advirtió Alonso, "pero hay maneras de mejorar esa puntuación".
Para lograrlo, "se recomienda obtener una vez al año el informe de crédito gratis al que tenemos derecho", dijo Alonso. La gestión se puede realizar a través del gobierno federal llamando a Annual Credit Report al 1-877-322-8228 o accediendo a www.annualcreditreport.com.
"Uno debe monitorear su crédito porque, si ha habido robo de identidad, puede bajar la empírica. También puede bajar por errores de las entidades que hacen los informes y las instituciones que reportan información a las agencias de crédito", argumentó el experto. "Si no monitorean su crédito, al pedir un préstamo puede resultar que no tienen la puntuación que pensaban".
En caso de que se trate de un error, dijo que el consumidor puede solicitar una investigación a las agencias de crédito y someterles la evidencia necesaria para corregirlo. "Muchas veces resulta que el acreedor envió la información mal o que una deuda que ya fue saldada aún aparece en el informe de crédito. El consumidor tiene derecho a que se le corrija el informe", expuso Alonso.
"Nada es mejor para mejorar el crédito que pagar las facturas a tiempo", agregó. "Si tienes un pago que hacer de hipoteca y tienes hasta el día 15 de cada mes, no llegues al día 17 porque será un atraso, se reflejará en el informe de crédito y tendrás que pagar un cargo por mora, así que estarás perdiendo dinero por pagar tarde".
Otro consejo del experto es reducir la deuda pendiente. "Si tienes tarjetas de crédito, no la trepes y paga el doble del pago mínimo", recomendó Alonso. También instó a evitar tomar más préstamos y tarjetas de crédito de las necesarias, para incurrir en menos deudas.
"No canceles las tarjetas aunque el balance esté en cero y no la usas, porque al mantenerla activa aparece como que tienes crédito disponible", aconsejó.
El experto indicó que ha visto muchos casos de personas cuya empírica baja luego de que, para ayudar a familiares y amigos a comprar un auto o adquirir un préstamo, dan su firma como codeudores. "Al dar esa firma, soy tan responsable de ese crédito como el deudor principal y si la otra persona no paga, el acreedor me cae encima a mí para cobrar y me afecta el crédito", advirtió. Por eso, instó a ser cuidadosos a la hora de ofrecerse como codeudores.
Por último, recomendó contar con una reserva de ahorros que permita seguir pagando deudas importantes -como la hipoteca- y no dañar el crédito en caso de que surja un imprevisto, como un divorcio, una enfermedad grave o la pérdida del empleo.