Lunes, 23 de Septiembre de 2019

Puerto Rico hace más con menos

Puerto RicoEl Nuevo Dia, Puerto Rico 23 de septiembre de 2019

Eladio Afanador, entrenador del equipo masculino de tenis de mesa de Puerto Rico, recordó en la manera que al técnico francés de Brasil, Jean-René Mounie, se le hizo complicado calcular cómo el equipo boricua cosechó seis medallas, incluyendo tres de oro, en los recién culminados Juegos Panamericanos de Lima, con el presupuesto que maneja la Federación Puertorriqueña de Tenis de Mesa

Eladio Afanador, entrenador del equipo masculino de tenis de mesa de Puerto Rico, recordó en la manera que al técnico francés de Brasil, Jean-René Mounie, se le hizo complicado calcular cómo el equipo boricua cosechó seis medallas, incluyendo tres de oro, en los recién culminados Juegos Panamericanos de Lima, con el presupuesto que maneja la Federación Puertorriqueña de Tenis de Mesa.
Mounie, parte del personal de un seleccionado brasilero, cuya Federación de tenis de mesa recibió y manejó $10 millones anuales para el ciclo olímpico de Río 2016 —dinero que todavía usa para el periodo actual— sumó, multiplicó, dividió y restó, y no le cuadraba nada.
"Nos dijo que es casi imposible hacer lo que nosotros hicimos con el presupuesto que recibimos. Él tira números y no le da. No sabe ni cómo se hizo todo esto", contó Afanador, padre del tenismesista Brian Afanador, a El Nuevo Día.
"Ya con ese presupuesto que ellos tienen, competir contra ellos es difícil, pero no imposible", agregó Afanador.
Este año, el Comité Olímpico de Puerto Rico (Copur) asignó a la Federación boricua unos $100,000, según precisó Iván Santos, presidente federativo. Esto no incluye las inversiones privadas ni las becas del Departamento de Recreación y Deportes (DRD) que reciben las hermanas Adriana y Melanie Díaz, Brian Afanador y Daniel González como parte del Programa de Alto Rendimiento. Este año, Adriana recibió $11,500, mientras que Melanie y Brian sumaron $10,000, cada uno, y Daniel $7,000.
Con este presupuesto y ayudas, Puerto Rico logró un botín de preseas panamericanas que superó el resultado de las representaciones de Estados Unidos, Canadá, Chile y México, delegaciones que cuentan con elevados presupuestos en el tenis de mesa. Brasil superó a Puerto Rico con siete metales, pero dos fueron de oro.
"Realmente, cuando comparamos presupuesto con estas grandes potencias es una cosa bien ridícula la cantidad de recursos e instalaciones que ellos tienen", expresó Bladimir Díaz, entrenador del equipo femenino y padre de Adriana y Melanie. "Nosotros lo hemos hecho con menos recursos, pero con mucha dedicación, esfuerzo y disciplina. No digo que no tenemos recursos, los tenemos, pero como país ves a Estados Unidos, un país millonario. Canadá, un país millonario. Muchos países de extensión territorial que tienen muchas cosas y que los gobiernos aportan mucho dinero al deporte. Cuando ves eso, entonces dices que lo que hicieron las muchachas es algo bien grande. Ahí es que comparas y dices: "Wow". Que seamos los dueños y señores de América, es algo grande", sostuvo Bladimir.
Y así fue. Las féminas sumaron cuatro preseas, cuando Adriana fue la reina del tenis de mesa. Ganó tres de oro en sencillos, dobles femenino con su hermana Melanie y por equipo con Melanie y Daniely Ríos; y bronce en mixto con Brian. Melanie también sumó otro bronce en sencillos.
Millones en América
Además de Brasil, para tener una idea de las asignaciones económicas que reciben los organismos de tenis de mesa del continente, Carlos Esnard, director técnico de desarrollo de la Confederación Panamericana de Tenis de Mesa y quien representó a la Federación Internacional de Tenis de Mesa (ITTF por sus siglas en inglés), puso como ejemplo a Guatemala, que recibe sobre un $1 millón anuales para este deporte y no subió al podio en Lima.
En el caso de Estados Unidos, que consiguió seis medallas (solo una de oro), tiene una estructura de clubes con inversiones millonarias. Esnard resaltó que un padre o madre estadounidense puede gastar entre $1,500 mensuales para que su hija o hijo practique este deporte. Ya cuando son competencias del ciclo olímpico, los compromisos son cubiertos por el Comité Olímpico.
México, por su parte, tiene federaciones de tenis de mesa en 15 de sus 32 estados. Cada uno tiene un pote de más de $500,000. En Lima, tampoco subió al podio. Canadá también recibe mucho dinero para su programa. Argentina y Chile, asimismo, reciben el triple comparado con Puerto Rico, dijo Esnard. Ambos países se combinaron para solo dos preseas.
Incentivo en Perú
Perú, anfitrión de los Panamericanos, le iba a dar al tenismesista que ganara una medalla, sin importar el color, un apartamento, más 180,000 soles, lo que equivale a más de $50,000. Ningún atleta peruano conquistó una presea.
En Puerto Rico, no hay ningún incentivo para sus medallistas.
"Lo de Puerto Rico es un ejemplo para toda América", sostuvo Esnard, cubano radicado en El Salvador, sobre el éxito de la isla con pocos recursos.
"En Puerto Rico lo que se ha hecho es un programa, muy bien diseñado por la Federación, donde ha involucrado a todo el tenis de mesa. El tema no es de presupuesto. El tema es cómo Puerto Rico y su Federación han logrado unificar todo este conglomerado de gente e ir sumando. Cuando los mismos jugadores tomaron conciencia de que ellos no eran los que podían llegar a eso niveles de juego —que ahí están Bladimir y Eladio— decidieron aportar a los niños y al desarrollo, y entonces crecieron. Esto no lo hacen otros países a pesar de tener más dinero", agregó Esnard, quien también aplaudió la educación continua de Bladimir y Eladio para formar estrellas actuales de tenis de mesa en el Club Águilas de la Montaña, en Utuado.
Crecimiento de los coaches
"Los entrenadores crecieron mucho como técnicos, se superaron y estudiaron. Son personas que han investigado, que se han dedicado al tema de tenis de mesa. Estudian todas las variantes y escuelas chinas, japonesas y en Europa. Diseñan planes y eso facilita qué hacer en el momento. Y la Federación ha facilitado todo esto de manera excelente. El poco dinero que tienen, lo invierten directamente en los jugadores. La inversión son los talentos que se ubican bien en Europa, se hacen campamentos en China y así se ha ido distribuyendo. Puerto Rico se merece esto porque se ha trabajado para esto. Es una dinámica de una gran familia que hala para el mismo lado", declaró Esnard.
Largo desarrollo
El venezolano Francisco Seijas, actual entrenador de la Selección chilena, no adjudica el éxito del tenis de mesa puertorriqueño a los presupuestos, sino también a la labor de Santos y su grupo de trabajo, que ocupan puestos administrativos en la Federación a partir de la década de 1980.
"Pienso que los logros de Puerto Rico son muy importantes porque vienen de un trabajo de mucho tiempo y han adquirido la madurez para hacer un buen equipo. Creo que la comparación de los recursos con la calidad y el talento podrán tener algo que ver, pero no siempre. Como en las Grandes Ligas, no es el equipo que gasta más dinero es el que siempre gana, sino cómo utilizas el recurso. El recurso ha sido importante, pero más importante es el tiempo y dedicación de los entrenadores y jugadores. Es lo que te da resultados y eso Puerto Rico lo ha hecho en buena lid", opinó Seijias, quien formó parte de la reestructuración de la Federación local en los noventa como instructor.
Seijas también subrayó que la cifra de $100,000 al año es una aportación razonable para invertir en los equipos nacionales.
Sin embargo, Afanador sostiene que con un poco de más de presupuesto, Puerto Rico puede brillar aún más en el tenis de mesa. "Ya ustedes vieron cómo unas chicas se levantaron y dieron todo por el todo. Claro está, con un poquito de ayuda que nos puedan dar, podemos alcanzar cosas mejores. Hasta el momento, todos estamos dedicando todo el entusiasmo, amor, ganas y disciplina para que esto siga siendo un trampolín para poder mejorar nuestra situación de juego" , dijo Afanador.