Domingo, 22 de Septiembre de 2019

Familia Stipicic: la resistencia en contra del yacimiento carbonífero en Magallanes

ChileEl Mercurio, Chile 22 de septiembre de 2019

Los hermanos formaron la agrupación "Alerta Isla Riesco" para hacer frente a la minera que ayer recibió un nuevo resultado adverso en el proyecto Tronaduras.

Los hermanos Stipicic Escauriaza: Ana, Javiera y Gregor, son parte de una tradicional familia de estancieros de la Región de Magallanes y, en específico, de Isla Riesco. Su propiedad, la estancia "Anita Beatriz", de 750 hectáreas, colinda con los terrenos en donde la minera que replica el nombre de la isla, de propiedad de Von Appen y Angelini, proyectó cinco yacimientos de carbón sub-bituminoso. Desde principios del año 2010, se han convertido en uno de los pilares de la resistencia en contra de Mina Invierno. Su punto de encuentro: "Alerta Isla Riesco", una agrupación ciudadana conformada con el propósito de proteger la isla ante la "megaminería a cielo abierto de carbón", como señalan en su página web.
Gregor, el menor del clan, fue el que vivió en primera persona la instalación y los cambios en las operaciones de Mina Invierno. Desde el 2006, habita permanentemente en la estancia, lugar al que arribó tras la muerte de su padre. Sus hermanas, Ana y Javiera, trabajan por el movimiento desde Santiago. La primera, actualmente es la vocera, mientras que la segunda maneja las comunicaciones de la agrupación.
Pero el camino no ha sido fácil. A poco de comenzar, empezaron a surgir cuestionamientos sobre su posición, por haber mantenido relaciones comerciales con la minera. La controversia se mantiene hasta el día de hoy. De hecho, desde el Sindicato Minera Invierno, a través de Macarena Hernández, sostienen que el actuar de los Stipicic es ambiguo: "Desde la fase de exploración arrendaron (la familia Stipicic) sus terrenos para que el personal de búsqueda se hospedara ahí. Ellos cortaron relaciones en el momento en el que no se les compran los terrenos".
La familia rechaza las acusaciones, a la vez que explica que jamás tuvo ningún nexo con Mina Invierno. El error, aclaran, se debe a que en el lapso 2006-2007, prestaron servicios de alojamiento para geólogos a Empresas Copec. "Hemos sido hostigados con este tema desde un inicio; se ha transformado en un lugar común con bases erradas y que a nadie le interesa aclarar, ya que es lo único negativo que tienen para decir de la familia", enfatiza Javiera Stipicic.
Reacciones tras el fallo
Luego de la resolución del Tribunal Ambiental de Valdivia, el clan reconoce una alegría absoluta tras lo que denominaron como "unos meses muy duros". La empresa todavía tiene opciones de recurrir a instancias superiores para revertir el fallo. Los Stipicic seguirán hasta el final con su cruzada, afirman.
Diego Lillo, abogado de la Fiscalía Ambiental (ONG), sostuvo tras el anuncio que "el proyecto original, no consideró el impacto que tenía sobre el componente paleobotánico. Supuestamente, encontró dicho componente después, ya iniciada la operación y, con esa información de seguimiento se intentó convalidar una línea de base que nunca existió". El jurista recalcó que, sin línea de base es imposible predecir los impactos que pueda tener el proyecto.
Por último, Ana Stipicic criticó a la empresa, ya que en los años de litigio jamás impulsó planes preventivos que disminuyeran el efecto de una posible reducción de operaciones. Además, agregó que el fallo da cuenta de prácticas no excepcionales, como "la aprobación de proyectos sin la información suficiente que permite predecir o descartar impactos".
Cruzada
Hace nueve años los hermanos Stipicic lideran la agrupación ciudadana "Alerta Isla Riesco" en contra de Mina Invierno.