Domingo, 22 de Septiembre de 2019

L

ColombiaEl Tiempo, Colombia 22 de septiembre de 2019

¿Qué falta para la adopción masiva de vehículos eléctricos?
LAURA CAMILA PINILLA - REDACCIÓN TECNÓSFERA @LauraCamilaPin
Los carros que en lugar de gasolina utilizan energía eléctrica para funcionar traen consigo la promesa de calles más limpias y la reducción de emisiones que contaminan el aire

¿Qué falta para la adopción masiva de vehículos eléctricos?
LAURA CAMILA PINILLA - REDACCIÓN TECNÓSFERA @LauraCamilaPin
Los carros que en lugar de gasolina utilizan energía eléctrica para funcionar traen consigo la promesa de calles más limpias y la reducción de emisiones que contaminan el aire. En Colombia se han adquirido solo 3.167 carros eléctricos desde 2011. De esta cifra, 1.421 son 100 por ciento eléctricos (BEV); 1.120, híbridos (HEV), y 626, híbridos enchufables (PHEV); los dos últimos usan también gasolina. Sin embargo, la representación de este tipo de vehículos en el parque automotor está lejos de ser masiva. De los 22.874 automóviles nuevos matriculados en el país en julio de este año (según cifras de Fenalco), tan solo 203 son eléctricos. La adopción de estos carros, en su mayoría compatibles con nuevas tecnologías que optan por la automatización, podría favorecerse si su implementación vinculara varios sectores. Así lo apuntan expertos en la industria, para quienes las razones detrás de por qué los colombianos no optan por automóviles conectables son la precariedad en la infraestructura de carga y el elevado costo del carro. Darío Hidalgo, director del centro de investigación de movilidad Despacio, habló con EL TIEMPO sobre los vacíos y los requisitos para la masificación de los vehículos eléctricos. "Son tres elementos: sitios de carga en hogares y edificios; puntos de carga en parqueaderos privados, y electrolineras". De estas últimas, que son como la estación de gasolina para los automóviles de cargas eléctricas, solo existen cuatro en la capital colombiana. Tres de ellas son priorizadas para los 43 taxis eléctricos existentes en la ciudad, que transitan más de ocho horas diarias. Aunque hay 55 puntos de recarga instalados por la alianza Enel-Codensa en Bogotá, dicha red no suple por completo a los 1.146 vehículos eléctricos matriculados, según datos del Registro Único Nacional de Tránsito (Runt) hasta marzo de 2019. Paralelamente, Medellín recibirá en los próximos días 64 buses eléctricos BYD provenientes de China, que comenzarán a operar el 15 de noviembre. La administración local busca disminuir la emisión de 3.666 toneladas de CO2. Un aliado en el camino Necesidades como recargar el vehículo durante la noche o contar con una conexión superior a los 110 o 220 voltios en su vivienda se suman a la autonomía limitada del carro, la cual varía según la marca. Mientras que un Renault Twizy puede asegurar unos 55 kilómetros de autonomía, modelos como el Kia Niro, entre los más comprados, prometen hasta 250 kilómetros. Esas limitaciones se traducen en que el plan familiar de visitar un municipio cercano sea casi imposible. Ante la situación, Humberto Pasos, líder de la comunidad de ‘twizeros’ de Colombia, cuenta que el gremio de propietarios de vehículos eléctricos ha optado por crear un ‘Plan padrino’ que consiste en grupos de apoyo en momentos de urgencia. Si el carro se queda sin energía en la vía, a través de Facebook, el conductor podría encontrar una casa cercana para recargar. Cuestión de gobierno El pasado 11 de julio, el presidente Iván Duque sancionó la Ley 1964, que otorga beneficios especiales a quienes compren carros eléctricos. Algunos de los incentivos son la reducción en el pago de impuestos, la implementación de una revisión técnico-mecánica especial y la exención de pico y placa. No obstante la medida, no existe ningún proyecto concreto en infraestructura energética que garantice soluciones para los inconvenientes de carga.