Domingo, 22 de Septiembre de 2019

El Central reforzó su apuesta, pero consiguió planchar el tipo de cambio

ArgentinaLa Nación, Argentina 22 de septiembre de 2019

Estuvo activo para evitar que la divisa mostrara cambios y habría vendido unos US$60 millones

La estrategia oficial para planchar el dólar volvió a mostrar resultados ayer, aunque el Banco Central (BCRA) se vio obligado a reforzar sus ventas para lograrlo, algo que hará hasta que madure la norma que dispuso breves plazos a las liquidaciones de los exportadores. Fue en una jornada que dejó a su vez la menor pérdida de reservas en 10 días (cayeron US$405 millones) por las limitaciones impuestas a la demanda de divisas, que se combinó con un marcado descenso en el goteo de depósitos bancarios en dólares.
El billete se negoció en la plaza mayorista nuevamente con mínimas oscilaciones, estabilidad que cada vez que lució amenazada por presión de la demanda fue reforzada por posturas vendedoras cargadas en el sistema por la entidad que conduce Guido Sandleris. "Puso en oferta partidas progresivas de US$10 millones por un total de 100 millones con un centavo de diferencia en cada una", describió Fernando Izzo, de ABC Cambios. "Por segunda jornada consecutiva la autoridad monetaria participó en el desarrollo de las operaciones cambiarias con ventas que abastecieron la demanda y limitaron la evolución del tipo de cambio", coincidió Gustavo Quintana, de PR Cambios. A eso se sumaron, según confiaron varios operadores, posturas vendedoras del Banco Nación.
En el mercado estimaron que las ventas oficiales totales rondaron los US$110 millones, US$60 millones de los cuales habría aportado el BCRA de sus reservas, al cabo de una rueda en la que el volumen operado de contado llegó a los US$446,3 millones, subiendo 5% respecto de anteayer.
Todo el esfuerzo oficial estuvo destinado a lograr que el precio de la divisa cierre la jornada a $56,02 y $58,06 para la venta mayorista y minorista, respectivamente, lo que supone un aumento de 3 centavos y una baja de 43 centavos en cada caso.
El refuerzo oficial a la oferta de divisas se evalúa como temporal: solo hasta que la plena vigencia de las normas que obligan a liquidar a exportadores tengan plena vigencia, lo que debería comenzar a suceder desde el lunes. Para entonces, con un dólar que se mantendría en la plaza local, imaginan que la demanda de divisas debería aflojar levemente, ayudando a un repliegue del BCRA, que se enfocará en preservar o hasta reforzar su posición de reservas. Dicha tenencia registró ayer un nuevo retroceso de US$405 millones, lo que la dejó en US$51.744 millones brutos (estaban en US$66.310 millones antes de las PASO).
La estabilidad del tipo de cambio oficial elevó levemente la brecha con el resto de los tipos de cambio, toda vez que el dólar bolsa (MEP) cerró a un promedio de $60,05 y el "contado con liquidación" fue de $60,65 a $61,15 según el activo usado para el arbitraje.
El que aflojó fuerte fue el dólar paralelo, que cayó de $62 a $59, lo que algunos adjudicaron a la presión vendedora de quienes compraron dólares por el canal oficial a menor precio y buscaron hacer la diferencia en pesos descargándolos en "cuevas" o entre "arbolitos".