Domingo, 13 de Octubre de 2019

"Estamos trabajando para el próximo año quedar plenamente en un modelo de cuatro partes"

ChileEl Mercurio, Chile 13 de octubre de 2019

Están con varios proyectos al mismo tiempo en el banco estatal. Invirtiendo $13 mil millones en nuevas oficinas y en remodelar otras, y también en el lanzamiento de una cuenta vista con línea de sobregiro y tarjeta de crédito, un producto a medio camino entre cuenta RUT y cuenta corriente.

Juan Cooper se para intempestivamente tres veces en esta conversación. El gerente general de Banco Estado, primero, va raudo a buscar su billetera para mostrar la cuenta RUT con chip y Visa para compras internacionales que ya tienen 3 millones de los 11 millones de clientes con tarjetas activas. Luego, se levanta a buscar su teléfono para mostrar la nueva aplicación del Banco y después, para mostrar la máquina de CompraAquí, su propio POS con el que le compiten a Transbank.
Es que el ex gerente general de CrediChile se nota entusiasmado desde que arribó al banco en abril del año pasado. Este es un banco con un rol social, recalca varias veces durante la entrevista, casi como un mantra. "La inclusión financiera antes era solo el acceso a un producto, ahora estamos haciendo una solución más bien integral de nuestros clientes. No solo que tengan la cuenta RUT, sino la posibilidad de una cuenta corriente, un seguro, un crédito", dice.
Como una forma de atender integralmente, explica, lanzarán en octubre un nuevo producto. Se trata de una "cuenta Pro", como se conoce internamente, y que será una cuenta vista, pero con línea de sobregiro, además de una tarjeta de crédito. Estará a medio camino entre una cuenta RUT y una cuenta corriente, pero con muchos menos trámites para abrirla. Además, podría tener costo cero si es que, por ejemplo, se deposita allí el sueldo y se hace un mínimo número de compras al mes.
"La moda de nuestros clientes tiene ingresos de $500 mil, pero tienen necesidades igual que los de mayores ingresos, de compra de bienes durables, de mejora de la casa, de poder acceder a una casa propia, hacer sus compras no solo en efectivo", asegura el ejecutivo.
Otro de los planes en los que están enfocados en el banco estatal es abrir sucursales. Sí, porque a diferencia de gran parte de los bancos, en el Estado no están cerrando oficinas. El año pasado inauguraron siete nuevas oficinas, y van a abrir 20 nuevas entre 2019 y 2020, en localidades que tienen otros bancos y otras que no, porque esta entidad es el único banco en 134 comunas de Chile. Algunas de las sucursales que abrirán serán en Pemuco, María Pinto, Catemu, Pelarco, además de ServiEstado en San Pedro de Atacama y Bajos de Mena.
"Vamos en un sentido contrario. La banca ha cerrado cerca de 120 sucursales desde el 2010, fundamentalmente en las divisiones de consumo, y nosotros tenemos que hacernos cargo también de esas personas que hoy día quedaron sin acceso", explica Cooper.
En paralelo, van a remodelar 50 oficinas el próximo año. Entre las nuevas ubicaciones y las remodelaciones, destinarán más de $13 mil millones.
Modelo de cuatro partes: "Una vez que lo tengamos, definiremos qué vamos a hacer con nuestra participación en Transbank"
Uno de los productos estrella que tiene el banco es CompraAquí, una POS que se adquiere una sola vez, por la que no se paga arriendo mensual, y que utilizan masivamente pymes de uso esporádico. Basta darse una vuelta por Lastarria para ver a los artesanos utilizando la máquina que se conecta a un teléfono y que recibe todas las tarjetas de débito y crédito. Algo similar ocurre en los cerros de Valparaíso o en algunos taxis. Hasta ahora, llevan vendidas 43 mil máquinas, y esperan terminar en 50 mil hacia fines de año. Por ahora, pagar con cuotas no se puede en CompraAquí, pero el otro año, adelanta Cooper, ya debería estar operativa dicha funcionalidad.
Otra de las innovaciones que están empleando en medios de pago es pagar con el celular directo a través de aplicaciones. Por ejemplo, se asociaron para que las aplicaciones de Gasco, Copec y Shell acepten el pago de la cuenta RUT directo desde el móvil.
Y es que en el banco decidieron hace varios meses entrar a competirle directo al líder, Transbank. "Estamos trabajando para el próximo año quedar plenamente en un modelo de cuatro partes. Eso es importante, porque nos va a permitir una mayor competencia, una mayor alternativa. Mientras se desarrolla la interoperabilidad, una parte del proceso lo realiza Transbank. Cuando estemos en el modelo de cuatro partes, ese procesamiento lo vamos a hacer nosotros", afirma Cooper.
Por lo mismo, fueron invitados a las mesas de trabajo que tiene instaladas el Ministerio de Hacienda para hacer realidad el modelo de cuatro partes en el país. "Tenemos 11,5 millones de clientes de cuenta RUT, con esa experiencia aportamos en la interoperabilidad, que es un proceso muy importante para que puedan operar los distintos actores. Es un elemento que nosotros vamos a dejar concluido de aquí a diciembre, máximo enero 2020", asegura el ejecutivo. Y da más detalles. "Hoy si un tercero quiere hacer un modelo de cuatro partes, tiene que interconectarse con todos los bancos además de la marca. Nosotros estamos poniendo esa conexión en todas nuestras tarjetas de débito y crédito, de manera que ese modelo de cuatro partes pueda ser implementado por un tercero, cualquiera sea".
En particular, sobre la participación de 8% que tienen en la propiedad de Transbank, Cooper dice que no han decidido finalmente si se quedan o se van. "Estamos trabajando en desarrollar el modelo de cuatro partes, y una vez que lo tengamos, y dado que este es un proceso aún no del todo maduro, definiremos qué vamos a hacer con nuestra participación en Transbank", explica.
Solicitudes de refinanciamiento se han incrementado 10% a 12%
Así como todo el mercado, en Banco Estado están aprovechando con todo la baja de tasas de interés, que esta semana se conoció que marcó un nuevo récord al llegar a 2,19% en hipotecarios en la semana del 8 al 15 de agosto.
"En banca minorista estamos creciendo 8% real en colocaciones de consumo. Hay clientes que estaban en el mercado informal o en alguna de las divisiones de consumo que se han cerrado, y los hemos empezado a atender nosotros", dice Cooper.
Además, en hipotecarios, las solicitudes de refinanciamiento están a la orden del día y se han incrementado entre 10% y 12%, mucho más alto que la tasa normal, explica el ejecutivo.
Por lo mismo, crearon el formato "hipotecario exprés", que consiste en que si el cliente actual del banco quiere refinanciar su crédito, firma un documento y es el banco el que se encarga de todo el proceso, conllevando menores costos y tiempo empleado por el cliente para refinanciar en el mismo banco. "Nosotros nos encargamos del proceso", reitera Cooper.
Sobre el proyecto de portabilidad financiera anunciado por Hacienda hace unas semanas, y que hará más sencillo y económico migrar de un banco a otro una deuda, Cooper alaba la propuesta. "Cuando esté, bienvenido, porque va a estimular más la competencia. Es una mejora a la sociedad y a los clientes", dice.
Vamos en un sentido contrario. La banca ha cerrado cerca de 120 sucursales desde el 2010, fundamentalmente en las divisiones de consumo, y nosotros tenemos que hacernos cargo también de esas personas que hoy día quedaron sin acceso".
Si la ley efectivamente faculta a que instituciones como las AGF puedan realizar y ser parte de la administración de ese 4%, nosotros estamos absolutamente disponibles, porque entendemos que uno de nuestros objetivos, cuando hablamos de inclusión financiera, es el de la protección social de nuestros clientes".
Gestión del 4% de cotización: "Estamos absolutamente disponibles"Desde el año pasado que lo han definido. El banco sí quiere estar en el ahorro previsional de los chilenos. Hoy lo hace a través de los 300 mil clientes que tienen en Ahorro Previsional Voluntario, liderando como institución en el número de clientes en dicha industria. El paso siguiente, si es que lo permite la reforma previsional en tramitación -que abrirá a gestores de fondos el 4% adicional de cotización-, podría llevar a la AGF del banco a entrar en ese negocio.
"Lo primero que estamos esperando es cómo se define la ley. Si la ley efectivamente faculta a que instituciones como las administradoras generales de fondos puedan realizar y ser parte de la administración de ese 4%, nosotros estamos absolutamente disponibles, porque entendemos que uno de nuestros objetivos, cuando hablamos de inclusión financiera, es el de la protección social de nuestros clientes", explica Cooper.
Otro de los temas que los tiene esperando es la definición de los parámetros que entregue la Comisión para el Mercado Financiero de los niveles de reservas que deberán tener al implementarse Basilea III y que, según distintas proyecciones, haría que el banco estatal necesite de unos US$ 1.500 millones para alcanzar los estándares.
"Estamos en plenas consultas en la CMF. Estamos evaluando los distintos escenarios, tenemos un equipo trabajando activamente en ello, evaluando cada uno de los puntos de la nueva ley y sus respectivas implicancias", dice.
Por ahora, el ejecutivo dice que no han decidido si pedirán en esta elaboración de Presupuesto 2020 una capitalización específica para Basilea a su accionista, el Estado. "Eso está en desarrollo. Nosotros estamos tratando de ser mucho más eficientes, y creemos que un elemento importante es una co-capitalización basada en la labor que se ha hecho en términos de la mejora de eficiencia del banco", explica Cooper.
Ahora, están abiertos a todas las alternativas para capitalizar, lo que incluye bonos perpetuos. "Tenemos que entender primero cuáles van a ser los requerimientos de capital para posteriormente definir cuáles son las estrategias a seguir", agrega.
En ese esfuerzo por austeridad y eficiencia, el banco este año estuvo en el centro de la polémica por recortar el presupuesto destinado a financiar el cine chileno. Sobre ese caso en particular, dice que prefiere no referirse, porque "hay distintas opiniones respecto a eso", pero sí explica que "nosotros tenemos un plan de eficiencia, y este plan nos ha permitido pasar de niveles de eficiencia de 63 puntos en diciembre de 2017 a 55 puntos a junio de 2019. Esto es un esfuerzo importante hecho por todos los trabajadores del banco, y esto ha sido en función de cuidar, de hacer mejores negociaciones, de ser más eficientes, mejorar nuestros procesos, digitalizar algunos que eran manuales", dice.
Ciberseguridad: prohibición del uso de USB y de abrir correos personales en computadores institucionalesUno de los temas que atraviesa las prioridades de todos los bancos locales es la ciberseguridad, luego de una serie de vulnerabilidades que se han ido revelando en el último tiempo.
"Como país, nos hemos tomado en serio este tema. El hecho de nombrar una persona encargada de ciberseguridad a nivel nacional (Mario Farren), es una demostración de que efectivamente el Gobierno está preocupado de esto", dice Cooper.
En el BancoEstado, explica, han invertido cerca de $20 mil millones en distintas medidas de ciberseguridad, pero han enfocado sus esfuerzos en educar a sus clientes y a sus propios trabajadores, prohibiendo -por ejemplo- abrir sus correos personales en los computadores institucionales, así como bloquear completamente el acceso a unidades USB en los equipos.
"Estamos trabajando en llegar al nivel de detectar si el cliente está transfiriendo desde el aparato que lo hace usualmente o si es uno nuevo, para emitir alertas", detalla el ejecutivo.
Sobre la misma área, Cooper se refiere al proyecto de fraude bancario que avanza en el Congreso y que hará que los bancos devuelvan un monto de los dineros, en caso de un eventual robo desde la cuenta del cliente.
"Lo importante es que haya un equilibrio. Primero, que las instituciones financieras resguarden apropiadamente sus canales, la información de los clientes. Eso es responsabilidad de los bancos, de no tener puntos críticos que permitan que nuestros clientes puedan ser víctimas de clonaciones, fraudes o phishing. Pero también hay deberes y derechos. Y si bien es cierto que nuestros clientes tienen todo el derecho de utilizar sistemas y canales seguros, también tienen el deber de cuidar sus datos personales, de no entregarlos a cualquiera", dice el ejecutivo.
Una de las medidas que ha tomado la banca es limitar el monto que se transfiere a cuentas nuevas, y son varios los que han puesto mayores barreras a las cuentas RUT, por ser las principales receptoras de dineros provenientes de fraude. Tener ese trato, no les complica, dice Cooper. "En general, el 80% de los fraudes se produce en la primera transferencia de un nuevo destinatario, entonces en la medida que podamos reducir ese fraude, permite dar una mayor garantía a nuestros clientes de que terceros no hagan un mal uso de su dinero. Nosotros también estamos aplicando limitaciones", dice.