Jueves, 14 de Noviembre de 2019

Egan, tercero en Lombardía, su octavo podio del año

ColombiaEl Tiempo, Colombia 14 de noviembre de 2019

la carrera, que se disputó sobre 245 km, la ganó bauke mollema, y alejandro valverde venció al colombiano en el embalaje

la carrera, que se disputó sobre 245 km, la ganó bauke mollema,

y alejandro valverde venció al colombiano en el embalaje.
Bauke Mollema (5 h 52 min 59 s) ganó el Giro de Lombardía, el último de los cinco ‘monumentos’ del año, luego de un recorrido de 245 kilómetros, en el que Egan Bernal firmó con su tercer lugar un año sensacional, mientras que el español Alejandro Valverde fue segundo, ambos a 16 segundos. Mollema se escapó a 18 kilómetros del final y nadie lo pudo agarrar, no obstante los intentos de los que lo perseguían. Los colombianos hicieron una buena competencia. El que mejor estuvo fue Egan Bernal, quien se mantuvo en el lote principal, que en los últimos 21 kilómetros se hizo más pequeño. Alejandro Valverde intentó irse a falta de 19 km para la meta, pero fue controlado. Después fue Bauke Mollema quien se escapó, y Pierre Latour salió por él. El ritmo, tanto adelante como atrás fue endemoniado. El holandés Mollema llegó a tener 30 segundos de ventaja, pero el grupo le dio largas y se hizo inalcanzable. Primoz Roglic siempre se mantuvo atento, mientras que Bernal corrió esta vez distinto, a la defensiva y esperando su momento para lanzar el ataque e ir por la victoria. El esloveno fue el que arrancó primero, pero fue alcanzado. Luego, Egan salió, pero fue controlado por Michael Woods y Valverde. En esos instantes de la competencia, la lucha fue tremenda. Mollema se hizo inalcanzable no solo por su fuerte pedaleo, sino porque atrás comenzaron a mirarse, a ver quién perseguía, no se pusieron de acuerdo, y eso le sirvió para que el corredor del Trek aumentara la diferencia y definiera la carrera a su favor. "Para ser sincero, no pensé estar en el podio en esta competencia, pero estar es algo muy grande para mí. En el primer ‘monumento’ y ser tercero, pues me hace muy feliz. Además, el año ha sido sensacional", dijo Bernal. Y agregó: "Bauke abrió un hueco enorme, fue el mas fuerte y lo demostró. Hoy, lo que más importa es el podio que he conseguido en esta carrera grande". "Una vez fue pasando la carrera me di cuenta de que podía pelearla y nos pusimos en esa tarea. Mollema se fue en plena cima y fue complicado. Roglic intentó cerrar el hueco, pero no se pudo", señaló el colombiano. "No estoy acostumbrado a esta clase de carreras y paso trabajos, pero tengo 22 años y puedo mejorar", concluyó el pedalista de Cundinamarca. Valverde, a sus 39 años, fue segundo, y terminó un año bueno para él y para su equipo. "Tengo un sabor agridulce. Tenía piernas para algo más, que lógicamente es la victoria. Tras el ataque de Mollema ha faltado entendimiento atrás. Es un justo vencedor", señaló el español. La carrera se caracterizó por una escapada grande que llegó a tener cinco minutos de diferencia sobre el lote principal en los kilómetros iniciales. En ese grupo estaban Fausto Masnada, Davide Ballerini, Cesare Benedetti, Rémi Cavagna, Marco Marcato, pero cuando los intereses de los favoritos surgieron fueron capturados. Con este tercer lugar ayer, Bernal logró su octavo podio de la temporada, entre los cuales se encuentran los títulos de París-Niza, Vuelta a Suiza, Tour de Francia y Giro del Piemonte. Colombia, de esta forma, consiguió su octavo podio en esta carrera de un día, tras el título de Esteban Chaves en el 2016 y el tercer lugar en esa ocasión de Rigoberto Urán, que además fue tercero en 2012 y 2008. Egan cierra el año competitivo oficial con este podio, pero aún le queda una competencia, la del 27 de octubre en el Critérium de Saitama, en Japón. La cita promocional es organizada por los dueños del Tour de Francia. En esta, el colombiano pedaleará la lado de Chris Froome, quien reaparecerá, tras el accidente que sufrió en el Critérium Dauphiné y que lo obligó a pasar en varias ocasiones por el quirófano. En Japón, además de Bernal y Froome, también estarán Valverde y el francés Romain Bardet, campeón de la montaña del Tour.