Martes, 18 de Febrero de 2020

Almirón y Holan corren con ventaja para asumir en la UC, mientras Quinteros quiere llevarse a cuatro cruzados

ChileEl Mercurio, Chile 18 de febrero de 2020

En la carpeta del club aparecen dos viejos candidatos a la banca. Ambos argentinos están sin trabajo, lo que facilita cualquier negociación. El ex DT del campeón, en tanto, tiene en mente trabajar en Xolos con Dituro, Pinares, Aued y Puch.

En San Carlos de Apoquindo se cruzan los sentimientos tras la partida de Gustavo Quinteros. Por un lado, reconocen que la dirigencia realizó un "esfuerzo importante" para evitar su partida, ofreciéndole un buen aumento de sueldo y dos años de contrato. "Pero en México ganará tres veces lo que recibía en Chile... Es imposible competir en esas condiciones", detallan.
Por otro lado, aparece la lógica incomodidad de salir al mercado a buscar un reemplazante, tal cual sucedió hace exactamente un año, cuando Beñat San José eligió partir tras bajar la estrella 13.
La danza de nombres comenzó apenas Quinteros informó de su salida. Y los currículums de muchos aspirantes ya están en la oficina de José Buljubasich, el gerente deportivo responsable de las negociaciones.
Jorge Almirón -por ejemplo- es uno de los postulantes a la banca del campeón. El argentino acaba de ser cesado de Al Shabab, club del fútbol árabe, y a su círculo íntimo le manifestó su deseo de estar en los planes de la UC. Eso sí: también ha sido sondeado por Godoy Cruz de Mendoza.
Ariel Holan es otra carta: en diciembre pasado formó parte de la terna junto a Quinteros (el elegido) y Alfredo Arias (quien posteriormente arribó a la U y fue despedido en cosas de meses), y a su favor está el haber conquistado la Sudamericana de 2017 con Independiente. Martín Palermo es otro de los que figura en el listado, pero no es del total agrado de "Tati".
Igual que Almirón, Holan y "Titán" no tienen relación contractual con ninguna institución.
Eduardo Domínguez también es un nombre conocido en la precordillera. Su último club fue Nacional de Uruguay, elenco que lo cesó a mediados de año.
La opción de Darío Sala, ayudante de Quinteros, se escuchó ayer en San Carlos. La dirigencia sostiene que sería una apuesta muy atrevida de jugar, considerando que habrá Copa Libertadores y, ahora sí, la UC no quiere morir en la fase de grupos como ha sucedido en las ediciones de 2017 y 2019.
La partida de Quinteros, sin embargo, podría no ser la única. Esto, porque el estratega transandino tiene en mente potenciar su nueva institución, los Xolos de Tijuana, con varios futbolistas de la Católica. Y los mexicanos están dispuestos a meterse la mano al bolsillo.
Las peticiones del argentino están más o menos claras: Matías Dituro, César Pinares, Luciano Aued y Edson Puch. Los tres primeros tienen contrato vigente con Universidad Católica, en tanto la carta del atacante pertenece a Pachuca hasta mediados de 2020.
De concretarse los deseos de Quinteros, ahí sí que el bicampeón de Chile entraría en problemas, pues perdería buena parte de la columna vertebral que tantas alegrías dio.